Desde Villa Carlos Paz (Córdoba) - El Rally de Argentina que finalizó ayer en esta ciudad quedó para la historia: marcó el debut de los nuevos autos World Rally Car (WRC) y se disputó en una de las temporadas más peleadas de los últimos tiempos (ver cobertura de Autoblog).

Con 380 caballos de potencia y mayor libertad aerodinámica, los nuevos WRC son considerados los herederos de los Grupo B, los legendarios monstruos del rally de los años '80 (ver comparación).

Para conocer más sobre la performance de los nuevos prototipos del rally, Autoblog entrevistó en Córdoba al Señor Rally, Martín Christie (leer entrevista de 2016). El ex navegante de Recalde, Raies, Soto, Biasion, Kankkunen y Auriol acompañó durante el Rally de Argentina 2017 al equipo Toyota Gazoo Racing.

Christie contó anécdotas, abrió puertas y presentó a sus colegas de toda la vida, que aún siguen en competición: desde Tommi Makkinen (cuatro veces campeón del mundo y actual director del team Toyota) hasta los actuales pilotos y navegantes de la escuadra japonesa: Jari-Matti Latvala, Miikka Anttila, Juho Hänninen y Kaj Lindström.

-¿Qué te pareció la performance de los nuevos WRC en Córdoba?
-Lo que más me ha sorprendido, por lo que pude ver en carrera, es la capacidad de tracción que tienen estos autos. Quedé muy impresionado por cómo maneja Latvala su Toyota y por cómo acelera Ogier su Ford. Son autos que, para el estilo de manejo que tienen ellos, cuentan con una capacidad asombrosa para traccionar y salir disparados en toda condición de caminos. Ya no es una cuestión de potencia: es un tema de la capacidad que tienen para transmitir esa potencia al piso. Es un enorme trabajo de diferenciales, amortiguadores, neumáticos y aerodinámica. Son todos factores que sorprenden al ver los autos en acción.

-En algunos tramos, los pilotos de punta bajaron hasta en 20 segundos los tiempos de años anteriores. ¿Cuál es el límite de esta categoría?
-El desarrollo de estos nuevos WRC todavía no terminó. De hecho, equipos como Toyota recién están empezando ahora, con nuevos aprendizajes en cada carrera. El trabajo aerodinámico, por ejemplo, es fenomenal, con pisos planos y enormes alerones, que se nota que fueron estudiados en detalle en los túneles de viento. Tenemos el privilegio de poder ver unos autos fantásticos, que logran unos tiempos increíbles.

-Desde el tiempo de los Grupo B no se veía autos de rally tan espectaculares. ¿Son también más veloces y eficientes en los caminos?
-Sí, sin dudas: los nuevos WRC son más veloces que los Grupo B. Aquellos autos eran muy potentes y livianos, pero tenían muchos problemas para transmitir la potencia al piso. Eran inestables y hasta peligrosos. Los avances en neumáticos, frenos, suspensiones y aerodinámica permitieron que se logren tiempos muchos más veloces que los de aquellos años, con autos incluso menos potentes. Lo que aumentó mucho es la velocidad en curva. Y la capacidad de frenado. Son autos muy estables y con una enorme capacidad de tracción.

-En el box de Toyota te encontraste con Tommi Makkinen, que en su primer año junto al equipo Gazoo Racing ya logró triunfos y puntos importantes. ¿Cómo están encarando esta temporada de regreso de Toyota al Mundial de Rally?
-Mejor no podrían haber empezado. Ya ganaron y en cada carrera aprenden algo nuevo. Latvala y Makkinen me contaron que todavía están en pleno desarrollo del auto, así que esperan muchos buenos resultados para el futuro. Cada tramo que corren es experiencia que acumulan para ir mejorando. La base del auto es muy buena y ya están siendo protagonistas.

-Recién hablábamos de los autos del Grupo B y el año pasado me comentabas sobre el auge del mercado de autos de rally de colección. ¿A qué se debe el interés de los coleccionistas sobre autos de una categoría que hasta ahora no les llamaba mucho la atención?
-Las casas de subastas RM Auctions y Sothebys vienen advirtiendo que el mercado de los autos clásicos es "un árbol que se está secando". El problema es que los autos de producción históricos se están vendiendo a muy buenos precios, pero sus nuevos dueños no se están desprendiendo de ellos. Así, ante la falta de autos de calle en oferta, surgió el auge por la colección de los autos de competición. Primero arrancó con los autos de Le Mans, después siguió con los de Fórmula 1 y ahora llegó al mundo de los autos de rally. Los autos de competición de los '60 y '70 duplicaron sus valores en los últimos años. Así que, atención: a los que les gustan los autos clásicos, lo que se viene es la colección de autos de rally.

Entrevista de C.C.

***

Martín Christie, el Señor Rally:
Martín Christie en el box de Toyota, junto a su colega Kaj Lindström (navegante de Juho Hänninen).

Martín Christie, el Señor Rally:
Y junto a Tommi Makkinen (tetracampeón mundial de rally y director de Toyota Gazoo Racing WRC) y Daniel herrero (presidente de Toyota Argentina).

***

ADEMÁS En el Twitter de @Autoblogcomar