La Volkswagen T-Cross, que ya se lanzó a la venta en Brasil y se venderá desde mediados de año en la Argentina, será apenas uno de los modelos de una amplia gama de crossovers y SUVs que la marca alemana tiene planeados por nuestra región. Y acá no hablamos del Proyecto Tarek de Pacheco, sobre el que se informa en esta sección aparte.

Estos nuevos modelos de “estética aventurera” se fabricarán en Brasil, donde ya se produce la T-Cross. Se radicarán en la planta de São Bernardo do Campo, que ya produce los Saveiro, Polo, Virtus y T-Cross.

A partir de 2020, en ese establecimiento se producirá un cuarto modelo. Se trata del llamado Proyecto A0 CUV, que será una especie de “Polo aventurero”. Competirá contra los Ford Ka Freestyle, Chevrolet Onix Activ, Honda WR-V y otros modelos vendidos en Brasil, como el Hyundai HB20X. El CUV A0 reemplazará en la gama de Volkswagen al actual Fox Crossfox.

La idea de VW es apuntar a la receta del WR-V: un modelo con la misma plataforma del Fit, pero con una carrocería diferente. “No será un simple agregado de overfenders y barra sobre el techo”, informó una fuente consultada por la revista brasileña Quatro Rodas.

Para producir este modelo, VW necesitará el apoyo de la fábrica de Taubaté, que producirá algunas versiones del Polo y el futuro deportivo Polo GTS. Esta planta recibirá a otro nuevo modelo que VW está planeando. Se trata del Proyecto A0 SUV, que podría recibir el nombre comercial de T-Track.

Será una verdadera SUV, inspirada en el fallido VW Taigun (ver fotos), que se posicionaría por debajo de la T-Cross. La idea de la marca es competir contra las SUVs más pequeñas y económicas, muchas de las cuales llegan a Brasil procedentes de China. Su lanzamiento está previsto para fines de 2020.

Mientras la T-Cross tiene una distancia entre ejes de 2,65 metros (la misma del Virtus), la T-Track usaría la batalla del Polo (2,56 metros). Las motorizaciones serían las mismas de modelos ya conocidos en Brasil: 1.0 TSi de 128 cv y 1.6 16v de 110 cv. Habría caja manual de cinco marchas y automática, de seis velocidades.

En VW están convencidos de que el futuro de la industria automotriz marcha hacia una demanda cada vez más amplia de SUVs y productos con estética “aventurera”. Después de llegar tarde al segmento con la T-Cross, la marca alemana quiere recuperar el terreno perdido.

***

Mucho más que T-Cross: VW sigue sumando proyectos de SUV para fabricar en Brasil
El Proyecto A0 SUV podría llamarse VW T-Track y sería sucesor del fallido Proyecto Taigun.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com