Texto de Nicolás E. Korzan

La historia de los autos de colección en Argentina es extensa: desde hace casi un siglo, existieron juguetes de metal pintado y luego autos en escala importados que influyeron en creación de marcas nacionales. Esta historia de los autos de colección se concatenó con las entregas en fascículos o en tomos que diversas editoriales, en su mayoría españolas, desarrollaron sobre numerosas temáticas en nuestros kioscos de diarios y revistas desde los años sesenta.

Pero no fue sino hasta el año 2000 que la importación de colecciones españolas permitió traer a los kioscos argentinos series de fascículos con vehículos en miniatura a precios populares. Veamos todas las que se vendieron en los kioscos argentinos hasta el año 2012:

***

1. TOP CARS (Club Internacional del Libro, Maisto 1/32 a 1/40 Pullback, 50 entregas, 2000-01)

Autitosgate: historia de las colecciones que pasaron por los kioscos argentinos

Esta colección, vendida en España entre 1998 y 1999, fue la primera en acceder a nuestros kioscos con la llegada del nuevo milenio. Cada una de sus entregas venía empaquetada con un autito y unas tres fichas con detalles sobre el automóvil replicado, la empresa o los diseñadores que lo fabricaron y algunas generalidades sobre los automóviles. Los autos, en su mayoría deportivos de lujo, eran de escala variable de tamaño 4,5 pulgadas, pullback (o sea, se los puede retroceder y avanzan solos) y con apertura de puertas delanteras, muy semejantes a los Welly de escala similar que, desde hace más de 15 años, se pueden encontrar en muchas jugueterías argentinas.

***

2. COLECCIÓN PORSCHE (Planeta DeAgostini, HighSpeed 1/43, 40 entregas, 2004-05)

Autitosgate: historia de las colecciones que pasaron por los kioscos argentinos

Fue la primera que tuvo auténticos modelos de colección en escala 1/43, la más habitual en los vehículos en escala de elite en todo el mundo. Cada uno de los modelos venía en blíster pegado a un cartón, con unos tornillos, gomitas y la peana de base aparte, junto con un fascículo de una colección encuadernable en dos tomos de 20 fascículos cada uno. Los modelos se vendían a un valor tan económico, que algunos padres los compraron para sus niños confundiendo a estos modelos de colección con meros juguetes. El modelo más importante y buscado de la colección fue el Porsche 917/20 “Pink Pig” que compitió en las 24 Horas de Le Mans de 1971.

***

3. 100 AÑOS DE SPORT AUTOMÓVIL (Altaya, IXO 1/43, 50 entregas, 2005-07)

Autitosgate: historia de las colecciones que pasaron por los kioscos argentinos

Esta colección fue la primera de auténticos coches de competición, y que trajo autos campeones de Fórmula 1, Rally Mundial, Endurance e incluso Dakar. En sus entregas, el modelo ya estaba atornillado sobre la peana base, que incluía descripción de la marca y modelo del auto, su año, la categoría en la que compitió y el o los pilotos que lo manejaron. Fue la primera colección que tuvo autos de corredores argentinos: el Porsche 962 del equipo Brun que, entre otros, manejó Oscar “Poppy” Larrauri en el Grupo C durante 1989, y el modelo más buscado y valioso de la colección: el Mercedes W196 no carenado con el que Juan Manuel Fangio consiguió su título de Fórmula 1 en 1955.

***

4. TAXIS DEL MUNDO (Altaya, IXO 1/43, 50 entregas, 2006-08)

Autitosgate: historia de las colecciones que pasaron por los kioscos argentinos

Una colección dedicada en su gran mayoría a taxis y en menor medida otros medios de transporte público. Sus entregas también tenían el modelo atornillado sobre la peana base con la descripción del modelo, y envasada en blíster. Las entregas componían una colección de fascículos encuadernables. El modelo más codiciado es el taxi de Buenos Aires, el Peugeot 404 1965, que se diferencia del mismo auto pero de París por tener los colores locales, un portaequipaje en techo y una pequeña visera. Otros modelos muy cotizados son el Tatra 603 de Praga y el Renault Taxi de la Marne que se usaba para llevar a los soldados al frente en la Primera Guerra Mundial.

***

5. GRANDES MOTOS DE COMPETICIÓN (Altaya, IXO 1/24, 50 entregas, 2006-08)

Autitosgate: historia de las colecciones que pasaron por los kioscos argentinos

Colección dedicada por completo a todo tipo de motos del Continental Circus y también ya configurado el Campeonato Mundial de Motociclismo como MotoGP, de distintas épocas. Los modelos de las motos son escala 1/24, a diferencia de los 1/43 utilizadas en los vehículos de cuatro ruedas. Es de destaque que hay motos un tanto antiguas como la MV Agusta de John Surtees de 1956, la Honda RC 162 de Mike Hailwood de 1962 y la Derbi de Ángel Nieto de 1971, que figuran entre las más codiciadas. También están motos de consabidos campeones más modernos como Kenny Roberts, Mike Doohan, Max Biaggi y Valentino Rossi.

***

6. RALLY COLLECTION (Altaya, IXO 1/43, 50 entregas, 2007-09)


Colección dedicada por completo a coches de diversas épocas de Rally Mundial, incluso unos pocos modelos previos a la instauración del Campeonato del Mundo. Unos pocos modelos de la colección vinieron, por primera vez, en caja acrílica en vez del blíster habitual; ya, a partir de acá, todos vienen con peana atornillada con la descripción del modelo, y en la mayoría de los casos, en blíster. El modelo más apreciado de esta serie es el Audi Quattro Sport E2 de Walter Röhrl 1985. Otros modelos interesantes son varios de los Lancia, como el Fulvia de 1969, el 037 de 1984, el Delta S4 de Toivonen 1985 y el Super Delta HF Integrale de 1992.

***

7. COCHES DE ÉPOCA (Altaya, IXO 1/43, 14 entregas, 2009 Interior – 2010 Buenos Aires)

Autitosgate: historia de las colecciones que pasaron por los kioscos argentinos

Esta serie fue muy valorada, a pesar de que sólo vinieron 14 de las 50 entregas originales. Aquí todos los modelos vinieron con el modelo con peana atornillada con descripción en caja acrílica, envuelta a su vez en blíster con cartón. También venía acompañada de un excelente fascículo, aunque no vinieron tomos para encuadernarlos. Todos los modelos de esta colección son valuados entre coleccionistas, y el que más destaca de ellos es el Bentley Speed Six verde de 1930. Otros muy importantes son el Cadillac V6 LWB Imperial Sedan 1930, el auto de Al Capone, y el Horch 853 A Cabriolet rojo y negro de 1938.

***

8. DREAM CARS (Altaya, IXO 1/43, 44 entregas, 2010 Interior)

Autitosgate: historia de las colecciones que pasaron por los kioscos argentinos

Esta serie se vendió sólo en el Interior del país; y se compone en exclusiva de deportivos de lujo, incluso algunos concept carse. Las entregas ya venían en caja acrílica emblisterada con plástico y cartón, con el modelo en peana y descripción como es acostumbrado. El fascículo fue reemplazado por una lámina descriptiva para justificar su venta en kioscos. De sus modelos, los más buscados son los Ford GT blanco con rayas azules, el Shelby GT350 con idéntica decoración y el Aston Martin DB4 verde de los años sesenta. Tiene además un auto de serie de televisión, el Lotus Super Seven con la patente KAR120C que Patrick McGoohan manejaba en “The Prisoner” (1967).

***

9. LA LEYENDA MERCEDES-BENZ (Altaya, IXO 1/43, 30 entregas, 2010-11 Interior)


También estos coches se vendieron sólo en el Interior del país; y sus autos son todos de la firma Mercedes-Benz. Los modelos se presentaban en caja acrílica emblisterada igual que Dream Cars, aunque en una pared de la caja venía una cartulina con una foto y detalles del modelo detrás. También venía lámina en vez de fascículo para justificar su venta en kioscos. El modelo más valuado de todos es el Benz Patent Motorwagen 1886, el primer automóvil de la historia, aunque parezca un triciclo muy pequeño. Otros de valor son el SSK blanco de 1928, el 600 Pullman azul de 1963, el 220 SE verde y blanco de 1959 y el 300 SL gris plata de 1954.

***

10. BLINDADOS DE COMBATE (Altaya, IXO 1/72, 60 entregas, 2011-12 Buenos Aires)

Autitosgate: historia de las colecciones que pasaron por los kioscos argentinos

Colección de tanques y otros vehículos militares que consistió en la última que se vendió en kioscos porteños antes del corte debido al cepo cambiario. Los modelos venían del mismo modo que la colección Mercedes-Benz, aunque con el fascículo correspondiente. Tanques y vehículos militares como los Panzer alemanes, M16 ingleses, Panhard franceses, Centauros italianos, DUKW anfibios norteamericanos e incluso SU soviéticos integraron esta colección. Entre los coleccionistas, se valoraron sobre todo aquellos vehículos que se utilizaron en la Segunda Guerra Mundial, por sobre las demás unidades bélicas.

***

11. RALLYE MONTE-CARLO (Altaya, IXO 1/43, 50 entregas, 2011-12 Interior)

Autitosgate: historia de las colecciones que pasaron por los kioscos argentinos

Segunda colección dedicada a coches de Rally, pero esta vez, exclusivos de la edición monegasca. Los modelos, también todos en caja acrílica, emblisterados con lámina adjunta, aunque la peana venía algo inclinada hacia el frente, para mejor apreciación del modelo, y fondo con cartulina con imagen del modelo y algunos detalles del mismo. Vinieron modelos tanto de la época del Campeonato Mundial como de ediciones tan antiguas como las de los años sesenta de este Rallye. Muchos de sus modelos fueron variantes de otros ya presentados en Rallye Collection, y el más valorado podría ser el exótico GAZ M-21 Volga negro que apareció en la edición de 1964.

***

12. PASIÓN POR EL RALLY (Altaya, IXO 1/43, ¿15? entregas, 2011-12 Interior)


Tercera colección dedicada a coches de Rally, consistente, por lo general, a coches participantes, en los últimos años, tanto en el Campeonato Mundial como en el Europeo. Otra colección también en caja acrílica, peana inclinada con cartulina detrás, todo emblisterado y lámina adjunta. No se sabe con certeza la cantidad de entregas, ya que la colección debió interrumpirse por el cepo cambiario ya en 2012. De sus modelos, podemos destacar que había algún Citroën C4, algún Ford Focus, algún Peugeot, algún Ford Escort y algún Seat, en variantes de decoración un tanto exóticas en relación con lo que se estaba acostumbrado.

***

LOS SALDOS

Luego de que las colecciones se vendieran en los kioscos, los remanentes podían terminar en las tiendas de saldos. Eso pasó con “Top Cars”, que llegó a los locales de saldos de avenida Corrientes en el año 2003; muchos locales los tenían y cada entrega se conseguía al irrisorio precio de ¡cinco pesos! de entonces.

La “Colección Porsche” llegó a las tiendas de saldos hacia 2006 y la gran mayoría de los modelos se pudieron conseguir en ellas, salvo los muy buscados como el Pink Pig. Incluso el Little Bastard de James Dean, aquel auto maldito que también integró la colección, apareció en esas mesas de saldo.

“100 Años de Sport Automóvil” tuvo modelos tan importantes para los coleccionistas que no aparecieron en las tiendas de liquidación, aunque algunos kioscos porteños guardaron por mucho tiempo algún pequeño remanente de la colección.

“Taxis del Mundo” apareció en las tiendas de saldo en 2010, en casi la totalidad de su colección. Muchos aprovecharon esta oportunidad en las tiendas, e incluso se los vio en la Feria del Libro de Buenos Aires. Modelos incluso luego cotizados llegaron a verse a sólo diez pesos en el mes inicial de venta en saldos.

“Grandes Motos de Competición” también estuvo en tiendas de saldos en 2010, también buena parte de su colección. Duró un poco menos que la de Taxis, con la que compartieron presencia en ellas.

“Rallye Collection” corrió igual suerte: casi todos sus modelos fueron a saldos y contó con una novedad: fue la primera colección cuyos saldos fueron a parar a tiendas de venta general, e incluso, un conocido supermercado los tuvo en venta.

Pocos autos de “Coches de Época” llegaron a los saldos, tan sólo las primeras cuatro entregas llegaron a esa instancia. Se los vio también en tiendas de venta general.

Algunos modelos de “Dream Cars” fueron a las tiendas de saldo y también a las tiendas de la venta general; en ellos estaba el problema que las cajas acrílicas tendían a astillarse a causa de su caída, por causa del manoteo de buscadores descuidados. De los modelos de “La Leyenda Mercedes-Benz”, también muy pocos llegaron a los saldos, de sus primerísimas entregas.

“Blindados de Combate” estuvo en saldos hacia 2015-16 en saldos, sobre todo en una conocida tienda de la calle Corrientes; los modelos entonces podían conseguirse a setenta pesos la unidad.

Ni “Motos de Competición 1/12”, “Rallye Monte-Carlo” ni “Pasión por el Rally” llegaron a los saldos, aunque sí fueron revendidas en algunas casas de hobbies.

***

MOTIVOS DEL #AUTITOSGATE

Desde la instauración del cepo cambiario de 2011, las colecciones de kioscos pasaron a ser más raras, y luego de los meses iniciales de 2012, su distribución se frenó tanto en Buenos Aires como en Interior. Apenas con la de Blindados de Combate se trató de completar la larga cantidad de entregas.

Ante la falta de modelos, aquellos de las colecciones ya vendidas sólo podían conseguirse en sitios de reventa; en su mayoría, la subasta online, su venta en casas de hobbies o intercambio de coleccionistas. Algunos comerciantes, incluso, trataron de cubrir la falta de modelos de kiosco trayendo desde afuera colecciones extranjeras, aunque el límite de compras al exterior de marzo 2014 empeoró esa situación.

El valor de colección de los modelos es distinto del de su venta en tiendas o mercados; cotiza en función de su estado y del valor de su búsqueda. Cuanto más codiciado y buscado el modelo, más vale, algo que se eleva si es más escaso.

Es bastante probable que el #Autitosgate haya estado influido por las reventas de los modelos ya vendidos en kioscos en el período 2004-12 (no contamos Top Cars) por ser referentes para los novatos, sobre todo, en sitios de subastas.

Esto explica que ante la reinstauración de las colecciones con los Autos Inolvidables Argentinos de Salvat a mediados de 2016, se haya generado tamaño mercado especulativo con los autitos, que también veremos explicado, a continuación, en algo que sucedió en el continente europeo.

***

#AUTITOSGATE EN ESPAÑA

La situación vivida por los argentinos con la colección Autos Inolvidables Argentinos, que a mediados de 2016 reinició la venta de miniaturas 1/43 en kioscos, tuvo un efecto muy similar a algo sucedido en España más de una década antes.

Aquella vez, los ibéricos contaron con una colección de tenor muy similar, denominada Nuestros Queridos Coches. Al igual que sucediera en tierras argentinas, en aquel momento los modelos españoles de calle también pasaron por su fase de acaparamiento y reventa a precios bastante más altos que los del kiosco.

La dinámica, en ese caso, también generó malestar entre los coleccionistas; aunque éstos intentaron defenderse en las comunidades online que, en aquel tiempo, no se contaba con redes sociales, sino con los antiguos foros de discusión, sobre todo aquellos dedicados al coleccionismo en escala 1/43.

***

CONCLUSIÓN

A pesar de estar presentes, dichas colecciones, desde principios del siglo XXI, varias de ellas pasaron algo desapercibidas y no se les dio el foco que tuvo en el período actual, lo que facilitaba su búsqueda por parte de los coleccionistas informados sobre las mismas.

Las comunidades de coleccionismo trataron de informar a sus usuarios el progreso de las colecciones en el primer período de difusión 2000-2012, aunque la mayoría de los coleccionistas contaron con un conocimiento fragmentario de éstas.

Como colofón, queda recalcar que la presencia de los autitos en los kioscos, en todo momento, tiene por máximo objetivo, en verdad, de sumar nuevos coleccionistas al mercado, para que éste no quede sólo en manos de aquellos experimentados o con posibilidades de adquirirlas en tiendas especializadas.

N.E.K.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com