El piloto y coleccionista de autos argentino Pablo Pérez Companc presentó hoy en Miami a su última criatura. Y, como ya es tradición, viene con su propio apodo: “Carlitos”, un Mercedes-AMG GT3. Es el auto de moda del momento en las carreras de Gran Turismo: un pura sangre de competición en fibra de carbono, con motor delantero y tracción trasera.

El Mercedes-AMG forma parte de la escudería Champ1 de Estados Unidos, que se encarga de cuidar otros deportivos que utiliza PPC: Porsche 911 GT3, Lamborghini Huracan GT3 (alias “Lupo”) y Pagani Zonda Revolución (alias “Black Minion”). En breve se sumará otro Pagani más: un Huayra BC (alias “Wild Minion”).

Pero volvamos al Mercedes-AMG GT3. Tiene un motor V8 atmosférico con 6.2 litros de cilindrada, 550 caballos de potencia y prestaciones de espanto: acelera de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos y su velocidad máxima alcanza los 325 km/h.

Con su motor delantero-central, este Mercedes irrumpió con autoridad en una categoría dominada históricamente por autos con motores traseros o centrales. El año pasado ganó la carrera más famosa para autos de Gran Turismo: las 24 Horas de Nürburgring.

El auto se fabrica en Alemania en la división carrera-cliente de AMG. Tiene un precio base de 420 mil dólares y se entrega listo para competir.

***

“Carlitos”: el Mercedes-AMG GT3 de Pablo Pérez Companc
El corazón de Carlitos: V8 6.2 atmosférico con 550 caballos.

“Carlitos”: el Mercedes-AMG GT3 de Pablo Pérez Companc
Los otros integrantes de la escudería de PPC y Champ1.

***

VIDEO: “Carlitos” - Presentación

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com