Hace un año, el Gobierno prorrogó por decreto la implementación del control de estabilidad (ESP) obligatorio para los autos comercializados en la Argentina.

La medida original iba a regir desde enero de 2018 para todos los nuevos modelos lanzados a la venta, y desde enero de 2020 para todos los 0km del mercado. Sin embargo, tras un lobby impulsado por las once automotrices agrupadas en Adefa (ver nombres), se consiguió postergarlo hasta enero de 2020 (para los nuevos modelos) y enero de 2022 (para todos los 0km).

A lo largo de este año, Autoblog entrevistó a directivos de automotrices y funcionarios del Gobierno que justificaron con argumentos de los más variados la postergación de este dispositivo de seguridad vital. Todas esas declaraciones se publicaron en esta sección especial de Autoblog.

Sin embargo, a la hora de analizar los lanzamientos de nuevos modelos concretados en 2018, se descubre que no todas las marcas que impulsaron esa prórroga utilizaron finalmente ese beneficio que perjudicó la seguridad de los consumidores.

Vale reiterar que la exigencia para los años 2018/2019 iba a ser sólo para los nuevos modelos lanzados a la venta. Esto no incluye, por ejemplo, a restylings de modelos ya existentes o al agregado de versiones sobre modelos ya conocidos. Un ejemplo es el restyling de la Chevrolet Spin: no agregó ESP, pero tampoco hubiera estado obligada, por ser el rediseño de un modelo ya existente.

Otra aclaración: la medida iba a regir sólo para los vehículos de pasajeros, no afectaba a los vehículos comerciales. A lo largo del 2018 se lanzaron en la Argentina muchos utilitarios chinos sin ESP, que tampoco hubieran estado obligados a equiparlos de no haberse producido esta prórroga.

Los ejecutivos integrantes de Adefa justificaron el pedido original de la postergación ante la necesidad de defender los costos de la industria automotriz nacional. Pero, en la práctica, sólo un modelo de producción local (Fiat Cronos 1.3 Drive) aprovechó la prórroga, mientras que todos los otros beneficiados son vehículos importados. En su mayoría, procedentes de China.

Todos los nuevos modelos lanzados a la venta en 2018, que no tienen ESP y se beneficiaron con este decreto, se publican a continuación.

Chery Tiggo2 Comfort (China)
Baic X25 / Senova (China)
Baic EX260 (China)
Fiat Cronos 1.3 Drive (Argentina)
Haval H1 Comfort y Lux (China)
Honda WR-V (Brasil)
Kia Picanto III (Corea del Sur)
Kia Rio EX MT y EX AT (México)
Shineray X30 Van (China)
VW Virtus Trendline MT y Comfortline MT (Brasil)

  • Autoblog no recomienda la compra de autos sin ESP.
Enviá tu noticia a novedades@motor1.com