Las fuerzas de seguridad argentinas tienen una nueva moda: convertir en patrulleros a los autos deportivos y de lujo incautados en causas relacionadas con el narcotráfico y la corrupción. En Autoblog se publicaron varios ejemplos, desde el Audi TT de la Policía Federal hasta los Mercedes-AMG y Ferrari 458 Italia de la Prefectura Naval Argentina (ver notas).

Cada vez que se publica una nota de ese tipo, muchos lectores formulan una pregunta inevitable: “¿Por qué esos autos no se venden o subastan? ¡Con ese dinero se podrían comprar muchos patrulleros!”.

El problema es que esos vehículos están inhibidos por la Justicia. No se pueden vender hasta que exista una sentencia firme. Sí, en cambio, pueden ser utilizados por el Estado mientras se tramita la causa. Los patrulleros premium se utilizan con fines propagandísticos: demostrar que los vehículos adquiridos con dinero de la corrupción y el delito se utilizan para “beneficio de la sociedad”.

La otra alternativa sería guardarlos en depósitos judiciales. Muchos de ellos son terrenos baldíos al aire libre, más parecidos a un basurero que a un garage, donde los vehículos aguardan a la intemperie las lentas resoluciones de la Justicia. Ese es el destino que tuvo la flota de Rolls-Royce y Hummer del narcotraficante rosarino Mario Roberto Segovia (ver nota). Y el Dodge Viper Coupé del Operativo Daytona (ver nota).

Esta situación sólo podría cambiar si el Congreso aprueba la Ley de Extinción de Dominio y Repatriación de Bienes, que ya cuenta con media sanción de Diputados. Es la que permitirá vender todos estos autos (además de embarcaciones, aviones y viviendas) surgidos de la “actividad ilícita”, aún cuando no exista una sentencia judicial firme. El proyecto completo se puede descargar acá abajo.

Más allá de eso, las autoridades le deben una explicación a la sociedad argentina: ¿cuánto costará el mantenimiento y los repuestos necesarios para mantener operativa la nueva flota de patrulleros premium?

***

Archivo para descargar: Proyecto de Ley de Extinción de Dominio

***

¿Patrullero o basurero?: por qué no se pueden vender los autos incautados por la Justicia
El Dodge Viper GTS Coupé del Operativo Daytona aguarda -a la intemperie y en un depósito judicial- la sanción de la Ley de Extinción de Dominio.

Fotos: Diversity Cars Argentina

***

ADEMÁS Todos los Patrulleros Premium de la Argentina

La Policía de Mendoza usa un Audi “recuperado del narcotráfico”
Audi Q5 de la Policía de Mendoza (ver nota).

¿Patrullero o basurero?: por qué no se pueden vender los autos incautados por la Justicia
Audi TT de la Policía Federal en Entre Ríos (ver nota).

Otro Audi TT (“recuperado del delito”) se convirtió en patrullero
Audi TT de la Policía Federal en Misiones (ver nota).

La Policía Federal también tendrá un patrullero Mercedes-Benz
Mercedes-Benz Clase C de la Policía Federal en Buenos Aires (ver nota).

La Ferrari de un sindicalista corrupto es el nuevo patrullero de la Prefectura Naval Argentina
Mercedes-AMG C 63 de la Prefectura Naval Argentina (ver nota).

La Ferrari de un sindicalista corrupto es el nuevo patrullero de la Prefectura Naval Argentina
Ferrari 458 Italia de la Prefectura Naval Argentina (ver nota).

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com