Ayer se supo que Alfacar dejará de ser representante de Mitsubishi en la Argentina y que su nuevo importador oficial será el Grupo CarOne, del empresario Manuel Antelo. Fue una revelación del diario Ámbito Financiero.

Y hoy, el mismo diario logró una entrevista con Arturo Scalise, el histórico titular de Alfacar, quien también anunció que se retira del mercado automotor argentino. Scalise fue importador de Mitsubishi, pero también de BMW, Volvo, Audi, Kawasaki, Juki y Mondial.

En la siguiente nota, se despide del sector con un anhelo: "Tarde o temprano, Mitsubishi terminará fabricando en el país".

***

Nota del diario Ámbito Financiero "Tarde o temprano, Mitsubishi terminará fabricando en el país"

Por Horacio Alonso

La toma de control de Mitsubishi que hará el empresario Manuel Antelo en los próximos días marcará el inicio de una nueva etapa para la automotriz japonesa en el país, pero también el final de otra: la de la empresa que durante los últimos 27 años tuvo la representación oficial de la marca. Se trata de Alfacar, propiedad de Arturo Scalise, empresario de larga trayectoria en el sector automotor y de motos.

El viernes pasado se firmó el traspaso de todo su personal al Grupo Antelo, tal como adelantó ayer Ámbito Financiero. De esta manera se dio el cierre formal de las operaciones de esta compañía. Sólo mantendrá la actividad de las áreas de repuestos y servicios hasta que el extitular de Renault y Nissan en la Argentina rubrique el acuerdo definitivo con la empresa japonesa. Se estima que eso se hará antes de fin de mes.

Según explicó Scalise ayer a este diario, ese hecho marcará su retiro de la actividad en el sector. El empresario, de 78 años, ya había traspasado la división de motos, que incluía las marcas Kawasaki, Juki y Mondial, a la empresa Corven. Su futuro, después de un descanso, estaría en el rubro inmobiliario. En sus comienzos, a partir de la apertura económica del exministro José Alfredo Martínez de Hoz, fue representante de BMW, Volvo y Audi hasta hacerse cargo de la marca japonesa.

Pero en el diálogo con Ámbito Financiero, Scalise dio su visión respecto de la perspectiva de Mitsubishi en el país. "No sé si será en tres o cinco años, pero estoy seguro de que, tarde o temprano, Mitsubishi va a fabricar su pick-up en la Argentina", señaló. El titular de Alfacar se refería al modelo L200 que hasta ahora llega al país importado desde Japón. "Puede ser que se haga por el desembarco directo de los japoneses o a través de un joint venture con el Grupo Antelo, pero es el paso obligado para hacer crecer la marca en el país", agregó.

Especulación

La especulación sobre esa posibilidad se viene barajando desde hace varios meses, tras la compra de Mitsubishi por parte de la alianza Nissan-Renault. Estas automotrices están produciendo en Córdoba dos modelos de pick-up: la Nissan Frontier y la Renault Alaskan. En tanto, la L200 es una pick-up del mismo segmento por lo que comparte igual plataforma y numerosas autopartes.

Por ese motivo, la fabricación de ese modelo en la planta de esa provincia, en la localidad de Santa Isabel, no demandaría demasiados cambios de ingeniería. Además, hay que recordar que la Argentina se convirtió en un polo de producción de este tipo de vehículos, encabezados por la Toyota Hilux, la Volkswagen Amarok y la Ford Ranger. A estos modelos se sumará la Mercedes-Benz Clase X, también en Córdoba. Se estima que en 2020, en el país se van a producir más pick-up que autos.

Para Mitsubishi, este escenario significaría también una posibilidad de reducción de costos ya que la "chata" importada, por venir de extrazona, paga un arancel de 35%. Esto permitirá aumentar los volúmenes de ventas y participación del mercado. La nueva L200 se presentará el 9 de noviembre a nivel mundial. Las especulaciones indican que la próxima generación podrá tener el sello "made in Argentina".

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com