Nordenwagen, representante de Porsche en la Argentina, organizó el viernes pasado la fiesta anual para los clientes de la marca: el Porsche Festival, en el Autódromo de Buenos Aires (ver nota). Allí Autoblog tuvo la oportunidad de probar el nuevo 718 Cayman S (ver nota) y también surgió la oportunidad de entrevistar a Hugo Pulenta.

En el siguiente diálogo, el presidente de Nordenwagen analiza el mercado actual, anticipa las novedades de la marca para el 2018 y fija su posición sobre dos temas que afectan a la marca: los beneficios del Gobierno para vehículos impulsados por energías alternativas y el proyecto de cambios parciales en los impuestos internos.

-¿Cómo nació la idea del Porsche Festival?
-Surgió hace 12 años, como una iniciativa mundial de Porsche para celebrar los 40 años del 911. Cada país, a través de su representante y su Porsche Club local, organizó un evento en un circuito para disfrutar entre los usuarios de la marca. A nivel internacional se realizó una sola vez, pero a nosotros nos gustó tanto que la repetimos todos los años. Para nosotros, los porschistas, es nuestra gran fiesta de fin de año: venimos al Autódromo de Buenos Aires, a disfrutar de nuestros autos en un lugar seguro. De lo único que se habla acá es de autos, damos unas cuántas vueltas en el circuito y almorzamos juntos. El evento termina siempre con una prueba de velocidad, donde participan sólo los que quieren. La intención es juntarse, celebrar y disfrutar de nuestros Porsche.

-La gama de modelos de Porsche en la Argentina se renovó por completo en el último año, ¿cómo está conformada en la actualidad?
-Fue un buen año, sobre todo porque pudimos completar la gama de modelos. Hoy ofrecemos la línea completa de Macan, 911, 718 Boxster y 718 Cayman. También trajimos el primer Panamera de nueva generación.

-¿Y qué novedades habrá en el 2018?
-La gran noticia es que la Argentina y Chile recibieron el primer cupo de producción de unidades para Latinoamérica de la nueva Cayenne. La producción se realizará en febrero, así que ya en marzo o abril tendremos las primeras unidades para entregar a clientes.

-¿Cómo fueron las cifras de ventas este año y qué están proyectando para 2018?
-El 2017 lo cerraremos casi 130 unidades, lo cual está bastante bien. En el 2018 pensamos que vamos a llegar a las 160 unidades, no más de eso. El aumento en las ventas del año que viene lo estamos proyectando, básicamente, por la llegada de la nueva Cayenne.

-Además de la nueva Cayenne, ¿qué otras novedades habrá en 2018?
-El año que viene vamos a completar la gama del Panamera, incluyendo la versión Sport Turismo, que llegará a mitad de año. Del 911 vamos a traer las versiones más exclusivas: vendrá el nuevo GT2 RS, que es la máxima expresión en performance de la actualidad, un auto que batió el récord de vuelta del circuito de Nürburgring para autos de producción.

-¿Cuántas unidades encargaron y a qué precio llegarán a la Argentina?
-Ya recibimos tres pedidos firmes de nuestros clientes y el precio aún no fue definido, pero claramente estará por encima de los 700 mil dólares. Van a producirse muy pocas unidades, es un auto muy exclusivo y extremadamente especial. También el año que viene llegará la actualización del 911 GT3 RS y el nuevo 911 GT3. Además, Porsche le asignó a la Argentina uno de sus modelos de serie limitada artesanal: el 911 Turbo S Exclusive Series.

-¿Tienen previsto traer versiones híbridas de algunos de los modelos de Porsche? ¿Qué opinan desde Nordenwagen sobre el beneficio impositivo que anunció el Gobierno, exclusivo para marcas con fábricas radicadas en el país?
-Para mí, es una equivocación, porque no estamos hablando de autos híbridos fabricados en la Argentina o en el Mercosur, sino de beneficios para autos importados. Nosotros en su momento apostamos por los autos híbridos, trayendo al país la Cayenne Hybrid y tuvimos que discontinuarla porque el Gobierno decidió beneficiar sólo a las terminales.

-¿Desde la marca se realizó algún reclamo al Gobierno por esta diferencia que se hizo en el beneficio impositivo?
-Sí, nuestras presentaciones las realizamos siempre a través de la cámara de importadores (Cidoa) y confiamos en que se escuche nuestro reclamo.

-¿Y qué opina de los cambios en los impuestos internos? El Gobierno anunció que se eliminará la primera escala del tributo, pero manteniendo la segunda escala, que es la que afecta a toda la gama de Porsche.
-Tampoco estamos de acuerdo con esa medida. Nuestros autos ya pagan el máximo de arancel aduanero permitido a nivel internacional, que es el 35%. Ahí debería terminar la carga impositiva. Creo que si el objetivo de este impuesto interno es proteger la industria nacional, es un error: jamás se va a producir un Porsche en la Argentina. Todos los Porsche se producen en Alemania, para todo el mundo. Confiamos en que el Gobierno nos escuche, como siempre lo hicieron hasta ahora.

Entrevista de C.C.

***

ADEMÁS En el Twitter de @Autoblogcomar

 

 

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com