Una nueva normativa europea sobre emisiones contaminantes obligó a suspender la producción de varios autos vendidos en la Argentina. Se trata de la WLTP (Worldwide Harmonized Light Vehicles Test Procedures), un procedimiento de pruebas de autos de pasajeros que desarrolló la Unión Europea.

La normativa apunta a ser de cumplimiento global y ya cuenta con el apoyo de Japón e India. Sin embargo, por el momento, sólo regirá en Europa, desde septiembre próximo.

La idea de la WLTP es ofrecer a los consumidores datos más reales sobre consumos y emisiones contaminantes de vehículos. La norma surgió a raíz de las informaciones falsas difundidas por muchas marcas. El punto de inflexión para el nacimiento de la WLTP fue el #Dieselgate, con el escándalo del fraude de emisiones del Grupo VW (leer más).

Sin embargo, la entrada en vigencia de esta norma dejó en off-side a más de un fabricante, que no estaba cumpliendo con las cifras declaradas ni con la tolerancia máxima de emisiones permitidas en Europa. Esto obligó a las marcas a suspender la producción de varios modelos.

Los más afectados son los autos deportivos. Aunque también afectará a los diesel, híbridos y los llamados "eléctricos de rango extendido". Esto es porque los ensayos se realizan en condiciones reales de conducción (y no en laboratorios). Se hacen sobre distancias más largas y a mayor velocidad de lo acostumbrado en estas pruebas.

Las automotrices que, a partir de septiembre, tengan modelos en su gama que superen el máximo de emisiones tolerable, serán multadas por la Unión Europea. Por eso, en los últimos días, varias marcas anunciaron el cese de la producción de numerosos modelos deportivos y con potencia elevada.

Esto no afecta a las coupés de alta prestaciones, que se homologan en otra categoría. Pero sí impacta en los “Vehículos Ligeros” de cuatro o cinco puertas, con carrocería de auto familiar, pero rendimiento de auto deportivo.

Las primeras víctimas de la WLTP son las siguientes.

* Audi SQ5: Se suspendió la producción para abastecer al mercado europeo. La marca aún no informó el alcance que tendrá esta medida en el resto de los mercados, teniendo en cuenta que la WLTP apunta a ser una normativa global. En la Argentina se comercializa desde junio de 2017 y tiene un precio de 104.400 dólares.

* BMW M3: El sedán deportivo de cuatro puertas suspendió la producción de manera definitiva en Alemania. BMW no ofrecerá un auto de cuatro puertas deportivo en la Serie 3 hasta la presentación de la nueva generación. Los M2 y M4, por ser coupés, continuarán sin cambios. El M3 se comercializa en la Argentina desde julio de 2015 y las últimas unidades en stock cuestan 154.900 dólares.

* BMW Serie 7: BMW suspendió hasta nuevo aviso la producción de todas las versiones nafteras de su limousine. Se trabajará sobre la mecánica para intentar cumplir con la nueva normativa o las ventas en Europa quedarán reducidas a las versiones diesel o híbridas. El 750i naftero se vende en la Argentina desde abril de 2017 y cuesta 209.900 dólares.

* Peugeot 308 S GTi: Peugeot suspendió de manera momentánea la producción de su deportivo de cinco puertas. La marca francesa anunció que instalará un nuevo filtro de partículas en el motor 1.6 THP de 270 caballos, para adaptarse a la nueva normativa. Este modelo se comercializa en la Argentina desde enero de 2017 y se esperaba para este año la llegada de un restyling que ya se vende en Europa. Las últimas unidades en stock se venden por 854 mil pesos.

* Porsche: La marca alemana retiró de la venta los modelos Macan, Cayenne y Panamera en Europa, mientras adapta las mecánicas a la nueva norma. La empresa todavía no informó qué cambios realizará en los motores, cómo afectará a la performance ni cuándo volverán a estar disponibles.

Informe: Autopista

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com