El presidente Mauricio Macri firmó ayer un decreto que puso en igualdad de condiciones a los fabricantes de autos de la Argentina y a los importadores de vehículos, para tener los mismos beneficios impositivos a la hora de ingresar autos impulsados por energías alternativas.

Hasta ahora, esta ventaja arancelaria era exclusiva de las terminales con fábricas radicadas en el país, un logro del lobby de Adefa, que sin embargo aprovecharon pocas marcas en los últimos años: sólo Toyota, Renault y Mercedes-Benz lanzaron modelos híbridos o eléctricos a la venta, con este beneficio impositivo.

Los importadores agrupados en Cidoa venían reclamando el mismo beneficio arancelario. Sus argumentos se publicaron acá. A partir de este decreto de Macri, podrán ingresar autos híbridos pagando sólo el 5% del arancel aduanero (en lugar del 35% habitual) o eléctricos, tributando el 2% del arancel.

El decreto de Macri destraba los planes de varios importadores, que tenían en carpeta numerosos lanzamientos de vehículos impulsados por energías alternativas: BMW (i3 e i8), Hyundai (Ioniq y Kona Electric), Kia (Soul EV y Niro Electric), Porsche (Cayenne Hybrid y Panamera Hybrid), Baic (EX260) y varios proyectos más de las marcas chinas.

Entre ellas, no hay que descartar a lanzamientos de Chery y JAC Motors, las dos marcas chinas importadas por el Grupo Socma (familia Macri).

El cupo para importar vehículos con energías alternativas y beneficio arancelario rige desde 2017. Las estadísticas sobre el uso del cupo por parte de las diferentes marcas se publicó en esta nota.

El decreto no realizó cambios con respecto a los beneficios que existen para las marcas que deseen ensamblar autos eléctricos o híbridos en la Argentina importando kits en formato CKD. Sin embargo, hasta el momento, ninguna automotriz lo aprovechó para producción local. Toyota Argentina es la única que, desde hace tiempo, viene anunciando la Hilux híbrida en Zárate (leer más).

***

Publicación del Boletín Oficial Nomenclatura Común del Mercosur - Decreto 230/2019

Ciudad de Buenos Aires, 28/03/2019
VISTO el Expediente N° EX-2018-26853812-APN-DGD#MP, y
CONSIDERANDO:

Que mediante el Decreto Nº 331 del 11 de mayo de 2017 se establecieron alícuotas correspondientes al Derecho de Importación Extrazona para las posiciones arancelarias de la Nomenclatura Común del Mercosur (N.C.M.) para determinados vehículos automóviles híbridos, eléctricos y a celdas de combustible (hidrógeno), completos, tanto totalmente armados (CBU), como semidesarmados (SKD) y totalmente desarmados (CKD), por un plazo de TREINTA Y SEIS (36) meses, y para un cupo limitado de SEIS MIL (6.000) vehículos.

Que por el artículo 4º del mencionado decreto se estableció su alcance únicamente a las terminales automotrices autorizadas a operar como empresa terminal de la industria automotriz en los términos de la Ley N° 21.932 y sus normas modificatorias y reglamentarias.

Que, en ese sentido, por el artículo 3° de la citada Ley N° 21.932 y sus normas modificatorias y reglamentarias, se estableció que el Poder Ejecutivo Nacional podría autorizar la instalación de nuevas empresas terminales productoras de automotores o el cambio de titularidad de las existentes en actividad a la fecha de sanción de dicha ley, ya sea por venta, fusión de sociedades, absorción o asociación, previa evaluación y dictamen de la Autoridad de Aplicación.

Que mediante el artículo 40 de la Ley Nº 27.444 de Simplificación y Desburocratización para el Desarrollo Productivo de la Nación se derogó el artículo 3° de la Ley N° 21.932.

Que, a fin de maximizar los beneficiarios alcanzados por las alícuotas reducidas del Derecho de Importación para determinados vehículos automóviles híbridos, eléctricos y a celdas de combustible (hidrógeno), completos, tanto totalmente armados (CBU), como semidesarmados (SKD) y totalmente desarmados (CKD), establecidas por el Decreto Nº 331/17, resulta necesaria la derogación de la previsión dispuesta en el artículo 4° de esa norma.

Que la DIRECCIÓN GENERAL DE ASUNTOS JURÍDICOS del entonces MINISTERIO DE PRODUCCIÓN ha tomado la intervención que le compete.
Que el presente decreto se dicta en ejercicio de las facultades conferidas por el artículo 99, inciso 1 de la CONSTITUCIÓN NACIONAL.
Por ello,
EL PRESIDENTE DE LA NACIÓN ARGENTINA
DECRETA:

ARTÍCULO 1º.- Derógase el artículo 4º del Decreto Nº 331 del 11 de mayo de 2017.
ARTÍCULO 2º.- El presente decreto comenzará a regir a partir del día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial.
ARTÍCULO 3º.- Comuníquese, publíquese, dése a la DIRECCIÓN NACIONAL DEL REGISTRO OFICIAL y archívese. MACRI - Marcos Peña - Dante Sica
e. 29/03/2019 N° 20886/19 v. 29/03/2019
Fecha de publicación 29/03/2019