El artista francés Jean Graton, creador del comic “Michel Vaillant”, realizó en 2006 una serie de historietas que relatan las carreras más famosas de Juan Manuel Fangio. Autoblog las reproduce por gentileza del Museo Juan Manuel Fangio. En esta última entrega, "Secuestro en La Habana".

Click en las imágenes para ampliarlas. Leer las otras Historietas de Fangio acá.

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

"Secuestro en La Habana". Guión de Denis Bernard y dibujos de Studio Graton. Es el 23 de febrero de 1958, en La Habana (Cuba). Fangio participa de los ensayos del Grand Premio de La Habana, dedicado a Fulgencio Batista y Zaldívar, presidente de Cuba después del golpe de Estado militar de 1952. La isla del Caribe, con sus playas de arena blanca, sus palmeras, sus casinos, su ron y sus cigarros -a solamente 145 kilómetros al Sur de la Florida- es un enclave de ciertos ricos norteamericanos, que eligen este lugar para pasar buenos tiempos. El campeón argentino y sus amigos son recibidos por los oficiales del país.

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

La primera noche casi termina mal para Giamba, el manager de Fangio, quien es detenido a la entrada de un palacio.

-¡Te atrapamos, sinvergüenza! ¡Era hora de atrapar al rebelde castrista que se hacía pasar por manager de Fangio! ¡Muere, traidor!
-Pero, pero... ¡no comprendo! ¡Soy yo! ¡Yo soy su manager! ¡Por favor, no dispare!

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

En realidad, era una broma organizada por los integrantes de su equipo, que se aprovechó del clima político de la época, marcado por la rebelión encabezada por Fidel Castro.

-¡Ja, ja, ja, Señor Giamba! ¡Tendría que haber visto su cara!

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

Después de los ensayos, Fangio regresa a su hotel. Son las 18 horas. Conversa con varios amigos, entre ellos Marcello Giambertone, su manager.

-Todo está en orden. Todo indica que este año también podrás ganar.

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

De pronto:

-En nombre del Movimiento 26 de Julio, sígame.
-¿Cómo? ¿El movimiento de qué?

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

-Giamba, ¿esto es una broma? ¿Te estás tomando revancha?

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

Pero la expresión de su manager le hizo comprender a Fangio que no se trataba de una broma armada por sus compañeros.

-Señor Fangio, le recomiendo que me siga sin discutir.

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

Fangio nunca había tomado partido político en su vida. Ni siquiera conocía a este famoso movimiento revolucionario.

-¡No se muevan de ahí... o lo mato!

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

...

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

-Realmente lamentamos molestarlo, señor Fangio.

-Explíquenme las razones de este secuestro.

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

-Se lo voy a explicar en detalle, pero primero tenemos que salir de este lugar.

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

-No queremos causarle ningún daño. Decidimos aprovecharnos de su notoriedad para difundir nuestra causa.

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

-Nuestro objetivo es liberar al pueblo cubano de la opresión y la miseria.

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

En el hotel se respira un clima posterior a un combate.

-Rápido, tengo que alertar al general Miranda.

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

-Dice que Fangio fue llevado por... ¡jajaja!

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

-Está bien, mi buen señor Giamba, comprendo que se quiera tomar revancha. Buena broma

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

(colgó)

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

Aprovechando ese retraso providencial, Fangio y sus captores llegan a una casa en los suburbios de La Habana.

-Es un lugar tranquilo. No podrán encontrarnos acá.

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

-¿Qué le puedo ofrecer para beber o comer?

-¿Podría ser una taza de té?

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

La casa reservada para Fangio le permite entrar en confianza. Claramente, sus captores le dejan entender que su vida no corre peligro.

-Y bien, ¿finalmente me van a decir qué desea su Movimiento de mí?

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

-El Gran Prix en el que usted iba a participar mañana está dedicado a Batista. Al privarle al público cubano de su presencia, le daremos un duro golpe.

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

-Escuche, señor Fangio. Si usted me da su palabra de que no intentará huir, guardaremos las armas.

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

A fuerza de tenacidad, Giamba finalmente consigue convencer a las autoridades de que Fangio fue raptado. El general Miranda informa al presidente Batista.

-¡No quiero saber nada! ¡Quiero que me traigan a Fangio y a esos barbudos apenas salga el sol! Si no, yo me ocuparé personalmente de su destino, general Miranda. ¿Está claro?

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

Para escapar a las intensas requisas que realiza la policía, los castristas cambian con frecuencia de escondite.

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

Giamba grabó varios mensajes para la radio y la televisión, destinado a los captores de Fangio. Los medios lo repiten en forma de bucle, a cada hora del día.

-"... en nombre todos, les pido la liberación de Fangio, como un gesto que agradecerán los deportistas de todo el mundo y que servirá a vuestra causa...".
-¡Qué valiente, este Giamba! Parece realmente preocupado por mí. Se lo ve derrumbado.

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

-Señor Fangio, si desea descansar, le hemos preparado una habitación especial, yo espero que le resulte confortable.

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

Con miedo a perder otro piloto, el organizador de la carrera recorre durante la noche los hoteles donde descansan los otros pilotos.

-Señor Moss, si no es mucha molestia, nos gustaría que nos acompañe, para cambiarlo de habitación, no sea cosa que...

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

-¡Señor Moss, por favor abra!

-Seguramente es una trampa de esos satánicos rebeldes, ¡quieren agarrarnos a todos!

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

A pesar de la situación, Fangio consigue dormir un poco. Un nuevo día comienza.

-¿Qué le gustaría comer en el almuerzo?

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

-Al aproximarse al balcón, Fangio comprueba que más allá del hecho de estar secuestrado, cumplieron con la promesa de dejarlo tranquilo, sin miedo a que intente fugarse.

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

Los secuestradores anunciaron que liberarían a Fangio en al final de esa mañana. La largada de la carrera se retrasa más de una hora. La Maserati del piloto argentino está ya ubicada en la primera línea de largada.

-¡Seguimos sin novedades de Fangio! El director de la carrera dará la señal de largada en cualquier momento.
-¡Estos barbudos me van a matar!

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

La carrera finalmente comienza, sin Fangio.

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

-¡Stirling Moss se aferra a la punta de la carrera, transcurridas las primeras tres vueltas!

-¿Cuántos caballos tiene la Maserati 300S?
-Si usted estuviera ahí, seguramente estaría por delante de él.

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

Pero, decididamente, esta carrera estaba maldita: 20 minutos después de la largada, el piloto cubano Cifuentes pierde el control de su auto y se lanza contra la multitud. La carrera es suspendida. Se registran seis muertos y numerosos heridos.

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

Finalmente, a las 20 horas, Fangio es liberado por sus captores frente a la Embajada de la Argentina.

-Deben estar orgullosos del éxito del golpe...

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

-Así lo pensamos, fue un gran honor haberlo conocido, señor Fangio. Usted está libre. Y, por favor, excúsenos una vez más por haberlo incomodado.

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

-Después de todo, no me arrepiento de haber vivido esta pequeña aventura.

El 8 de enero de 1959, menos de diez meses después del episodio con Fangio, Fidel Castro ingresa a La Habana y toma el poder en Cuba. Antes de eso, Fangio se entera de que el hombre que lo secuestró en el Hotel Lincoln fue detenido y condenado a fusilamiento, por orden del general Miranda.

***


Las historietas de Fangio: “Secuestro en La Habana”

Fangio le envía al general Miranda un pedido de perdón para el condenado.

El pedido de gracia no es concedido.
Fin.

***

Las historietas de Fangio: “El Milagro”

Las historietas de Jean Graton sobre las carreras más famosas de Fangio se exhiben en forma de mural en el Museo Fangio de Balcarce. Autoblog agradece a la Fundación Fangio, al Museo Fangio y a Mauricio Parra por el permiso para reproducirlas en nuestro sitio. Más información: www.museofangio.com

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com