El Chevrolet Agile y su diseñador, Carlos Barba, se despidieron el año pasado de la industria automotriz. El hatchback chico fabricado en Rosario cesó de producción en diciembre (leer obituario). Y su diseñador, el mexicano Barba -también padre de los Cobalt, Montana y Spin, entre otros Chevrolet- se jubiló también en 2016 de su cargo de responsable de Diseño de General Motors en América Latina.

No sabemos si Barba dedicará su tiempo libre a alguna actividad deportiva. Pero el Agile, sí lo hará. El Chevrolet argentino venía participando hasta ahora en la categoría Maxi Rally, una creación de la empresa cordobesa Baratec, que corre el campeonato nacional de la actividad.

Hasta ahora, todos los Maxi Rally tenían motores 2.4 atmosféricos (de la Honda CR-V) con 280 caballos de potencia, asociados a la transmisión y la caja secuencial de seis velocidades del Subaru Impreza WRX STi.

Desde este año, todos los Maxi Rally recibirán una evolución, que comenzó a ser ensayada en 2016 por la firma de los hermanos Barattero. Se incorporó un motor 1.6 turbo y se conservó la transmisión Subaru. Se mantuvo la potencia en torno a los 280 caballos, pero el torque trepó de 300 a 420 Nm.

El piloto Marcos Ligato, del Tango Rally Team financiado por David Nalbandian, presentó ayer su Agile Maxi Rally Turbo 2017. Es el Agile que siempre quisimos manejar.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com