Peugeot y Citroën dejaron de ofrecer en la Argentina a los modelos 308, 408 y C4 Lounge equipados con el motor 2.0 16v de 143 caballos. Este impulsor naftero, que se comercializó durante más de una década, se fabricaba en la planta de motores que el Grupo PSA Argentina tiene en la localidad bonaerense de Jeppener.

Además de los modelos mencionados, el impulsor también equipó a los discontinuados Peugeot 307, Citroën C4 Sedán y C4 Hatchback.

El motor tenía una normativa de homologación Euro 3, que no le permitió continuar con la comercialización al actualizarse a Euro 5 la legislación argentina de emisiones contaminantes. La discontinuación de este impulsor no fue una sorpresa, ya había sido anticipada por Autoblog hace dos años.

Los 308, 408 y C4 Lounge seguirán ofreciendo la gama actual de motores 1.6 16v naftero, 1.6 HDi turbodiesel y 1.6 THP turbonaftero. El Grupo PSA no informó si el lugar que dejó vacante el 2.0 16v en Jeppener será ocupado por la producción de otro impulsor.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com