Walter Steiner, CEO de Zanella, anunció que planea cerrar la planta de producción de motos en Mar del Plata. En ese establecimiento se iba a fabricar un camión liviano, un proyecto que se canceló por la crisis en agosto de 2018.

"Ya no se justifica. El mercado se cayó y no hay señales de recuperación", declaró Steiner.

"Estoy frustrado. Al principio yo aplaudí mucho al presidente Mauricio Macri, y no me gusta ser visto como un opositor, pero como empresario me siento sólo y no apoyado. Esta política económica nos afecta terriblemente, pero al Gobierno no le interesa que la industria produzca. Capaz tienen problemas más graves que resolver", agregó el ejecutivo.

"Los sueños de producir un camión se me van por la frustración de que nadie se ocupa de darme una ventaja. Los bancos de la provincia me piden hasta 80% para descontar un cheque, a nuestros clientes les cuesta más del 100% financiar. ¿Cómo se puede seguir así?", concluyó en declaraciones al sitio marplatense 0223 (ver completo abajo).

Steiner fue uno de los empresario del sector que más elogios le prodigó al presidente Macri al comienzo de su mandato. Además, consiguió el decreto presidencial de terminal automotriz, para poder fabricar un camión de diseño chino en la Argentina. El plan nunca se concretó.

***

Nota de 0223 El CEO de Zanella admitió que no se justifica tener una fábrica en Mar del Plata

Desde hace tiempo, los planes de la empresa Zanella en Mar del Plata de aumentar la producción y lanzar al mercado un utilitario y nuevos productos golpea con una realidad económica que parece ir a contramano de eso. Por estos días, desde el gremio metalúrgico mantendrán una nueva reunión con las autoridades de la empresa para tratar de encontrar una solución a la crítica situación que atraviesan la firma y los trabajadores.

Sin embargo, las novedades no son buenas. El CEO de Zanella, Walter Steiner, confirmó que la planta en Mar del Plata es la que atraviesa la situación más difícil y que "ya no se justifica" tenerla en funcionamiento.

Semanas atrás la UOM firmó un acuerdo para que la empresa pague el 55% del sueldo bruto a los trabajadores durante los días que la fábrica esté cerrada y un compromiso de que no haya despidos hasta a marzo. No obstante, saben que el panorama no es el mejor para los 40 trabajadores.

En diálogo con BAE Negocios Steiner señaló que "el mercado se cayó, ya no es viable producir y ya no tengo volumen que justifique tener una fábrica en Mar del Plata".

"No hay señales de recuperación, la gente está preocupada y yo también. Los días no trabajados cobran el 55% neto y hay un compromiso de no despedir hasta fin de marzo. El ex intendente Gustavo Pulti nos prometió que iba a salir la autorización para hacer una terminal automotriz y nunca salió", detalló el empresario.

Si bien Steiner contó que tienen planes para diversificarse y buscar otro modelo de negocios esos planes no incluyen a la planta de Mar del Plata, por lo que podría desatarse un conflicto fuerte después de marzo.

"Estoy frustrado. Al principio yo aplaudí mucho al presidente Mauricio Macri, y no me gusta ser visto como un opositor, pero como empresario me siento sólo y no apoyado. Esta política económica nos afecta terriblemente, pero al Gobierno no le interesa que la industria produzca. Capaz tienen problemas más graves que resolver", señaló Steiner y dijo que "los sueños de producir un camión se me van por la frustración de que nadie se ocupa de darme una ventaja. Los bancos de la provincia me piden hasta 80% para descontar un cheque, a nuestros clientes les cuesta más del 100% financiar. ¿Cómo se puede seguir así?".

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com