Texto y fotos de Renato Tarditti

Desde Rosario – El sábado se celebró en esta ciudad el “Día de la Tierra”, con un Bio Festival donde se presentó en sociedad el prototipo Milla, un triciclo eléctrico ecológico fabricado por la empresa de capitales rosarinos GreenGo.

Además de los pedales, el GreenGo Milla tiene un motor eléctrico sobre su eje trasero alimentado por baterías de iones de litio, que le otorgan una autonomía de aproximadamente cinco horas, sin la necesidad de pedalear. Su velocidad está limitada a 35 km/h y puede transportar al conductor y dos pasajeros, que se ubican en un banco trasero. También es posible utilizar el espacio de los pasajeros para transportar carga, en una simpática versión Furgón.

El Milla cuenta con un panel solar en el techo que alimenta las luces de led delanteras y traseras (y hasta permitirían cargar un celular).

El triciclo tiene un diseño moderno y ligero, atributos no muy fáciles de congeniar. Hay que destacar que el triciclo está, por ahora, en una etapa de prototipo. Desde el punto de vista estético, están pendientes algunos ajustes, como la incorporación de ruedas específicamente diseñadas, que se adecuen un poco mejor a la propuesta estética de la particular carrocería.

Autoblog tuvo la oportunidad de participar en las primeras pruebas de manejo y resultó evidente la necesidad de ciertos ajustes ergonómicos, sobre todo relativos a la posición de manejo y la relación con el manubrio. Pero, más allá de esto, el primer contacto con el vehículo fue sin dudas muy alentador.

El Milla se muestra ágil y muy maniobrable, incluso sobre terrenos desparejos.

Los usos para los que está pensado son muy diversos: desde citytours (visitas guiadas por Rosario), Eco Taxi, delivery, guardia urbana, transporte dentro de predios grandes (fábricas) y circulación por barrios cerrados, entre otros.

Renato Poloni, CEO de GreenGo señaló: “No es nuestro objetivo principal convertir al Milla en un vehículo de uso individual. Más bien, nos interesa trabajar mucho sobre el concepto de sharing, es decir: vehículos compartidos. Nuestro sueño es que el Milla sea parte de la oferta de vehículos de uso público, como actualmente lo es la flota de bicicletas de la Ciudad de Buenos Aires”.

Cabe destacar, además, que este tipo de vehículos ya se utilizan en ciudades europeas como París, Berlín, Barcelona, Praga, entre muchas otras.

Los responsables de GreenGo fueron bastante cautelosos con respecto al precio y la fecha de comercialización.

Para definir el valor, primero es necesario saber qué componentes -fundamentalmente baterías, motor y transmisión- deberían ser importados de países como China. La buena noticia es que, para los elementos más complejos –monocasco, asientos, parabrisas, ruedas, luces– existen proveedores locales que podrían hacerse cargo de la producción.

Uno de los principales desafíos que el GreenGo Milla tiene por delante es que las regulaciones avancen al compás de las necesidades ambientales y generen un terreno fértil para la viabilidad de este tipo de propuestas. Esto incluye desde la creación de carriles especiales, hasta una política de subsidios para vehículos cero-emisiones.

La rentabilidad de la empresa es otra cuestión crucial, y por eso GreenGo tiene muchas expectativas de exportar sus productos en la región.

GreenGo asume que ser pioneros es un riesgo, pero a juzgar por los resultados mostrados por los prototipos, parecen bien encaminados.

R.T.

***

GreenGo Milla: se presentó el triciclo eléctrico rosarino
El GreenGo Milla se presentó en el Bio Festival de Rosario.

GreenGo Milla: se presentó el triciclo eléctrico rosarino
Todavía es un prototipo, pero se lanzará a la venta.

GreenGo Milla: se presentó el triciclo eléctrico rosarino
Renato Poloni, CEO de GreenGo.

GreenGo Milla: se presentó el triciclo eléctrico rosarino
Renato Tarditti, enviado de Autoblog a Rosario, en una prueba con carga plena (de batería y pasajeros).

GreenGo Milla: se presentó el triciclo eléctrico rosarino