Los ministros de Producción de Argentina y Brasil, Dante Sica y Marcos Jorge, firmaron el viernes pasado el acuerdo para la "convergencia regulatoria de la industria automotriz". Se trata de un convenio para unificar el criterio de las regulaciones técnicas que están obligados a cumplir los autos fabricados en los dos países.

El objetivo de los dos gobiernos es "profundizar la integración y el desarrollo equilibrado de las estructuras productivas y el comercio bilateral".

Los antecedentes no son buenos para los consumidores argentinos. Esta "convergencia" y "unificación de criterios" fueron las excusas que el año pasado utilizaron once fabricantes argentinos de autos agrupados en Adefa (ver nombres), para realizar un lobby ante el gobierno de Mauricio Macri: consiguieron prorrogar hasta enero de 2020 la obligatoriedad del control de estabilidad (ESP) para los nuevos modelos de autos lanzados a la venta en la Argentina. Un acuerdo firmado en 2014 por Adefa y el gobierno anterior había fijado como fecha inicial de esta obligación a enero de 2018 (ver archivo).

El ejecutivo colombiano Luis Fernando Peláez Gamboa (presidente de Adefa y de Renault Argentina) afirmó el año pasado en declaraciones a Autoblog: "Lo que se está buscando desde Adefa es unificar con Brasil todas las medidas que impliquen adoptar nuevas medidas de seguridad obligatorias para los autos que se venden en el Mercosur. Brasil se fijó como fecha para establecer la obligatoriedad del ESP el año 2020 y la postura de Adefa es unificar la medida en la Argentina con esa fecha" (leer entrevista completa).

En el caso puntual de esta "convergencia", se decidió priorizar la fecha más lejana de Brasil que la más cercana de la Argentina.

El calendario de implementación de nuevas regulaciones técnicas conjuntas para las automotrices del Mercosur se difundirá en los próximos meses.

***

Comunicado de prensa del Ministerio de Industria La Argentina y Brasil acordaron avanzar en la convergencia regulatoria para la industria automotriz

El ministro de Producción de la Nación, Dante Sica, firmó con su par brasileño, Marcos Jorge, un Memorando de Entendimiento para avanzar en la convergencia regulatoria de vehículos fabricados en ambos países.

El ministro de Producción de la Nación, Dante Sica, firmó con su par brasileño, Marcos Jorge, un Memorando de Entendimiento para avanzar en la convergencia regulatoria de vehículos fabricados en ambos países.

Los ministros acordaron crear un grupo de trabajo para analizar los reglamentos técnicos aplicables en cada país, proponer adecuaciones en pos de la convergencia y, en el caso de los que se evalúe como equivalentes, su reconocimiento mutuo.

El Memorando de Entendimiento se logró en el marco de la Política Automotriz Común (PAC), con el que Argentina y Brasil buscan profundizar la integración y el desarrollo equilibrado de las estructuras productivas y el comercio bilateral.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com