Desde Sao Paulo (Brasil) - Citroën presentó el nuevo C4 Cactus fabricado en Brasil. La semana que viene se difundirán los precios de preventa en la Argentina y su lanzamiento oficial en nuestro mercado será en octubre próximo.

Con respecto al anterior C4 Cactus español y al mercado donde competirá -las SUVs del Segmento B, chico-, el nuevo modelo de Citroën se destaca por el equipamiento de seguridad. Viene de serie con cuatro airbags, control de estabilidad (ESP) y alerta de pérdida de presión en los neumáticos. Además, la versión tope de gama incorpora muchas ayudas a la conducción, incluyendo al Frenado Autónomo de Emergencia (AEB).

Se trata de un dispositivo compuesto por una cámara y un software, que detecta la presencia de vehículos y peatones en el camino. El sistema activa los frenos de manera automática al detectar el riesgo de un choque. Evita por completo el impacto a baja velocidad y, hasta una velocidad de 140 km/h, aplica toda la potencia de los frenos para reducir los daños del impacto.

Si se cumple la expectativa de la marca, el C4 Cactus será el vehículo más accesible de la Argentina con AEB. Sobre este y otros temas, Autoblog dialogó con Thomas Burguete, gerente de Marketing Estratégico de Citroën Argentina.

-Hace poco más de un año, en junio de 2017, cuando se lanzó en la Argentina el Citroën C4 Cactus español, ¿ustedes ya sabían que se venía el C4 Cactus brasileño?
-Por supuesto.

-¿No fue muy corto el lapso de poco más de un año para hacerle un cambio tan importante a un modelo?
-Si hubiera sido por nosotros, el C4 Cactus español lo hubiéramos lanzado mucho antes, pero los tiempos de homologación no lo permitieron. Así y todo, por más que haya sido un año y con cambios tan grandes, el C4 Cactus español nunca fue pensado como un auto masivo. Lo que nos permitió ese auto fue imponer el nombre en el mercado argentino y el concepto de un auto rupturista. El nuevo C4 Cactus se encuentra ahora con un camino allanado y con una propuesta superadora en muchos aspectos de potencia, seguridad y versatilidad.

-¿Cuántas unidades llegaron a vender en la Argentina del C4 Cactus español?
-Trajimos 1.500 autos y se vendieron todos. Quedan apenas algunas unidades en stock en un puñado de concesionarios.

-¿Cómo cree que tomará la persona que se compró un C4 Cactus español hace menos de un año, la noticia de todos estos cambios que recibió el modelo?
-Yo creo que el español era un producto tan particular que, al que le gustaba, lo compró sin dudarlo. Y a quien no le gustaba, nunca lo hubiera comprado. Este nuevo C4 Cactus es un producto transgresor, pero más masivo que el modelo español. No lo veo como un problema. Son productos muy diferentes.

-Del C4 Cactus español, lo que más destacamos en su momento en Autoblog fue la mecánica: el motor PureTech 1.2 turbo es un ejemplo de rendimiento y eficiencia. ¿No había forma de continuar ofreciendo esa mecánica en la adaptación para nuestra región?
-El PureTech es un motor que tiene sus cualidades, pero que no está disponible en el esquema de producción de nuestra región. De todos modos, si bien coincido que es un motor muy eficiente, no tenía algo que se destacara frente a la competencia en términos de lo primero que el cliente local va a analizar: potencia y prestaciones. Eso sí lo ofrece el THP 1.6, que ofrece en este producto la mejor relación peso potencia del segmento. Tenemos 165 caballos en un auto de 1.200 kilos de peso. Es una propuesta superadora.

-En la opinión de Autoblog, la gran virtud del nuevo C4 Cactus brasileño es el equipamiento de seguridad. El modelo español cumplía con lo justo y necesario, pero en esta nueva versión hay asistencias a la conducción inéditas en el segmento, como frenado autónomo de emergencia, alerta de fatiga y alerta de pérdida de presión de neumáticos.
-Fue algo que definitivamente buscamos ofrecer desde el primer momento: tecnología en seguridad que convierta al nuevo C4 Cactus en la referencia de la próxima generación de SUVs del Segmento B.

-En Brasil, el control de estabilidad (ESP) no viene de serie. En la Argentina, sí. ¿Por qué tomaron esa decisión?
-No sólo el ESP viene de serie en la Argentina, también el alerta de pérdida de presión en los neumáticos y los cuatro airbags desde la entrada de gama. Son prioridades de cada mercado. En Brasil, por ejemplo, se ofrece la carrocería bitono desde la versión de entrada a gama y nosotros lo reservamos sólo para la versión tope de gama Shine. Creemos que el segmento de SUVs del Segmento B en la Argentina tiene competidores de mucho peso que están apostando mucho a la seguridad. No podíamos ofrecer menos. Sabemos que no vamos a ser líderes de entrada, pero el C4 Cactus apunta a convertirse en el Citroën más vendido de la Argentina y un referente en su segmento.

-Los precios de preventa ya dijeron que los informarán la semana que viene, ¿pero el nuevo C4 Cactus Shine puede llegar a convertirse en el auto más barato de la Argentina con frenado autónomo de emergencia? Ese rol lo ocupa hoy el Ford Focus Titanium, en torno a los 780 mil pesos.
-Sí, eso es seguro. Es uno de los objetivos; será el vehículo con frenado autónomo de emergencia más accesible de la Argentina.

-En la Argentina todavía hay consumidores que no comprenden la importancia del control de estabilidad (ESP). ¿Cómo van a transmitir la importancia del Frenado Autónomo de Emergencia (AEB)?
-Es como un airbag. La gente no anda chocando para ver si el airbag de su auto funciona o no. Es un equipamiento que complementa el paquete de seguridad de un vehículo y que, en este caso, ayuda a evitar un choque o a disminuir sus consecuencias, ante una situación imprevista, por la presencia de un vehículo o un peatón. De todas maneras, vamos a difundir una serie de videos para mostrar cómo funcionan todos estos sistemas.

-De la competencia del C4 Cactus, ¿cuál es el rival al que más respetan?
-Vamos a citar diferentes extremos. En primer lugar, a la Ford EcoSport, porque fue la que inventó el segmento. Quien crea un segmento siempre tiene capacidad de reinventarse. Y también respetamos propuestas que apostaron al diseño y siendo exitosas, como la Honda HR-V.

-La presentación en Brasil tuvo un costado nostálgico, con la exhibición de un Citroën 2CV y un Traction Avant. Si pensamos en el futuro, ¿cuál de estos Citroën tendrá mayor valor como clásico? ¿El primer C4 Cactus español o este nuevo C4 Cactus brasileño?
-Creo que el español, porque llegaron menos unidades a nuestro país. A la hora de coleccionar un auto, su rareza y escasez genera un mayor deseo. El nuevo C4 Cactus será un auto mucho más masivo y superará largamente las 1.500 unidades que vendimos del español.

Entrevista de C.C.

***

El equipamiento del nuevo C4 Cactus para la Argentina. Click en la imagen para ampliar.

El nuevo modelo de Citroën y los competidores que identifica para el Segmento B (chico).

La expectativa de venta de Citroën. En rojo, los actuales C3 Aircross (sigue a la venta) y el C4 Cactus español (discontinuado).

Un homenaje a los clásicos de Citroën: Traction Avant.

Y un Citroën 2CV.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com