Toyota Argentina lanzó hoy a la venta el Corolla 2018 (ver equipamiento y precios). Más allá de su rediseño, la principal novedad fue la incorporación de nuevos dispositivos de seguridad. Después de no ofrecer ESP en ninguna versión de la gama, el Corolla 2018 ahora tiene control de estabilidad de serie. Además, se convirtió en el único sedán del Segmento C (compacto) en ofrecer siete airbags de serie, entre las marcas generalistas.

Fue un cambio de política importante con respecto a la seguridad. Y sobre ese tema Autoblog dialogó con Ignacio Limpenny, gerente general de Ventas y Marketing de Toyota Argentina.

-Al actualizarse hoy la web oficial de Toyota Argentina, se publicaron los precios del llamado Corolla 2018 y se mantuvieron los precios de la versión previa a este restyling. ¿Todavía les queda stock en los concesionarios?
-Muy poco, pero mantuvimos los precios porque todavía hay algo de stock disponible.

-Ahí se puede ver que los Corolla 2018 aumentaron hasta 35 mil pesos. ¿Cuáles son los argumentos de venta de la marca para justificar esta diferencia?
-El incremento tiene dos componentes. Uno es el propio mercado. Estamos acompañando los aumentos que está teniendo el sector automotor en los últimos tiempos. Esa es la menor de las partes. La mayor incidencia viene por el lado de la mayor tecnología y equipamiento que ofrece el Corolla 2018. Hablamos de los siete airbags de serie, nuevos tapizados, llantas de 17 pulgadas en la versión más equipada y luces de leds rediseñadas. Son todos componentes que ameritan que el vehículo tenga que aumentar ese precio, pero de todos modos creemos que la relación precio-producto sigue siendo más que aceptable.

-El Corolla era uno de los autos que estaba más atrasado en materia de equipamiento de seguridad y ahora se convirtió en uno de los más completos. De hecho, entre los sedanes del Segmento C de marcas generalistas, no hay otro modelo con siete airbags de serie. ¿A qué se debió ese cambio tan brusco?
-Como todos saben, en Toyota trabajamos paso a paso, tomando las decisiones con mucho tiempo y mucha antelación. Hemos estado escuchando a nuestros clientes. En su momento creíamos que no era el momento para poder trasladar todos esos productos al auto, si bien no dejan de ser importantes, pero creemos que ahora llegó la oportunidad de poder hacer esos cambios, para ofrecerle al cliente estos elementos de seguridad. En Toyota, la seguridad es una prioridad para nosotros: en ese sentido venimos trabajando y este Corolla 2018 es el resultado que podemos ver hoy.

-En marzo de 2014, cuando se lanzó originalmente esta undécima generación del Corolla, el jefe de Ingeniería Global de Toyota, Shinichi Yasui, dijo que “el ESP no es necesario en el Corolla”. Ahora, con este restyling, el Corolla ofrece el control de estabilidad de serie. ¿Qué cambió ahora para sí ofrecerlo?
-Te repito, el auto siempre ha sido estable y siempre lo consideramos un vehículo seguro para el mercado. Hoy creemos que es el momento indicado para cambiar y agregarle esa posibilidad, para que tenga estas condiciones de tecnología que, día a día, nos ayudan a hacer los autos más seguros. El hecho de que antes no lo tuviera no significa que el auto fuera inestable o inseguro. Era un auto seguro y estable. Nuestra manera de trabajar es la mejora continua y esto es lo que hemos logrado al día de hoy.

-En mayo de 2016, Toyota Argentina anunció que en el “corto plazo” tanto el Corolla como el Etios se venderían control de estabilidad de serie. Con el Corolla acaban de cumplir la promesa. Sin embargo, el Etios renovó su diseño el mes pasado, pero sigue sin ESP. ¿Cuándo lo ofrecerá?
-Estamos trabajando en ello, pero todavía no podemos dar la información de cuándo se va a dar esa incorporación en el Etios.

-Hay una constante de Toyota con el ESP. Primero era el Corolla que no lo tenía. Ahora es el Etios que todavía no lo sumó. La Hilux tenía ESP en todas las versiones, pero después lanzaron la versión STD que lo eliminó. Y, al parecer, las últimas noticias tras la Prueba del Alce es que Toyota podría reprogramar el ESP de la Hilux. Todavía no hay nada oficial. ¿De qué manera se desarrollan los controles de estabilidad en la marca y cómo trabajan con los proveedores con respecto a este dispositivo de seguridad?
-En Toyota, el área de Ingeniería siempre trabaja pensando en el beneficio y la seguridad del cliente. En aquellos vehículos en los que no hemos incorporado todavía ESP, es porque los consideramos suficientemente seguros. Repito: estamos trabajando para ir evolucionando, aunque no hay que enfocarse solamente en el ESP. Tenemos otros vehículos que ofrecen otras tecnologías que ayudan a la seguridad. Los dispositivos los vamos incorporando en la medida en que detectamos las necesidades del mercado y en la medida que las podemos atender. Para Toyota, la seguridad es importantísima. Con esto no quiero decir que un cliente del Etios sea menos importante que un cliente de una Land Cruiser 200. Todos ameritan y merecen el mismo nivel de seguridad. Eso hace que estemos trabajando de manera constante a nivel mundial, para lograr ofrecer el mismo estándar.

-Con las novedades que incorporó, ¿cuál es el estimado de ventas para el Corolla en este año?
-El año pasado, el Corolla fue líder en el segmento de los sedanes del Segmento C, con 16 mil unidades. Este año, con un mercado que estimamos superará las 750 mil unidades, proyectamos mantener el mismo volumen. En Toyota no buscamos ser líderes del segmento ni lograr grandes volúmenes. Sólo intentamos ser consecuentes con el trabajo de mucho tiempo de permanencia en el mercado.

Entrevista de C.C.

***

El Toyota Corolla sumó ESP: “Hemos estado escuchando a nuestros clientes”
Equipamiento, fichas técnicas y precios del Corolla 2018, acá.

***

ADEMÁS En el Instagram de @Autoblogcomar