Cuando faltan sólo un día para la apertura del Salon de Tokyo 2017, Honda Motor de Argentina anunció ante un grupo de periodistas en Japón que realizará una nueva inversión en su planta de Campana para producir a un modelo que reemplace en la línea de montaje a la actual HR-V (foto de arriba).

El anuncio, realizado por el presidente de Honda Motor de Argentina, Hideki Kamiyama (foto de arriba), podría ser una nueva generación de la SUV para el Segmento B (chico) o un modelo completamente diferente, todavía no se confirmó. Su lanzamiento se producirá en 2020.

Lo que sí confirmó Kamiyama es que la actual HR-V no convivirá con el nuevo producto. Dejará de producirse cuando arranque la fabricación del nuevo modelo.

***

Nota del Diario Clarín Honda va a producir un nuevo vehículo en Campana

Por Luis Ceriotto

TOKIO, JAPÓN (Enviado especial). En esta ciudad situada en las antípodas horarias de la Argentina (exactamente doce horas), el final del recuento de las elecciones, los discursos de María Eugenia Vidal, Cristina Fernández y Mauricio Macri coincidieron con el mediodía del lunes. De modo que, mientras en Buenos Aires la mayor parte de la gente se iba a dormir luego de haber estado prendida durante tres horas a las estadísticas que llegaban desde el Correo, acá los ejecutivos de Honda comentaban lo que posiblemente sea el primer anuncio de una inversión multinacional tras las elecciones: un nuevo auto, cuya inversión en la planta de Honda de Campana comenzaría en 2018, para entrar en producción a partir de 2020.

“Estamos pensando en introducir un nuevo vehículo en Campana, que podría ser la nueva generación de la Honda HRV o bien otro modelo que todavía está en desarrollo. Es algo que todavía está bajo estudio”, dijo Hideki Kamiyama, presidente de Honda Argentina.

-¿De qué inversión está hablando?
-Todo está bajo estudio, tanto el modelo como la inversión. La construcción de la planta nos demandó en su momento 300 millones de dólares, y la puesta en producción de la actual Honda HRV demandó otros US$ 25 millones. Ahora tenemos que definir, además, si el nuevo vehículo será sobre esa misma plataforma, o sobre una plataforma nueva. Kamiyama compartió un encuentro con periodistas argentinos invitados a la exposición internacional Tokio Motor Show, que comienza esta semana. Oriundo de Tokio, maneja la filial argentina de Honda desde 2014, luego de haber pasado por San Pablo y México, entre otros destinos fuera de su país. Venía de haber estado en Kyoto, la capital cultural de Japón, junto a un grupo de concesionarios argentinos que, contó, le mostraban minuto a minuto la evolución de los resultados electorales.

-¿Qué le pareció el resultado de las elecciones?
-Es un resultado que genera previsibilidad hacia el futuro, una perspectiva de largo plazo.

-¿Y los concesionarios qué le dijeron?
-Los concesionarios me piden más modelos para vender. Pero estamos muy atentos al límite de importaciones que tenemos con Brasil. En este momento estamos en regla con el “flex” de 1,5 dólares importados por cada dólar que exportamos.

Kamiyama contó que la semana pasada el embajador de Japón en la Argentina, Noriteru Fukushima, organizó una reunión entre ejecutivos japoneses radicados en la Argentina y funcionarias del área de Industria y Comercio. Y que tanto los funcionarios como el propio embajador nipón, quien no oculta su afición de más de dos décadas con la Argentina, les preguntaron a los empresarios cuándo van a incrementar nuestras inversiones en el país. De aquella reunión, en la que estuvieron los secretarios Martín Etchegoyen (Industria) y Miguel Braun (Comercio), participaron entre otros directivos japoneses de Toyota, Bridgestone y, por Honda, asistió Kamiyama.

-¿Y qué respondieron? ¿Es un buen momento para que inviertan las empresas japonesas?
-Creo que es un buen momento, pero no sólo para las empresas japonesas, sino para todas las empresas.

Honda tiene en Campana la única empresa del país donde convive la producción de un auto (la monovolumen HRV) con la de motocicletas, nueve versiones en total. Este año invirtió 12 millones de dólares para duplicar la producción de motos, de 70.000 a 140.000, con lo cual ya capta más del 25% del mercado local.

En vehículos, en cambio, Honda avanza más de a poco. Tras haber iniciado su producción en la planta de Campana con un modelo que estaba en su fase final (la generación anterior del City), dio un paso adelante con la HRV, un vehículo que iba a ser producido para ser exportado a Brasil y finalmente tuvo una inesperada aceptación en las concesionarias locales. Esta año van a terminar con un volumen de 15.000 unidades y, dijo Kamiyama, esperan llegar a las 20.000 para 2018.

-¿La HRV va a convivir con el nuevo vehículo?
-No, una vez que se defina, habrá un reemplazo. Pero no será antes de 2020.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com