Tal como adelantó Autoblog la semana pasada, el presidente Mauricio Macri está listo para firmar un decreto con beneficios impositivos para que se vendan más autos híbridos y eléctricos en la Argentina (ver nota). Sin embargo, el texto de esa normativa contempla una limitación: excluye a los citycars eléctricos más pequeños, con “menos de 400 kilos sin baterías y con una potencia inferior a 15 kilowatts”.

Este párrafo del borrador del decreto, que en una primera lectura se interpretó como una limitación para algunos competidores, será complementado por una reglamentación aparte, que permitirá el uso –con limitaciones- de miniautos eléctricos.

Se trata de habilitar a nivel nacional la categoría de vehículos L4 y L6. Son autos muy pequeños, de bajo peso, que en la actualidad no están autorizados para circular por la vía pública. El mejor ejemplo de ellos es el Sero Electric argentino (leer crítica).

Según el borrador de la normativa, al que accedió Autoblog, este tipo de vehículos estarán autorizados a circular por calles y avenidas. Tendrán prohibido el ingreso a rutas y autopistas. Además, su velocidad máxima deberá estar limitada de fábrica a 45 km/h.

A cambio de ello, la normativa será más flexible en lo que respeta a exigencias de diseño, ergonomía y seguridad, que sí se les exige a los autos habilitados a circular por rutas.

Además del Sero Electric –que ya fue autorizado en Morón y San Isidro-, en esta categoría podrían encuadrarse también otros pequeños eléctricos importados, como el Kandi Coco (que comercializará Ralitor, leer más) o el Estrima Biró (que anunció Naval Motor, leer más).

Renault Argentina, que ya anunció la comercialización de la Kangoo Z.E., también tiene en estudio una versión del pequeño Twizy con 15 kilowats de potencia y velocidad limitada a 45 km/h (leer crítica).