Wayne Griffiths, vicepresidente ejecutivo Comercial de Seat, anunció que la Argentina figura en los planes de expansión de la marca española. Griffiths realizó estas declaraciones a la Agencia Europa Press (ver cable abajo) en el Salón de Ginebra, donde la firma presentó el nuevo Ibiza (ver nota aparte).

La división española del Grupo VW ya tuvo dos etapas en la Argentina. Ambas terminaron con el retiro sorpresivo, la suspensión de las ventas, el cierre de concesionarios y trastornos para los clientes que compraron los productos.

“Si quieres ser una marca fuerte, tienes que ser conocida internacionalmente y no ser sólo una marca local o regional", señaló Griffiths al presentar en Ginebra la nueva estrategia global de Seat.

En los planes del ejecutivo, el primer desembarco internacional de la marca en 2017 será en Nueva Zelanda. Después seguirán Noruega y Argentina, sin fechas confirmadas todavía. También apuesta a ingresar a Irán.

El rumor del regreso de Seat a la Argentina suena con fuerza desde octubre pasado en Pacheco. En la sede local del Grupo VW, los carteles de Seat nunca fueron retirados.

Los años dorados de Seat en la Argentina fueron durante la década del ’90. En aquellos tiempos, la planta de Pacheco llegó incluso a producir el Seat Córdoba, que compartía numerosos componentes con el VW Polo Classic. Pero la crisis del 2001 produjo un fuerte impacto en la marca, que abandonó el país de manera sorpresiva en 2002, dejando a muchos clientes sin atención ni servicios.

En 2007, Seat volvió de manera oficial a nuestro mercado. La marca se relanzó en el Salón de Buenos Aires de ese año. En esa etapa se comercializaron los modelos Ibiza y León. Sin embargo, cuando surgieron las trabas aduaneras y el cepo al dólar, la marca española volvió a ser la más afectada dentro de las firmas representadas por Volkswagen Argentina.

Las ventas se suspendieron en julio de 2011.

El nuevo Ibiza fue el primer modelo del Grupo VW en estrenar la nueva Plataforma MQB-A0. Es la base estructural que utilizarán los nuevos modelos de Volkswagen que se fabricarán en Argentina y Brasil (leer más).

***

Seat anunció su plan para volver a la Argentina
En la foto principal, Luca di Meo (CEO de Seat) y Wayne Griffiths (vicepresidente ejecutivo Comercial). Sobre estas líneas, el stand de Seat en el Salón de Ginebra.

***

Cable de la Agencia Europa Press Seat ultima su desembarco en Nueva Zelanda y estudia entrar en Noruega y Argentina

Barcelona, 12 Mar. (Europa Press) - Seat está ultimando su desembarco en Nueva Zelanda, donde prevé empezar a vender sus modelos "en breve", y también está estudiando entrar en Noruega y en Argentina, entre otros países de Latinoamérica, en el marco de su estrategia de expansión internacional, ha explicado el vicepresidente ejecutivo Comercial de Seat, Wayne Griffiths, en una entrevista de Europa Press.

Griffiths ha afirmado que Seat necesita diversificar sus mercados porque no puede depender en un 80% de Europa y, además, es necesario expandirse para fortalecer la marca a nivel global: "Si quieres ser una marca fuerte, tienes que ser conocida internacionalmente y no ser sólo una marca local o regional". Seat está analizando dos tipos de nuevos mercados: unos maduros y desarrollados, como Nueva Zelanda y Noruega, y otros más emergentes, como es el caso de Irán, donde la compañía también tiene intención de entrar.

La automovilística se ha fijado tres ejes principales para crecer: ganar peso en los países europeos en los que ya tiene presencia, crecer en el Norte de África y también en Latinoamérica, teniendo en cuenta el éxito que tiene Seat en México. En los países en los que empiece de cero, quiere aprovechar para implantar sistemas de distribución "poco tradicionales", más digitales, con el objetivo de reducir costes de estructura, y la gama de modelos se decidirá en función de los segmentos más dominantes en cada mercado.

A pesar de querer entrar en nuevos países, Seat cree que tiene un mayor potencial de crecimiento ganando terreno en mercados existentes, sobre todo en Europa y, especialmente, en Alemania, Francia e Italia, lo que confía conseguir gracias a los nuevos modelos, el Ateca y el Arona, ya que forman parte de los segmentos que más crecen en Europa, los todoterrenos urbanos (SUV). Griffiths ha señalado que la intención es conseguir al menos una cuota de mercado del 5% en cada segmento, ya que este porcentaje supone un volumen relevante de ventas.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com