Por medio de una resolución publicada hoy en el Boletín Oficial, el Gobierno eliminó una prohibición que estaba vigente desde 1980: no se permitía la importación de vehículos impulsados por gas natural comprimido (GNC) ni gas natural licuado (GNL). El Enargas, organismo que regula la actividad de estos combustibles en la Argentina, publicó los requisitos necesarios para que desde ahora se permita la importación de vehículos con equipos instalados desde fábrica.

La medida se tomó ante un pedido de las marcas de camiones Iveco y Scania, que ya tienen listos varios vehículos comerciales pesados a GNC, para lanzar en nuestro mercado. Sin embargo, la resolución informa que beneficiará por igual a todas las automotrices que operan en la Argentina. La única diferencia es que los importadores tendrán un trámite más complejo que las terminales con fábricas radicadas en el país (ver cable de Telám abajo).

Por la diferencia de precio entre el gas y la nafta o el diesel, las conversiones a GNC volvieron a tener una fuerte demanda en la Argentina. La ecuación del costo por kilómetro es más conveniente que nunca, tal como demostró este informe especial de Autoblog.

Pero la Argentina no es el único caso. En Europa, Audi lanzó hace dos años su línea de modelos G-Tron, impulsados por Gas Natural Comprimido (foto de arriba). Compañías como FCA también ofrecen desde hace años en Europa diversos modelos de fábrica equipados con GNC.

En la Argentina, por el momento, no se comercializa ningún modelo con GNC equipado de fábrica. Esto sí ocurrió en el pasado, cuando Volkswagen y Fiat comercializaron los Polo Classic y Siena con instalación de GNC de serie.

***

Cable de la Agencia Télam El Enargas dicta la normativa para importar vehículos propulsados a gas natural

Buenos Aires, 23 de enero (Télam) - El gobierno aprobó hoy la normativa para habilitar la importación de vehículos propulsados a gas natural y destacó que se trata de una alternativa “potencialmente viable” por la disponibilidad de ese combustible así como por la extensión de sus redes de distribución y despacho.

La resolución 42 del Enargas (Ente Nacional Regulador del Gas) publicada hoy en el Boletín Oficial, responde a una solicitud formulada originalmente el año pasado por las filiales locales de las fábricas de camiones Iveco y Scania, y resalta que el uso de esas unidades “traerá aparejada una notoria reducción de la emisión de ruidos y gases tóxicos, de efecto invernadero”.

“El desarrollo de vehículos propulsados a gas natural comprimido (GNC) o gas natural licuado (GNL) constituye una tendencia mundial en lo que respecta al uso de combustibles”, ya que representa “una transición de la matriz de energía secundaria, hacia patrones de uso de combustibles menos contaminantes y más eficaces”, indica en sus considerandos.

Establece que los importadores de vehículos a gas natural con plantas automotrices o productoras de autopartes radicadas en el país deberán contar con los seguros pertinentes.

Los no instalados, por su parte, deberán inscribirse en el Registro de Matrículas Habilitantes como “Productor de Equipos Completos” e “Importador de partes y/o equipos para uso de GNC en automotores”.

Iveco manifestó en mayo pasado la intención de introducir al mercado argentino unidades fabricadas en Europa y certificadas bajo la reglamentación “Unece R-110” de Naciones Unidas, que rige en toda la Unión Europea, y destacó que esos camiones cuentan con el aval del Ministerio de Transporte de Italia, que en los inicios del programa de GNC en la Argentina fue considerado un organismo válido como aval de certificación.

La empresa informó luego de que estaba importando el vehículo Daily 35C14N, con carrocería metálica de barandas volcables bajas.

Scania, por su parte, importó a mediados del año pasado seis camiones propulsados mediante el uso de GNL, que se utilizaron entre las localidades de Malargüe y Anchoris (Mendoza), con el propósito de operar un gasoducto virtual entre esas áreas.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com