Como la Argentina, la historia de la Chevy Baufer DB tiene sus ciclos. El auto que fuera una de las mayores excentricidades de la dupla Jorge Ferreyra Basso y Alain Baudena atravesó por diferentes etapas: hoy le toca ser protagonista de los avisos clasificados.

Sobre la base de una Chevrolet Coupé SS de 1973, Baudena y Ferreyra (Baufer) crearon en 1974 un one-off artesanal, para ayudar a un grupo de estudiantes en una rifa. Los egresados de la Facultad de Ingeniería de Rosario necesitaban un premio llamativo para una colecta de fin de año. Y el dúo que se hizo famoso en el automovilismo, decidió entregarles el Baufer DB.

De la Chevy original sólo se conservaron los vidrios (parabrisas, ventanillas y luneta). Todos los demás paneles de carrocería fueron reformados. Se bajó el techo y se modificaron las puertas. El capot y la tapa del baúl se rediseñaron por completo: se fabricaron en aluminio, la especialidad de Baudena.

El diseño del interior –especialidad de Ferreyra Basso- se replanteó en su totalidad, con una consola de instrumentos en madera, cuero y cromados, orientada hacia el conductor. Las butacas –sin cinturones de seguridad ni apoyacabezas- son dos maravillas de la marroquinería. Y del ingenio: se pueden girar para facilitar el ingreso al habitáculo.

Pero el Baufer DB no siempre estuvo así. El ganador de la rifa lo vendió apenas lo recibió, para hacerse con el efectivo. Y el nuevo dueño lo usó durante 20 mil kilómetros, para después abandonarlo durante 37 años.

Después de una larga búsqueda, Ferreyra Basso lo encontró, lo compró y encaró junto a Baudena un largo proceso de restauración, que incluyó algunas mejoras en el motor.

“Sobre la base del seis cilindros de 250 pulgadas (cuatro litros de cilindrada), el querido Omar Wilke hizo un maravilloso trabajo con las levas antes de morir. Y le agregamos dos carburadores, además de dos electroventiladores. Funciona como un relojito”, describió un emocionado Ferreyra Basso, al presentarlo en Autoclásica 2015 (ver nota).

La Chevy Baufer DB recibió en aquella exposición el primer premio en la categoría Artesanía Nacional. Un par de años después -cosa de ciclos- el auto salió a la venta en internet.

"En su momento lo compré para restaurarlo junto a Alain y devolverlo a su estado original", le explicó Ferreyra Basso a Autoblog. "Fue una experiencia muy linda. El tema es que ni Alain ni yo tenemos edad para manejarlo ni para darle el uso que se merece. Por eso estamos buscando a un coleccionista que le brinde un nuevo hogar", agregó el diseñador y artista, que por estos días expone sus cuadros de Fangio en el Museo de Balcarce (ver coordenadas).

La coupé Baufer DB tiene 1.500 kilómetros recorridos y declara una potencia de 190 caballos en su motor. El precio: 58 mil dólares. El aviso completo se puede ver acá.

***

De Autoclásica a los clasificados: se vende la Chevy Baufer DB
Jorge Ferreyra Basso encontró abandonada la Chevy Baufer DB, la compró, la restauró y la exhibió en Autoclásica 2015 (ver historia y galería de fotos).

De Autoclásica a los clasificados: se vende la Chevy Baufer DB
Junto a Alain Baudena, premio a la Mejor Artesanía Nacional.

De Autoclásica a los clasificados: se vende la Chevy Baufer DB
Ahora está a la venta. Ver aviso.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com