Fiat Chrysler Automobiles (FCA) retiró anoche su propuesta de formar una alianza con Groupe Renault. Durante todo el miércoles, la automotriz francesa había mantenido reuniones en Francia, para analizar la propuesta matrimonial.

Se trató de un romance que duró apenas diez días, entre el 26 de mayo y el 5 de junio. Sin embargo, fue tan fogoso que las chispas llegaron hasta la Argentina, donde Renault y Fiat enviaron cartas con información oficial sobre este incipiente compromiso de pareja, a toda su red de concesionarios (ver nota).

El motivo de la abrupta ruptura, que se conoció anoche, fue -como ocurre en muchos de estos casos- la familia política. FCA culpó al Estado francés, dueño de un influyente paquete accionario en Renault, por las trabas en las negociaciones.

"Ha quedado claro que actualmente no hay en Francia condiciones políticas para que una fusión de este tipo pueda avanzar exitosamente", declaró FCA en un comunicado (ver completo abajo).

Durante todo el día de ayer, el directorio de Groupe Renault había mantenido reuniones en Francia para analizar las posibles alternativas de este avance. Allí tuvieron un rol algo incómodo los representantes de Nissan, que conforman desde hace una década otra alianza con Renault.

Si bien la marca japonesa se mostró en todo momento dispuesta a llevar adelante "una relación abierta", los ojos de FCA siempre estuvieron puestos en Renault. Para los ítalo-americanos, Nissan-Mitsubishi era vista apenas como una chaperona, en su relación con el Rombo.

El interés original de Groupe Renault para lograr una alianza con FCA era poder acceder al gran mercado norteamericano, donde no tiene presencia desde hace décadas. FCA, por su parte, estaba interesada en los desarrollos de Renault en materia de autos eléctricos.

El romance, fugaz, llegó a su fin.

C.C.
Ilustración: The New York Times

***

Comunicado de prensa de FCA FCA retira la propuesta de fusión elevada al Groupe Renault

El Consejo de Administración de Fiat Chrysler Automobiles N.V. ("FCA") (NYSE: FCAU /MTA: FCA) se reunió esta tarde bajo la presidencia de John Elkann y decidió retirar inmediatamente la propuesta de fusión elevada al Groupe Renault.

FCA sigue firmemente convencida de la estricta lógica evolutiva de una propuesta que recibió un amplio reconocimiento desde el momento en que se formuló y cuya estructura y condiciones fueron cuidadosamente equilibradas para asegurar beneficios sustanciales para todas las partes. Sin embargo, ha quedado claro que actualmente no hay en Francia condiciones políticas para que una fusión de este tipo pueda avanzar exitosamente.

FCA expresa su sincero agradecimiento a Groupe Renault, en particular a su Presidente,a su Director General y a los socios de la alianza, Nissan Motor Company y Mitsubishi Motors Corporation, por su compromiso constructivo con todos los aspectos de la propuesta de FCA.

FCA continuará persiguiendo sus objetivos implementando su propia estrategia independiente.