Las terminales automotrices agrupadas en Adefa le encargaron a la consultora Abeceb (fundada por el actual ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica) un estudio sobre las perspectivas de la industria local hacia el año 2030.

El informe, que ayer publicó en exclusiva el diario Ámbito Financiero, hace hincapié en los mayores costos de producción que persisten en la Argentina. A pesar de la devaluación del peso, según Abeceb, fabricar un mismo auto en nuestro país es mucho más caro que hacerlo en México o Brasil.

Mientras en la Argentina ese modelo tiene un costo de 15.900 dólares, en Brasil demanda 12.700 dólares y en México apenas llega a los 9.600 dólares.

El informe de Abeceb recomienda a la industria automotriz argentina poner el foco en la especialización, redoblando la apuesta por la producción de pick-ups y arriesga que el futuro pasará por la fabricación de pick-ups híbridas. Hasta ahora, sólo Toyota Argentina anunció que tiene planes para producir una Hilux Hybrid (leer más).

***

Nota del diario Ámbito Financiero Según un estudio de ADEFA, fabricar un auto en Argentina es mucho más caro que en otros países de la región.

Por Horacio Alonso

El estudio elaborado por ADEFA vuelve a detenerse en el tema de competitividad, al igual que el informe de Bain & Company del 2017. Según un ejemplo comparativo, el costo de salida de fábrica de un auto en la Argentina es de u$s 15.900 (ver cuadro aparte).

En Brasil, un vehículo equivalente tiene un costo de fabricación de u$s 12.700 mientras que en México baja a u$s 9.600. Con las propuestas planteadas en el trabajo de la consultora ABECEB, el costo de un 0 km fabricado en alguna de las terminales del país podría bajar a u$s 14.600.

Todavía estaría por arriba de los valores que manejan los otros países que fabrican autos en la región pero se aproximaría a sus niveles. Las escalas de producción también son diferentes. En la Argentina el promedio es de 36.546 unidades por modelo. Podría crecer a 73.092 unidades si se introducen los cambios propuestos. En Brasil, la escala promedio es de 134.278 unidades, en tanto en México llega a 167.869 vehículos.

El trabajo hace un ejercicio teórico, imaginando a México con los niveles de costos de producción que hay en la Argentina. En ese caso, un 0 km fabricado en ese país pasaría de un precio de salida de fábrica de u$s 9.600 a u$s 13.800.

Esto explica las dificultades de la Argentina para ganar mercados de exportación fuera de mercado como el brasileño.

Servicios de movilidad

Si algo le faltaba al duro presente del sector automotor, es un futuro amenazante. Eso surge de un estudio reservado al que tuvo acceso Ámbito Financiero en el que la asociación que agrupa a las terminales (ADEFA) se plantea el escenario de esta industria hacia el 2030.

El trabajo abarca distintos temas, desde escalas de producción, cambios de tecnologías, apertura económica, especialización y nuevas formas de movilidad.

La conclusión: el sector deberá encarar una fuerte reestructuración para sobrevivir. También, es cierto, es un momento de oportunidades. El informe, denominado ADEFA: Visión estratégica (2020-2030), fue elaborado por la consultora ABECEB, que dirigía hasta su ingreso a la función pública el actual ministro Dante Sica.

Uno de los puntos más importantes, es el cambio del negocio automotor.

Para el 2030, ADEFA estima que 22% de los ingresos de las automotrices provendrán de nuevos servicios de movilidad. Según la entidad, este cambio será el más importante de los últimos 100 años y será una “disrupción inédita”. Esto ya se está percibiendo con la aparición de sistemas de alquiler de autos y carsharing.

En una parte del trabajo se plantea una nueva agenda integral con 15 oportunidades en 7 programas.

Entre ellos se destaca uno de los segmentos en los que la Argentina podría mostrar fortaleza que es en el desarrollo de pickups híbridas. Para eso estiman que de un total de entre 450.000 y 600.000 unidades que se podrían producir en 2030, unas 45.000 serían híbridas.

También favorecer el desarrollo de nuevas formas de energía para movilidad con cambios de normativas e inversión en infraestructura. Estiman que al final de la próxima década, entre 5% y 10% de las ventas de vehículos livianos sean con motorización eléctrica. En este caso, también se destaca la apuesta a baterías de litio para vehículos pesados, lo que podría generar inversiones de hasta u$s500 millones y 1.000 puestos de trabajo.

Se plantea la necesidad de incorporar seguridad y conectividad en los vehículos de producción nacional ante el riesgo de perder capacidad exportadora. El sector podría recibir inversiones por u$s800 millones en este campo.

En el período 2016/2020, el sector está recibiendo unos u$s5.000 millones. Se estima que en el lustro entre 2025/2030 estiman que podrían llegar otros u$s5.000 millones. Sin embargo, el estudio señala que de aplicarse las propuestas (que denominan “efecto Agenda”) el número podría crecer hasta u$s7.000, es decir unos u$s2.000 millones adicionales.

Alerta por el sobredimensionamiento del sector autopartista: 400 empresas en la Argentina contra 446 en Brasil y 511 en México. Esto provoca baja escala y capacidades insuficientes. La reestructuración del sector, mediante inversiones de u$s1.200 millones, mejora en costos de 8% a 12%.

La forma de vender los autos cambiará en pocos años. El informe alerta por el ingreso de nuevos jugadores. Esto se considera una “amenaza” para las terminales. Los canales digitales ganarán participación en todos los segmentos. Estiman que 15% de las ventas serán online.

El efecto de los cambios propuestos permitiría hacer crecer la producción en 960.000 unidades, la escala promedio en 45.000 0 km y generar 100.000 puestos de trabajo.

***

Pese a la devaluación, fabricar autos en Argentina sigue siendo más caro que en Brasil y México
Click en las imágenes para ampliar.

***

Pese a la devaluación, fabricar autos en Argentina sigue siendo más caro que en Brasil y México

***

Pese a la devaluación, fabricar autos en Argentina sigue siendo más caro que en Brasil y México

***

Pese a la devaluación, fabricar autos en Argentina sigue siendo más caro que en Brasil y México

***

Pese a la devaluación, fabricar autos en Argentina sigue siendo más caro que en Brasil y México

***

Pese a la devaluación, fabricar autos en Argentina sigue siendo más caro que en Brasil y México

***

Pese a la devaluación, fabricar autos en Argentina sigue siendo más caro que en Brasil y México

***

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com