El lobo estepario Zabivaka, mascota oficial del Mundial de Rusia, también es el corresponsal de Autoblog en la copa de fútbol. Firmamos el contrato en mayo pasado en Olivos (ver primera nota). Y envió su primer reporte desde Moscú a comienzos de junio (ver segunda nota). En un país que desborda de fútbol, intentamos que Zabivaka nos hable de autos. No siempre lo logramos.

Se transcribe a continuación el siguiente diálogo mantenido vía ICQ.

-Zabivaka, ¿cómo marcha todo por Rusia?
-¡Fantástico, fenomenal! ¡Este es el espectáculo más grande del mundo! Salvo por los argentinos que se quejan por el precio del dólar, ¡esto es una fiesta!

-Genial, pero del fútbol y el dólar ya se están ocupando todos los otros medios. ¿Te acordás que íbamos a hablar de autos?
-¡Uf, es cierto! Bueno, acá muchos autos no andan. El tránsito es bastante caótico. Por el mundial, hay muchas calles cerradas. La idea es que la gente camine y festeje.

-Sí, pero algún auto tiene que haber. ¿No viste el Lada Niva de Putin por ahí?
-No, acercarse a Putin es más difícil que llegar hasta el arco de México.

-Por favor, no empieces con las metáforas futbolísticas. Igual, en las fotos que mandaste, algunos autos hay.
-Sí, están los colectivos de Hyundai, decorados con las frases que ganaron los concursos en cada país. Son los bondis que llevan a los equipos hasta los estadios. En esas zonas hay Hyundai por todos lados. En los stands, en los Fan Fest y hasta en el Hyundai Motorstudio Moscú, donde está la copa. Por primera vez, la Jules Rimet se exhibe fuera de Zurich. ¡Brilla más que el arquero de Islandia!

-¿Y autos de otras marcas?
-Sí, en el bar.

-¿Hay autos en los bares?
-No, mejor todavía: hay un bar de una automotriz. En Moscú está el bar temático de Mercedes-AMG. En la puerta había de todo, Clase G, coupé GT y otros más. El tema es que acá no los maneja nadie. Hay muchos controles y embotellamientos. Los AMG son como la Selección de Alemania: potentes, intimidantes y carísimos, pero en Rusia andan despacito.

-La última vez que vimos un bar de Mercedes-AMG fue en Nürburgring. Pero ahí servían jugos de fruta y ositos de Haribo. ¿Qué sirven en Moscú?
-Tenés el trago CLS con gin, el GL con cognac, el ML con bourbon y el Clase E con ron. ¿Te encargo uno?

-¿No es medio raro mezclar autos con alcohol?
-¡Bienvenido a Rusia, camarada! ¿Ya puedo hacer el aullido de despedida?

-Y dale…
-¡Saludos a todos los amigos de Aúuutoblog, aúuuu!

***

Los autos de Rusia 2018, según Zabivaka
Zabivaka, corresponsal de Autoblog en Rusia, en el Fan Fest de Moscú.

Los autos de Rusia 2018, según Zabivaka
En Rusia, todos los colectivos del mundial son de Hyundai.

Los autos de Rusia 2018, según Zabivaka
Incluyendo el bondi de la Selección Argentina. La frase "Unidos por una ilusión" la creó Nicolás Di Biase (izquierda), que ganó de premio un viaje al Mundial.

Los autos de Rusia 2018, según Zabivaka
En las cercanías de los estadios hay stands de Hyundai.

Los autos de Rusia 2018, según Zabivaka
El Hyundai Motorstudio de Moscú se convirtió en un museo de la Copa Fifa.

Los autos de Rusia 2018, según Zabivaka
Ahí se exhibe la Jules Rimet.

Los autos de Rusia 2018, según Zabivaka
Zabivaka se entusiasmó mandando fotos de Hyundai.

Los autos de Rusia 2018, según Zabivaka
Una más.

Los autos de Rusia 2018, según Zabivaka
Ahora sí: la puerta del bar Mercedes-AMG de Moscú.

Los autos de Rusia 2018, según Zabivaka
En la puerta se exhibe la coupé GT S.

Los autos de Rusia 2018, según Zabivaka
Y también el GT C Roadster.

Los autos de Rusia 2018, según Zabivaka
El menú del bar, con los tragos Mercedes-AMG. Precio promedio, 18 dólares la copa.

Los autos de Rusia 2018, según Zabivaka
El secreto de Zabivaka: asustar a los niños, para confraternizar con las madres. Viejo lobo.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com