¿QUÉ ES?: Es la nueva generación del sedán de Volvo para el Segmento E (grande). Ocupa el lugar que dejó vacante hace casi dos décadas el Volvo Serie 900 (que se vendió en Argentina hasta fines de los años ’90) y el S80 (entre 2005 y 2011). El S90 comparte plataforma y mecánicas con la XC90 (leer crítica). En Europa se vende el S90 fabricado en Suecia, pero a Sudamérica llega el modelo producido en China, en la nueva planta de Volvo que inauguró su propietaria, Geely. Ya está a la venta en nuestro mercado y las primeras unidades para clientes llegan en octubre.

MECÁNICA: Hay una sola motorización disponible, ya conocida de la XC90: naftera cuatro cilindros, 2.0 turbo con intercooler, 320 cv y 400 Nm. Caja automática de ocho velocidades y tracción integral permanente.

LO MÁS: El diseño. Tanto en el exterior como en el interior, los nuevos Volvo demuestran que se puede ser original y refinado, sin necesidad de copiar a las marcas alemanas.

LO MENOS: Tiene que competir contra algunos de los mejores sedanes del mundo, todos de origen alemán: Audi A6 3.0 TSi Quattro (310 cv, 83.800 dólares); Mercedes-Benz E 400 4Matic (333 cv, 102 mil dólares); BMW 540i (340 cv, a la venta a fin de agosto).

EL DETALLE: Comparte el mismo nivel de equipamiento Inscription, con la versión tope de gama de la XC90. Esto incluye todos los dispositivos de seguridad y de ayuda a la conducción detallados acá.

PRECIOS: S90 T6 AWD Inscription, 104.900 dólares. Garantía de dos años, sin límite de kilometraje.

***

***

VIDEO: Volvo S90

Galería: Lanzamiento: Volvo S90