Texto de El Amigo del Registro Automotor *

En los últimos años, el nivel de estafas relacionadas con las ventas de autos usados ha crecido muchísimo. Es una situación que, lamentablemente, presenciamos a diario en los Registros del Automotor.

Esto afecta no sólo al público, que está poco informado y se siente engañado en su buena fe. También nos afecta a quienes trabajamos en los trámites del Registro, con casos que entorpecen y empañan el trabajo de muchas personas.

Hay que tener mucho cuidado con la compra de un auto usado en la Argentina. Voy a contarles los casos de estafas más frecuentes, para que puedan evitar este tipo de situaciones.

* ¿Qué implica que te estafen en la compra de un vehículo?: Como todos saben, comprar un auto es una operación que involucra a mucho dinero. Por lo tanto, si te estafan, no sólo vas a perder una suma importante de plata, que te costó conseguir: también te vas a ver envuelto en una actividad ilícita. ¿Por qué? Porque cuando vayas al registro a transferir el auto, y descubras que fuiste estafado cuando lo compraste, el encargado de la dependencia estará obligado a hacerte una denuncia penal, por presentación de documentación apócrifa y adulteración de documentación. Vas a quedar involucrado.

* ¿Cómo detectar una posible estafa?: Es bastante simple, aunque pocos siguen estas reglas. En primer lugar, si te encontrás con un auto en excelente estado y a un precio muy bajo, no tengas dudas: no es tu día de suerte. Lo más probable es que sea un auto trucho. Sin embargo, todos los días hay gente que resulta tentada y cae en la trampa. Tené mucho cuidado con las ofertas extrañas, que aparecen en los sitios de ventas y en Facebook.

* ¿Cómo detectar una publicación falsa?: Por lo general, son falsos todos los avisos con frases como: "Vendo urgente por viaje", "vendo urgente porque me salió un negocio", “vendo urgente porque necesito el dinero". También suelen ser falsos los avisos publicados, por ejemplo, en un diario de Jujuy, anunciando la venta urgente y a muy bajo precio de un auto radicado en Chubut. Los estafadores juegan con la dificultad de poder mostrar el auto que venden. Y juegan con el precio, que es lo que siempre tienta y atrae.

* ¿Cómo evitar ser estafado?: ¿Ya encontraste el vehículo indicado? Bueno, antes que nada, andá a verlo. Sacale fotos al número de chasis y a la patente. El número de chasis lo vas encontrar en dos lugares: en los autos nuevos está en el parabrisas (abajo, a la izquierda) y en los más viejos en una plaqueta metálica bajo el capot (cerca de la parte superior de los amortiguadores).

* ¿Te gustó el auto y te gustó el precio?: Felicitaciones, pero todavía no lo pagues. A lo sumo, señalo.

* ¿Qué hay que hacer entonces?: Dirigite a un Registro Automotor y solicitá un Informe de Dominio. ¿No podes ir al Registro? Ingresa a http://www.dnrpa.gov.ar/portal_dnrpa/ y hacé click en la solapa de "Trámites Online". Ahí vas a seleccionar qué tipo de trámite querés hacer (si es un auto o una moto) y vas a buscar la opción “Informes”. Una vez que completes tus datos y los del auto, vas a seleccionar la opción de recibir el informe por mail y vas a realizar el pago electrónico. El trámite se abona por Pago Mis Cuentas. Dentro de las 48 horas vas a recibir el Informe de Dominio sobre la situación de ese vehículo.

* ¿Qué dice el Informe de Dominio?: El informe va a revelar si el auto fue robado, dado de baja, embargado, inhibido, prendado o si tiene algún gravamen pendiente que afecte su dominio.

* ¿Algo más?: Sí, te va a permitr comparar que el número de patente y de chasis del Informe de Dominio coincidan con los números de las fotos que tomaste. Si algún número no coincide, ya sabés lo que ocurre. Otra manera de saber si el auto es “bueno” es revisar la parte del dominio que menciona la “cantidad de placas”. Esto se refiere a la cantidad de chapas originales, duplicadas o triplicadas que tuvo esa unidad. Siempre debe llevar colocada la más nueva. Además, si tenés fotos del título y la cédula, podés comparar sus numeraciones con las del informe. Dato importante: las nuevas cédulas (celestes) tienen un código QR. Cuando se lo escanea, informa qué dominio está asignado a esa cédula y otros datos de relevancia.

* ¿Y la verificación?: Siempre que puedas, andá con el titular del vehículo a verificar el auto a la planta que te resulte más cómoda. No aceptes verificaciones policiales que se hayan hecho sin tu presencia.

* Conclusión: "El gran enemigo del conocimiento no es la ignorancia, sino la ilusión de conocimiento". La frase pertenece al gran físico, cosmólogo y divulgador científico Stephen Hawking. ¿Será que a él también le vendieron un auto trucho?

E.A.R.A. (seudónimo por pedido del autor)

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com