El Gobierno argentino trabaja en un decreto para reducir los aranceles aduaneros que pagan los autos impulsados con energías alternativas (ver nota). Sin embargo, los primeros borradores que circularon de ese decreto indican que el beneficio sería exclusivo para las terminales automotrices. Es decir, para las marcas que tienen fábricas radicadas en nuestro país.

Esto dejaría en desigualdad de condiciones a los importadores. Entre ellos se encuentra Hyundai Motor Argentina. Su vicepresidente, Ernesto Cavicchioli, pidió en la siguiente entrevista con Autoblog que la medida sea pareja para todas las marcas.

-El Gobierno trabaja en un decreto para reducir los aranceles que pagan los autos eléctricos e híbridos importados. Sin embargo, este beneficio sería sólo para las terminales radicadas en el país. Es decir, sólo para las marcas que ya tienen una fábrica en la Argentina. ¿Cómo afecta esto a los importadores, como Hyundai?
-Desconozco el texto del decreto en desarrollo, pero si así fuere lo consideramos equivocado, ya que hay dos status lógicos en el régimen automotor de Argentina: auto nacional y auto importado. Luego, dentro del importado hay preferencias arancelarias sobre la producción regional. Si el auto es importado extrazona, el tratamiento no debe discriminar sobre quién es el importador, sino que se basa en el origen del bien. Hay extensa legislación al respecto y se debe respetar. De no hacerse, se estaría perjudicando no sólo a ciertas empresas, sino al consumidor, que sólo podría elegir determinados modelos de determinadas marcas. Además, la gran diferencia impositiva resultante haría que se afecte artificialmente la competitividad de todos los modelos extrazona no-híbridos de las marcas no incluidas, ya que hoy existen híbridos en casi todos los segmentos y con el beneficio impositivo podrían llegar a ser más baratos que los no híbridos afectados con el 35%. De esta manera, la distorsión que se produciría es de magnitud. El tratamiento especial debe ser por origen del modelo.

-En el Gobierno aseguran que, antes de tomar esta medida, consultaron a todos los sectores del mercado automotor argentino. ¿Los importadores participaron de estos encuentros?
-Una cosa es participar en mesas de discusión sobre los vehículos amigables con el medio ambiente y otra muy distinta es lo que se está publicando en los medios más importantes del país al respecto del decreto. Nosotros desconocemos el texto de dicho borrador de decreto y no fuimos consultados.

-¿Qué modelos eléctricos o híbridos planea traer Hyundai a la Argentina y cómo afecta a esos planes el hecho de que la marca pueda quedar afuera de estos beneficios impositivos?
-Estamos trabajando para poder traer el Hyundai Ioniq, que cuenta con tres versiones distintas: híbrido, híbrido plug in y 100% eléctrico.

-¿Cuánta sería la diferencia en pesos entre un auto eléctrico/híbrido beneficiado por este decreto y otro que no califique para recibirlo?
-En porcentajes, sería del orden de un 20% a 30%. Es por eso que no se debería discriminar por status de radicación, ya que además se sienta un precedente discriminatorio que viola los principios del comercio internacional y afecta la libertad de elección del consumidor.

-Los otros importadores todavía no emitieron su opinión sobre este decreto que está redactando el Gobierno. ¿Tienen previsto opinar como cámara, a través de Cidoa?
-Es visto con preocupación y se encuentra en materia de análisis, pero no se puede emitir opinión de algo que no es oficial. Buscaremos respuestas con las autoridades pertinentes.

-Otro beneficio que obtuvieron las terminales y no los importadores fue la aceleración de los tiempos de homologación de vehículos ante el INTI. Los fabricantes de autos aseguran que las Licencias de Configuración de Modelos hoy les demoran, como máximo, dos meses. Sin embargo, hay importadores que aún hoy padecen demoras de hasta nueve meses. ¿Cómo está la situación en el caso de Hyundai?
-Esperamos tener la misma celeridad de aprobación en un plazo de tiempo razonable. Es lógico que así sea, ya que en Argentina se homologa con documentos de ensayos de laboratorios reconocidos por las autoridades. Se trata entonces de revisar dichos documentos en materia de emisiones y seguridad activa y pasiva. No debería demorar más de dos meses todo el proceso. Tanto radicados como no radicados pagamos lo mismo y hacemos exactamente el mismo trámite, por lo que no debería existir una diferencia.

-En menos de dos años, el Gobierno ya recurrió dos veces al decreto presidencial para designar terminales automotrices. Lo hizo con Zanella y con Ralitor. ¿Es un trámite muy complejo de lograr? ¿Hyundai Argentina tiene previsto convertirse en terminal en algún momento?
-Pienso que es una pregunta para hacerle a las empresas ya radicadas y a Zanella y Ralitor, que son los nuevos ingresantes. Desconozco los detalles, pero estoy seguro de que por parte de las autoridades debe haber un análisis profundo, con el fin de comprobar la seriedad del proyecto, la idoneidad de los postulantes en materia de trayectoria, su actualidad patrimonial y comercial, el nivel de integración a alcanzar, su compromiso en materia de respuesta a los clientes, etcétera. En el caso de Hyundai, como siempre digo, es probable en el mediano plazo se radique como terminal en Argentina. Pero para que eso sea posible es necesario seguir avanzando en un volumen de penetración de mercado, que es el trabajo que se está haciendo hoy con la marca. Sería poner el caballo adelante del carro, y no lo contrario. Así lo han hecho todas las terminales automotrices radicadas en Argentina. Todas arrancan distribuyendo, conociendo el mercado y luego van por la radicación. Me resultaría extraño el anuncio de una radicación sin historia previa, red comercial, red de servicios, etcétera. Hay que estar muy seguro de que será exitosa para llevarla a cabo de esa manera. Hyundai cuenta hoy con 25 años de experiencia ininterrumpida en este mercado, más de 60 mil unidades vendidas, red de concesionarios y servicios en todo el país, por lo que considero que estamos en buenas condiciones de llevarlo a cabo.

Entrevista de C.C.