El viernes pasado, el presidente Mauricio Macri publicó un decreto que puso en igualdad de condiciones a los importadores de autos y a las terminales con fábricas radicadas en el país para poder ingresar con beneficios impositivos a la Argentina vehículos híbridos y eléctricos.

Hasta ahora, y por medio de un lobby de las fábricas agrupadas en Adefa, esta reducción arancelaria beneficiaba sólo a las marcas con fábricas en el país, por más que los vehículos con energías alternativas no fueran de producción local, sino importados.

Cidoa, la cámara que agrupa a los importadores, también hizo un lobby ante el Gobierno y logró las mismas condiciones que Adefa: 5% de arancel para importar autos híbridos (en lugar del 35% habitual) y 2% para los eléctricos.

Las terminales de Adefa, a pesar de la exclusividad con la que contaron durante dos años, mostraron poco interés en difundir estas nuevas tecnologías. Apenas Mercedes-Benz, Renault y Toyota/Lexus lanzaron modelos híbridos o eléctricos a la venta. En el segundo semestre se sumará Nissan, con el Leaf (ya en preventa).

Los importadores de Cidoa aseguran que, con esta medida, "habrá en Argentina oferta de autos eléctricos e híbridos a precios alineados con los internacionales" (ver comunicado completo acá abajo).

Las automotrices que forman parte de Cidoa y que impulsaron esta medida son las siguientes: Porsche, BMW, Alfa Romeo, Jaguar, Land Rover, Volvo, Mini, Mack, Isuzu, Suzuki, Subaru, Hyundai, Kia, BAIC, Foton, Chery, DFCK, Lifan, Jac, Geely, Great Wall, Haval y Changan.

El decreto de Macri destraba los planes de varios importadores, que tenían en carpeta numerosos lanzamientos de vehículos impulsados por energías alternativas: BMW (i3 e i8), Hyundai (Ioniq y Kona Electric), Kia (Soul EV y Niro Electric), Porsche (Cayenne Hybrid y Panamera Hybrid), Baic (EX260) y varios proyectos más de las marcas chinas.

Entre ellas, no hay que descartar a lanzamientos de Chery y JAC Motors, dos marcas chinas importadas por el Grupo Socma (familia Macri).

El decreto no realizó cambios con respecto a los beneficios que existen para las marcas que deseen ensamblar autos eléctricos o híbridos en la Argentina importando kits en formato CKD. Sin embargo, hasta el momento, ninguna automotriz lo aprovechó para producción local. Toyota Argentina es la única que, desde hace tiempo, viene anunciando la Hilux híbrida en Zárate (leer más).

***

Hugo Belcastro: “El Gobierno se comprometió a darle a los importadores un cupo para traer autos eléctricos”
La nueva conducción de la cámara de importadores (Cidoa) está integrada por: Federico Mayora Viñoly (Geely), Serafín Álvarez Tato (Chery, DFSK y JAC), Hugo Belcastro (Alfa Romeo, Isuzu, BAIC y Foton) y Ernesto Cavicchioli (Hyundai).

***

Comunicado de prensa de Cidoa Habrá en Argentina oferta de autos eléctricos e híbridos a precios alineados con los internacionales

El mercado automotriz argentino tendrá próximamente una mayor oferta que permitirá a los consumidores acceder a autos eléctricos e híbridos con estándar de tecnología, seguridad y de calidad de última generación a precios más alineados con los valores internacionales y una perspectiva de constante modernización.

Estas novedades se producirán a raíz de que el gobierno autorizó a las automotrices no radicadas a importar vehículos híbridos y eléctricos con idéntica alícuota arancelaria que las establecidas para las industrias con fábricas radicadas, lo cual implica un beneficio para los consumidores de autos con esa moderna tecnología que se verá reflejado en la calidad de la oferta y en los precios finales.

La medida fue adoptada mediante el Decreto 230/2019 publicado en la edición de hoy del Boletín Oficial, mediante el cual fue derogado el artículo 4° del Decreto 331/17 que restringía el beneficio a los autos importados por “las terminales automotrices autorizadas a operar como empresa terminal de la industria automotriz”.

El decreto lleva las firmas del presidente Mauricio Macri; el jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña y el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica. Actualmente el arancel aduanero de los autos eléctricos es de 2% y el de los híbridos de 5% en lugar del 35% que pagan el resto de los autos importados extrazona.

De esta manera Argentina incentiva la oferta de autos con las nuevas tecnologías tal como lo están haciendo otros países que ya han establecido fechas límite para la fabricación de autos a combustión a fin de estimular la producción y comercialización de los vehículos híbridos o eléctricos que son más amigables con el medio ambiente y también de mantenimiento más económico.

En la Argentina todavía el nicho del mercado es pequeño dado que el público aún debe terminar de conocer los beneficios de la tecnología.

En la Cámara de Importadores y Distribuidores Oficiales de Automotores (CIDOA) la medida fue recibida con satisfacción porque varios de los socios la aguardaban para avanzar con los trámites de homologación de vehículos de esas características.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com