Leyendo el libro sobre la historia de la Ferrari 288 GTO (ver nota), me encontré con el gráfico que siempre quise tener: la lista completa de todos los autos registrados por la FISA (actual FIA) para competir en la categoría del Grupo B.

Si no sabés qué eran los Grupo B, te cuento que era algo así como las carreras de la película "Ready Player One": un insólito rejunte de aparatos potentes, veloces y peligrosos, donde lo único que importaba era ganar. Y, donde los que se quedaban por el camino, perdían mucho más que algunas moneditas.

Los Grupo B podían correr en categorías de pista, pero los más famosos fueron los de rally. Los Audi Quattro y Peugeot 205 Turbo 16 fueron los más célebres, porque salieron campeones del mundo, pero también había una exótica fauna de Lancia Delta S4, Ford RS200, Austin Metro 6R4, Citroën BX 4TC, Toyota Celica Twin-Cam Turbo, Ferrari 288 GTO, Porsche 959 y toda la lista de la FISA que se publica acá abajo.

Los Grupo B eran peligrosísimos. Pilotos como Atilio Bettega y Henri Toivonen perdieron la vida sobre ellos. Estos autos también provocaron accidentes espantosos, con muchos espectadores muertos. La FISA los prohibió de manera abrupta.

Así, quedaron muchos modelos en desarrollo, que nunca llegaron a debutar. El año pasado me encontré en Japón con este Toyota MR2 Grupo S, que fue desarrollado para una categoría que iba a reemplazar a los Grupo B, pero que también fue prohibida (leer nota).

En la lista de la FISA me encontré con muchos autos que no conocía. El que más me llamó la atención: De Tomaso 926R.

Fue un auto de competición que la marca japonesa Daihatsu desarrolló junto a la fábrica italiana del argentino Alejandro De Tomaso. Sobre la base del pequeño Charade, los ingenieros de Módena crearon un monstruito ítalonipón, con motor central.

Se presentó en el Salón de Tokyo de 1985 y fue el único Grupo B de la historia con motor de tres cilindros y un litro de cilindrada. Con el agregado de un turbo, entregaba unos modestos 116 caballos de potencia. Casi como un VW Up! TSi (leer crítica).

Esa potencia era nada, en comparación con los 600 burros que producían los Grupo B más potentes, pero De Tomaso decidió apostar al bajo peso. El 926R pesaba sólo 800 kilos. Ni siquiera tenía doble tracción, como la mayoría de los Grupo B. Sólo tracción trasera.

Para la homologación, el reglamento de la categoría exigía la fabricación de una serie limitada de 200 unidades de calle, con el agregado de 20 vehículos más con configuración de carrera.

De Tomaso no llegó a tiempo. Y ahí terminó la idea argentina para un auto del Grupo B.

C.C.

***

De Tomaso 926R: la tardía propuesta argentina para los rallys del Grupo B
Libro de la Ferrari 288 GTO: la lista de todos los autos registrados por la FISA para el Grupo B. Click en la imagen para ampliar.

De Tomaso 926R: la tardía propuesta argentina para los rallys del Grupo B
Sólo se fabricó una unidad del DeTomaso 926R.

De Tomaso 926R: la tardía propuesta argentina para los rallys del Grupo B
Sobre la base de un Daihatsu Charade, De Tomaso creó un auto de rally con motor central turbo y tracción trasera.

De Tomaso 926R: la tardía propuesta argentina para los rallys del Grupo B
Sólo se fabricó un prototipo. Los Grupo B fueron prohibidos antes de que De Tomaso llegara a completar el proceso de homologación.

Del render a la realidad: Ares fabricó el Project Panther
Además: vuelve el De Tomaso Pantera. Ares presentó el Project Panther (ver nota).

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com