El Ministerio de Ambiente de Brasil multó a Volkswagen con 15 millones de dólares y la intimó para que corrija los motores de 17 mil pick-ups Amarok fabricadas en la Argentina. Es porque sus motores 2.0 TDi cuentan con el famoso dispositivo que desató el llamado #Dieselgate: un software creado para engañar a las pruebas de emisiones de gases contaminantes.

La multa del Gobierno brasileño a VW fue anunciada por primera vez en noviembre de 2015. Sin embargo, la marca apeló señalando que los motores vendidos en ese país no contenían el software fraudulento. El organismo llamado Ibama entonces testeó a un grupo de Amarok 2.0 TDi en diferentes condiciones (foto de arriba) y comprobó la existencia de un sistema que modifica el mapeo del motor: se activa al detectar que está operando en condiciones similares a las de un test de emisiones de gases tóxicos.

“Si no fuese por la acción del dispositivo, las emisiones de óxido de nitrógeno serían superiores al límite reglamentado”, señaló el Ibama.

De esta manera, el organismo brasileño ratificó la multa de 15 millones de dólares e intimó a la marca a realizar un recall para eliminar el software en las 17 mil Amarok 2.0 TDi, que llegaron a Brasil procedentes de la planta argentina de la localidad de Pacheco. Sin embargo, los motores no se producen en nuestro país: llegan a la línea de montaje del partido de Tigre procedentes de Alemania.

Sólo en Estados Unidos, el llamado #Dieselgate le costará al Grupo VW más de 15 mil millones de dólares en reparaciones, retiro de vehículos e indemnizaciones.

Todavía no se cuantificó el daño global del escándalo, pero al menos en Europa tuvo un efecto inmediato con la Amarok: se eliminó el motor 2.0 TDi, que en todas las versiones fue reemplazado por el V6 3.0 TDi, con diferentes niveles de potencia.

En la Argentina, el motor V6 3.0 TDi se lanzará a la venta en junio en las versiones tope de gama de la Amarok. La pick-up con este impulsor costará cerca de un millón de pesos. Sin embargo, en el resto de las versiones se seguirá usando el polémico 2.0 TDi.

VW Argentina admitió por medio de un recall de octubre de 2015 que en la Argentina hay varias unidades de Amarok, Vento, Tiguan y Touareg con los motores fraudulentos (ver números de chasis). Sin embargo, la marca todavía no informó que medida adoptará en nuestro país. Sucede que las normativas ambientales argentinas son más flexibles que las de Brasil y otros mercados. Ese fue el motivo por el cual el Gobierno nacional no tomó acciones contra la compañía. A su vez, VW Argentina no informó si adoptará alguna medida por decisión propia.

***

Comunicado de prensa del Ministerio de Ambiente de Brasil (Ibama) Ibama confirma multa de R$ 50 milhões por fraude em testes de emissão e exige recall da Volkswagen

Brasília (24/03/2017) – O Ibama confirmou em decisão de recurso apresentado à 1ª instância administrativa a aplicação da multa de R$ 50 milhões à Volkswagen do Brasil por fraude em testes de emissão realizados em laboratório com veículos da linha Amarok 2011/2012.

Em sua defesa, a empresa tentou demonstrar que o software instalado nos carros para adulterar o padrão de emissões durante testes laboratoriais não estaria ativo, nem seria efetivo para burlar medições. No entanto, relatório concluído pela Companhia Ambiental do Estado de São Paulo (Cetesb) em janeiro deste ano a pedido do Ibama aponta que os veículos Amarok testados continham dispositivo que reduzia em 0,26 g/km, em média, a emissão de poluentes durante ensaios de laboratório.

“Se não fosse pela ação do dispositivo, as emissões de óxidos de nitrogênio superariam o limite regulamentado – em média, atingiram 1,101 g/km – e, portanto, os veículos teriam sido reprovados nos testes. Assim, estão caracterizadas as violações às Resoluções Conama (Conselho Nacional do Meio Ambiente) 230/1997 e 315/2002 e, por conseguinte, configurada a infração ambiental descrita no artigo 71 do Decreto 6.514/2008”, aponta trecho da decisão apresentada pelo Ibama nesta terça-feira (21/03).

A autoridade julgadora aplicou o valor máximo da multa por veículo adulterado prevista no artigo 71 do Decreto 6.514/2008, chegando à cifra de R$ 170.570.000,00. Considerados os atenuantes e agravantes do caso, caberia ainda um acréscimo de 40%, que elevaria a multa para R$ 238.798.000,00. O valor final foi fixado em R$ 50 milhões em razão do limite estabelecido pela Lei 9.605/1998 para multas ambientais.

O Ibama também determinou, por meio de ofício, que a empresa realize o recall dos veículos Amarok que contêm dispositivo destinado a reduzir as emissões de poluentes durante testes de laboratório. No total, 17.057 veículos Amarok continham um software que poderia otimizar os resultados de óxidos de nitrogênio (NOx) durante os testes laboratoriais de homologação.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com