Por Lucas Litvay
Proyecciones: João Kleber Amaral
Foto espía: Fabri Schazenbach
Video espía: Facundo Funes

Después de tres años seguidos de caídas en las ventas, en participación de mercado y –lo peor- en rentabilidad, la orden en la filial brasileña de Fiat es no arriesgar. La orden recibida desde la casa matriz de FCA es, más que nunca, “hacer caja”.

Cada centavo invertido por la empresa tiene que ser automáticamente correspondido en las ventas. Ese es el clima de austeridad que rodeará al auto que ilustra esta nota. Todavía sin nombre definido –sólo sabemos que apenas tendrá cuatro letras- el nuevo modelo que Fiat fabricará en Brasil es conocido internamente como Proyecto X6H. Su misión: recortar costos y aumentar el rendimiento financiero de la marca italiana en el Segmento B (chico).

Este es el motivo por el cual el Proyecto X6H reemplazará en la línea de producción de Brasil al Punto, pero también al Bravo brasileño y a las versiones tope de gama del Palio. “Reemplazaremos a tres autos de bajas ventas por un único modelo, que atenderá a la faja de precios de entre 16 mil y 22 mil dólares”, explicó una fuente de FCA en Brasil a la revista Car and Driver, aliada de Autoblog Argentina.

Para conquistar una franja tan amplia, el nuevo Fiat tiene que tener también una amplia gama de motorizaciones y transmisiones. A pesar de cierta resistencia del área de Ingeniería, en Fiat se decidió que la versión de entrada a gama del Proyecto X6H (destinada a reemplazar a los Palio más caros) se equipe en Brasil con un motor 1.0 de tres cilindros y caja manual de cinco velocidades. Es el mismo conjunto mecánico que ya equipa en ese país al Uno 2017.

La versión intermedia del X6H también tendrá otro impulsor del Uno: el 1.3 de cuatro cilindros y 110 caballos. Se espera que esta sea la versión más vendida del nuevo modelo. Ese motor estará asociado a una caja manual de cinco marchas o a la transmisión automatizada Dualogic.

Al tope de la gama se ubicará una versión con el E.torq 1.8 16 de 140 caballos. Tendrá la caja automática de seis velocidades con convertidor de par, ya conocida de algunas versiones brasileñas de la Fiat Toro y el Jeep Renegade.

Además de un diseño exterior más deportivo, esa versión tendrá opciones de personalización con nombres sugerentes: “Speedometer” y “Tachometer”, por ejemplo.

En el futuro podrá haber una versión Turbo. En la planta de Betim ya desarrollaron el nuevo Firefly 1.3 Turbo, con tapa de 16 válvulas y una potencia en torno a los 160 caballos.

Aunque en Brasil aseguren que el diseño del X6H se hizo de manera local, no habrá forma de negar que se inspiró en el nuevo Tipo europeo. El lateral, por ejemplo, será prácticamente idéntico y con el mismo estampado. La única excepción será la puerta trasera que, para economizar costos, no invadirá el Pilar C (columna trasera). La versión Sporting tendrá un detalle “adventure” muy brasileño: molduras negras en los guardabarros.

En la parte delantera también habrá semejanzas con el Tipo europeo. El X6H brasileño sólo se diferenciará en cuatro aspectos: los paragolpes, los faros, la parrilla y el capot. La versión Sporting tendrá faros con máscara negra. Las luces antinieblas estarán integradas en la parrilla inferior.

En la parte trasera, los cambios más notables con respecto al Tipo europeo estarán en la tapa del baúl, que será más horizontal. El porta-patentes fue llevado al paragolpes. En el modelo brasileño, las ópticas posteriores también serán levemente distintas.

A pesar de que el X6H tendrá tantas semejanzas, la filial del Mercosur decidió no adoptar el nombre Tipo: “Está asociado a otra época, a otra fase de la empresa”, dijo una fuente. “Tenemos que mirar para el futuro”.

Por dentro, las similitudes son menores. Aunque la consola tenga algunas semejanzas con el Tipo europeo, el tablero será exclusivo del X6H. Tendrá una pantalla táctil de siete pulgadas para el sistema multimedia y volante proveniente del 500X europeo.

También adoptará algunas soluciones de la pick-up Toro, como una computadora de a bordo de buen tamaño, en el centro del tablero.

El X6H estrenará una nueva plataforma de Fiat. Será una evolución de la base estructural ya conocida de los actuales palio y Uno. “No usaremos la plataforma de los Toro, Renegade y Compass porque es más costosa de producir”, señaló un informante. “Se tratará de una nueva arquitectura, inédita en el grupo FCA”.

El X6H es un hatchback que será producido en la planta brasileña de Betim. Su presentación está prevista para junio, casi en coincidencia con el Salón de Buenos Aires. A fin de año se fabricará la versión sedán (Proyecto X6S) en la planta cordobesa de Ferreyra.

La plataforma se utilizará también para un nuevo producto: una SUV chica, que se posicionará por debajo del Jeep Renegade. Si bien compartirá muchos componentes con estos dos Fiat, se comercializará con la marca Jeep. “Vamos a aprovechar la fuerte presencia de la marca en el segmento de los todo terreno”, aseguran en FCA. La SUV está prevista para fines de 2018 o comienzos de 2019.

  • Copyright de Car and Driver. Traducción y derechos exclusivos de reproducción para la Argentina de Autoblog.com.ar

    ***

Proyecto X6H: todo sobre el Fiat que se presenta en junio
Proyecto X6H: todo sobre el Fiat que se presenta en junio
Proyecto X6H: todo sobre el Fiat que se presenta en junio

***

VIDEO: Fiat Proyecto X6H y X6S en Mendoza