Como ya es sabido, Pablo Pérez Companc le pone un apodo a los autos favoritos de su colección. Y este es Subarito: un Subaru Impreza WRX STi, preparado en Córdoba por Oreste Berta y Barattero MotorSport.

Sobre la base de un STi de segunda generación, el hijo menor de Gregorio Pérez Companc creó una bestia con prestaciones de auto de Rallycross, pero que se mantiene homologado para manejar en la calle.

El motor entrega 600 caballos de potencia y tiene una caja secuencial asistida con levas al volante, pero que también conserva el comando mecánico en la palanca. Además, varios paneles de la carrocería fueron reemplazados con fibra de carbono. Se trabajaron las suspensiones, los frenos, la dirección y se aligeró al máximo: pesa sólo mil kilos.

Subarito no fue creado bajo el reglamento de ninguna categoría. Es sólo un exclusivo y explosivo juguete para track days. Una bestia para disfrutar en un circuito –de tierra, asfalto o mixto- y para volverte después, manejando hasta tu casa.

En el video de abajo, una vuelta en Subarito a la pista de pruebas de la Fortaleza de Berta, en Alta Gracia.

Fotos y video: PPC y Oreste Berta

***

Subarito: el Impreza de 600 caballos, que Oreste Berta le preparó a Pérez Companc
Subarito, un Impreza WRX STi de segunda generación, que experimentó un espectacular proceso de transformación.

Subarito: el Impreza de 600 caballos, que Oreste Berta le preparó a Pérez Companc
En la pista y garages de los Pérez Companc, en Escobar.

Subarito: el Impreza de 600 caballos, que Oreste Berta le preparó a Pérez Companc
Y en la Fortaleza de Alta Gracia, junto al Torino de Horacio Pagani (leer historia).

***

VIDEO: Subarito en la pista de Oreste Berta

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com