La Aduana de Uruguay incautó durante el verano varios autos clásicos y de colección pertenecientes a visitantes argentinos. Esto ocurrió tras reforzar los controles para detectar a los vehículos que hayan permanecido en el país vecino más allá del tiempo autorizado para los autos ingresados por turistas.

Este plazo es de 180 días y ya era tradición que los argentinos con propiedades en Uruguay dejaran sus autos con patente argentina en esas residencias más allá de los seis meses permitidos. La sanción se aplica sobre el vehículo que permaneció en Uruguay más allá de ese plazo, sin importar las veces que el propietario haya regresado a la Argentina y vuelto a cruzar la frontera.

Los controles de la Aduana uruguaya, sin embargo, son selectivos. Las incautaciones conocidas se produjeron en la frontera de Fray Bentos – Puerto Unzué. No se conocieron casos, por ejemplo, de incautaciones entre los vehículos que hayan vuelto a la Argentina vía Buquebús.

La foto que se publica acá fue tomada en Fray Bentos la semana pasada y enviada a info@autoblog.com.ar por PabloS, paparazzo de Autoblog.

***

Uruguay incautó autos clásicos de coleccionistas argentinos
Fray Bentos: una Maserati, a la sombra.