El ministro de la Producción, Dante Sica, volvió a transmitir un mensaje desde el Gobierno: existe un descontento en las esferas oficiales por la decisión de Adefa de suspender el Salón de Buenos Aires 2019. En el Ejecutivo lo interpretan como una señal de crisis y recesión, que prefieren evitar en un año electoral.

La nueva conducción de la asociación de fabricantes de autos asumió el mes pasado y la primera decisión del triunvirato encabezado por Volkswagen, Renault y Scania fue suspender el Salón de Buenos Aires 2019. Esto les permitirá achicar gastos en un año que pronostican que tendrá ventas más baja que el 2018.

La semana pasada se realizó Automechanika Buenos Aires, la exposición autopartista promovida por AFAC. En la inauguración, Dante Sica lanzó su idea: “Veo que tienen muchos anunciantes, vamos a ver si cuando termine este evento pueden pasar alguno para tener un Salón del Automóvil, aunque más no sea el último, el año que viene”.

El diario Clarín consultó a Sica para conocer más detalles de su plan. Allí describió su "plan intermedio". Sus frases más destacadas se transcriben a continuación.

* “Sabemos que en un país fierrero como la Argentina, un salón del automóvil convoca a mucha gente, si bien es cierto que este tipo de muestras están cambiando a nivel mundial y que no todos los fabricantes ya están allí”.

* “Lo que estamos viendo ahora es si queremos finalizar con esta tradición de manera abrupta o si se puede explorar la posibilidad de un formato intermedio, como una exposición de autos, en vez de un salón”.

* “Adefa podría no ser la organizadora del evento, lo podría llevar adelante otro organizador”.

El principal escollo para el Salón que menciona Adefa son los costos de hacerlo en La Rural. El centro de exposiciones de Palermo cobra el metro cuadrado más caro que el Salón de París. Por eso, Sica propuso a varias automotrices mudar la exposición a Tecnópolis, el predio del estado en Villa Martelli.

Cuando Sica habla de “otro organizador” no se refiere sólo a Adefa. El Salón de Buenos Aires es organizado desde hace años por la empresa AMC Promociones, la misma promotora del Salón de París. Automechanika, donde habló Sica, la organizó su competidora más directa: Messe Frankfurt, organizadora del Salón de Frankfurt y del interesante Salón Moto –pequeño, pero prolijo- que se realizó el mes pasado en La Rural.

El Salón de Buenos Aires 2019 se iba a realizar en junio del año que viene. Se trata de una exposición del automóvil con récord de cancelaciones y postergaciones (leer historia).

***

Nota del diario Clarín El Gobierno presiona para que haya un Salón del Auto en 2019

Por Luis Ceriotto

“Veo que tienen muchos anunciantes, vamos a ver si cuando termine este evento pueden pasar alguno para tener un Salón del Automóvil, aunque más no sea el último, el año que viene”. Con esa frase, mitad en broma y mitad expresión de deseos, el ministro de Producción, Dante Sica, inauguró el seminario Automechanika, en la Rural y reiteró el deseo del Gobierno de contar para junio del año que viene, en pleno proceso electoral, con la realización de un salón que suele convocar arriba del medio millón de visitantes.

Pero la organizadora de la exposición, que es la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA) ya comunicó oficialmente al Gobierno que el año que viene no habrá Salón, tal como se venía realizando cada dos años. Tras la renovación de autoridades en la entidad que agrupa a las terminales automotrices, la nueva conducción que encabeza Hernán Vázquez (Volkswagen) confirmó que las empresas del sector no están dispuestas a afrontar esa inversión.

La última edición del Salón fue en 2017, en la Rural, y se extendió por 10 días, con la presentación de modelos que ya estaban a la venta y casi 80 novedades, entre nuevos lanzamientos y prototipos. Según sus organizadores, aquella muestra rozó el récord de 564.000 visitas que se había alcanzado en 2013. Y Sica, un conocedor del mercado, tomó nota de esa cifra.

“Sabemos que en un país fierrero como la Argentina, un salón del automóvil convoca a mucha gente, si bien es cierto que este tipo de muestras están cambiando a nivel mundial y que no todos los fabricantes ya están allí”, dijo Sica a Clarín, cuando le consultó sobre el tema. “Lo que estamos viendo ahora es si queremos finalizar con esta tradición de manera abrupta o si se puede explorar la posibilidad de un formato intermedio, como una exposición de autos, en vez de un salón”, agregó.

-¿Cuál sería la diferencia?
-Bueno, ADEFA podría no ser la organizadora del evento, lo podría llevar adelante otro organizador.

La decisión de ADEFA de no hacer el salón está directamente vinculada a la crisis post devaluación del sector: las ventas de cero kilómetro, tanto nacionales como importados (a su vez, la principal fuente de ingresos de las fábricas automotrices locales) está en picada, con una caída de 40% en los patentamientos de octubre y un retroceso que podría llegar al 50% en los de noviembre.

Sin embargo, durante la inauguración de Automechanika, Sica dio a entender que esperan que la venta de unidades repunte en la segunda mitad de 2019. “Escucho a veces que se compara con el año 2001 y no dejo de pensar que entonces se vendieron 80.000 unidades y este año se van a vender 800.000”, dijo Sica. “No habría que apostar a que la tasa de caída que hoy estamos viendo en los patentamientos se va a mantener a lo largo del año que viene. Quizás no lleguemos a las 800.000 unidades en 2019, pero no será ese nivel de caída”, dijo.

En cuanto a la producción de autos y autopartes, el ministro se mostró crítico hacia la “Brasil dependencia”, tal como él mismo la definió. “Nuestra industria está muy integrada con Brasil, lo cual se observa tanto en la oferta de unidades y también en nuestras exportaciones, que están muy concentradas en ese país. Es importante que podamos hacer pie en América Latina para diversificar nuestras exportaciones y no estar tan dependientes de Brasil”, dijo Sica, para dar inicio al seminario autopartista.

Por su parte el titular de la Asociación de Fabricantes de Autocomponentes (AFAC), Raul Amil, dijo que la transformación del sector automotriz y autopartista “está atravesando uno de los períodos más desafiantes de su historia. En lo personal, nunca había visto este nivel de transformación”.

El empresario criticó a algunos proveedores locales por haber "dolarizado al 100%" sus precios "sobre todo cuando en muchos casos sus costos de producción no lo están" y también les pegó, aunque evitó dar nombres, a algunas terminales automotrices . "Las últimas semanas hemos planteado en diferentes ámbitos el daño que generan las prácticas comerciales de algunos clientes. Obviamente no todos tienen igual comportamiento", dijo.

Amil también reclamó mayor flexibilidad por parte de los gremios. "Mientras intentamos vislumbrar que nos depara la movilidad del futuro, seguimos organizando las relaciones laborales en la mayoría de las plantas industriales con convenios del año 1975", dijo.

La décima edición de Automechanika comienza este miércoles y se extenderá hasta el sábado 10 inclusive, en la Rural. Organizada por la AFAC y la empresa Messe Frankfurt, participan de la muestra más de 450 expositores, en 35.000 m2.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com