Texto y fotos de Manuel Ledesma
@autosenargentina

Todo iba normal en la mañana de @autosenargentina, me esperaban algunas horas de edición de video y algunas más de retoque fotográfico.

Después de varios WhatsApp y ya más cerca del mediodía, recibo una nota de voz de mi amigo @goodfellasarg invitándome a sacarle fotos a un "Porsche increíble", que hacía un ratito había ingresado a su local. Casi de manera inesperada.

"¡No lo vas a poder creer, tiene 480 km!", me dijo.

Como fanático empedernido de los autos, y más de los Porsche, largué todo lo que estaba haciendo, preparé el equipo de fotografía y partí para Palermo.

Sabemos que cualquier auto que sale de la fábrica de Stuttgart, como obras de ingeniería, son medio insuperables (fanático detected). Puede no gustarte el Panamera y entiendo si no te mata el diseño del Macan, pero no vamos a negar que son excelentes productos.

El Porsche que me esperaba era bastante más especial que cualquiera de esos dos. Era una pieza de colección exquisita e indiscutible. Era un 911 Turbo S Exclusive Series (991.2). Una edición especial con un límite de producción de 500 unidades a nivel mundial, y limitadísimo para nuestro mercado al que solo le fue asignada una sola unidad (ver nota de lanzamiento).

Un "futuro clásico" con todas las letras. De esos autos que comprás y su precio nunca va hacia abajo, sino todo lo contrario. Esos que nunca más deberías vender.

De toda la gama de los 911, los modelos Turbo (junto con los GT) siempre llamaron mi atención más que cualquier otro. Me fascina su poder de aceleración y capacidades dinámicas, el sonido infernal a inducción, que producen sus turbos, y por supuesto su inconfundible diseño y calidad de terminación.

El cambio más llamativo de esta edición es la pintura (o mejor dicho la falta de), que es aplicada a mano.

Sí, a mano. Y con varios pasos de lijado, para poder nivelarla con las capas de laca aplicadas sobre el carbono expuesto, que dan forma a esas tremendas franjas sobre el capot.

El diseño de las llantas también son propias de esta versión, aunque también existe la opción de unas "full-carbon". También viene de serie (opcional en los Turbo S) con el "AeroKit", un paquete que incluye un spoiler frontal más agresivo y un alerón trasero retráctil, con ángulo regulable.

Otro de los detalles exclusivos es que la pintura de las pinzas de los frenos carbocerámicos son negras y no amarillas, como de costumbre.

En cuanto a la mecánica, comparte la del 911 Turbo S, aunque gracias al "Exclusive Powerkit" (también de serie en esta edición) la potencia aumentó de 585 a 607 cv. El torque se mantuvo inmenso e intacto en 750 Nm desde las 2200 rpm.

Por dentro, Porsche nos recuerda permanentemente que se trata de una versión limitada. Lo hace con insignias por todos lados, y hasta con una chapita en el tablero, indicando de qué número de edición se trata.

En este caso, es la #195. El techo está tapizado en Alcántara y tiene micro perforaciones, que dan forma a las mismas dos líneas que están sobre el baúl (sí, el baúl delantero), lo mismo ocurre en los asientos y respaldos de las butacas.

Cuando abrimos la puerta, en los zócalos, que son de fibra de carbono, también se ilumina una insignia por si te olvidaste que es un "Exclusive Series".

Después de estar adorando el auto durante varias horas, agarré la cámara, preparé algunos flashes, y como los chicos de @goodfellas estaban aplicando Xpel sobre sus paneles (protector adhesivo número uno a nivel mundial), me dediqué más que nada a sacar fotos de sus detalles tan particulares.

La calidad de terminación realmente es exquisita. No hay una sola parte que no sea de cuero, Alcántara o fibra de carbono. Todo se ve especial, desde el pequeño capot que sólo te da acceso a dos ventiladores y las tapas de agua y aceite de motor, hasta la cuádruple salida de escape, que dicho sea de paso son activos.

Ya entrada la noche, a eso de las 20, el dueño llegó al local para retirar su auto. Por supuesto que, al instante, lo bombardée con mil preguntas.

Siempre es interesante poder hablar con los usuarios de autos así y conocer sus experiencias. Me contó que tuvo la suerte de manejar y ser dueño de muchos lindos autos, uno de los últimos fue una Ferrari 488 GTB, pero que "nada se comparaba con el Cascarudo". Así le dice a su 911.

Ya terminada la charla y todavía admirando esa máquina, no tuve mejor idea que decirle a mi amigo, en modo de chiste y soñando un poco en voz alta: "Y bueno, Facu, algún día nos daremos una vuelta, ¿no?"

A lo que su dueño automáticamente contesta: "¿Quieren ir a dar una vuelta?"

Hubo un silencio de aproximadamente un milisegundo y después podrán imaginarse cuál fue nuestra respuesta.

Decidimos ir de a uno por vez, porque atrás es muy incómodo, así que como hombre generoso que soy, primero subí yo. Arrancamos despacito (motor frío) para el lado de Libertador. Iba atento a todo, vibraciones que transmitía el motor, dureza de la suspensión, y hasta intenté escuchar grillos. Pero adivinen qué... ¡no tiene!

Realmente era un sueño hecho realidad. Nada fue como lo esperaba, pero sí puedo decirles que todo estuvo a la altura de lo que me había imaginado. Dimos una pequeña vuelta de 15 minutos y volvimos para el taller.

No fueron muchos, pero sí algunos los autos autos rápidos en los que pude andar: Nissan GTR (2010), Pagani Zonda Revolución (con lluvia), AMGs, un M5, entre otros. Les puedo asegurar que nada se le acerca al Launch Control del Turbo S.

No hace falta ir muy rápido para darte cuenta cómo es capaz de acelerar este auto. La mezcla entre el motor turbo, la doble tracción y la caja de doble embrague crean un cocktail muy difícil de superar. Pocos son los autos de calle que aceleran como lo hace este Porsche (no valen los eléctricos :-p) .

Voy a estar eternamente agradecido por lo que pude ver y, sobre todo, por haber podido andar en uno de mis autos preferidos.

Ojalá la próxima me toque desde el lado del conductor.

M.L.
www.instagram.com/autosenargentina/

***

Galería de fotos: un día con el único Porsche 911 Turbo S Exclusive Series en la Argentina
El único Porsche 911 Turbo S Exclusive Series de la Argentina fue fotografiado por el gran Manu Ledesma, de @AutosEnArgentina.

Galería de fotos: un día con el único Porsche 911 Turbo S Exclusive Series en la Argentina
Interior en carbono, cuero y Alcántara.

Galería de fotos: un día con el único Porsche 911 Turbo S Exclusive Series en la Argentina
Butacas con las mismas franjas que recorren la carrocería.

Galería de fotos: un día con el único Porsche 911 Turbo S Exclusive Series en la Argentina
Caja secuencial de doble embrague (PDK).

Galería de fotos: un día con el único Porsche 911 Turbo S Exclusive Series en la Argentina
Porsche Sports Chrono.

Galería de fotos: un día con el único Porsche 911 Turbo S Exclusive Series en la Argentina
Tacómetro Exclusive Series.

Galería de fotos: un día con el único Porsche 911 Turbo S Exclusive Series en la Argentina
Velocímetro.

Galería de fotos: un día con el único Porsche 911 Turbo S Exclusive Series en la Argentina
Motor.

Galería de fotos: un día con el único Porsche 911 Turbo S Exclusive Series en la Argentina
Tapas de refrigerante y lubricante.

Galería de fotos: un día con el único Porsche 911 Turbo S Exclusive Series en la Argentina
Tapa de tanque de combustible.

Galería de fotos: un día con el único Porsche 911 Turbo S Exclusive Series en la Argentina
Exclusive PowerKit.

Galería de fotos: un día con el único Porsche 911 Turbo S Exclusive Series en la Argentina
Ilustración en el tablero.

Galería de fotos: un día con el único Porsche 911 Turbo S Exclusive Series en la Argentina
Número de producción dentro de la serie limitada.

Galería de fotos: un día con el único Porsche 911 Turbo S Exclusive Series en la Argentina
Toma de aire trasera.

Galería de fotos: un día con el único Porsche 911 Turbo S Exclusive Series en la Argentina

***

ADEMÁS En el Instagram de @AutosEnArgentina

 

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com