Mañana miércoles se conocerán las cifras oficiales de patentamientos en enero. Pero los primeros anticipos publicados hoy por los diarios hablan de subas de entre 49% y 65%. Es el primer indicador que cumple con los pronósticos más optimistas del mercado: 2017 podría quedar como uno de los cuatro mejores años en ventas de 0KM de la historia, con 820 mil unidades patentadas.

Los motivos del boom por los autos nuevos son variados. Por un lado, permanecen las bonificaciones y “guerras de precios”, como producto de un mercado donde la oferta supera a la demanda –después de muchos años de operar a la inversa-.

También se mantiene la crisis en Brasil, que permite la llegada de stock excedente del país vecino a precios muy competitivos. Además, las marcas importadas y premium aún están recuperando terreno perdido, después de varios años de trabas aduaneras y cepo al dólar.

No hay que olvidar otro detalle: están creciendo mucho las ventas por planes de financiación. La Argentina se mantiene como un extraño caso en el mundo, donde la gente asume al 0KM como un refugio para sus ahorros, ante un panorama inflacionario.

Los números positivos, sin embargo, también tienen un lado oscuro. La crisis en Brasil también impacta en la industria automotriz argentina, que lleva más de un año de derrumbes en las cifras de producción.

Además, hay gran incertidumbre por el efecto que puedan llegar a tener en el mercado automotor las políticas proteccionistas de Donald Trump. Las terminales argentinas temen una invasión de autos mexicanos, expulsados de Estados Unidos, que podrían llegar a nuestro mercado con calidades y precios que la industria nacional está lejos de ofrecer.

El análisis de hoy de los diarios Ámbito Financiero y BAE se reproduce a continuación.

***

Nota del diario Ámbito Financiero A rodar

Por Horacio Alonso

  • Empecemos por lo bueno. Se confirma que enero será un muy buen mes en patentamientos. Hasta el viernes se habían registrado 80.349 unidades. Esto significa un incremento del 49% (digamos un 50%) respecto del mismo período de 2016. Este crecimiento revela, en un primer análisis, que el mercado está muy dinámico y que cada una de las partes está cumpliendo su papel. Las terminales y las concesionarias atraen a clientes con bonificaciones y los clientes van y compran. No es difícil de entender. Pero hay otra explicación porque, si la mencionada fuera la única, sólo se estarían vendiendo los modelos promocionados. Y eso no es así. Muchas veces se escuchó en los últimos tiempos, de boca de empresarios del sector, que en la Argentina se pasó de un mercado de demanda a otro de oferta. Lo que quieren decir es que hasta fines de 2015 los 0 km escaseaban y los sobreprecios proliferaban, en cambio ahora sobran autos y abundan los descuentos. Hasta hace poco más de un año comprar el modelo que se deseaba era difícil cuando no imposible. Nada de eso sucede ahora. Con sólo mirar los saltos de patentamientos que están teniendo algunas marcas importadas en los primeros días de enero, alcanza para confirmar este argumento. Se multiplicaron casi por 10 las ventas respecto de doce meses atrás. BMW es un ejemplo. Las marcas premium -y las que vienen atrás- no sólo se vieron favorecidas con la posibilidad de contar con vehículos. El blanqueo también está impactando positivamente. Con todo esto el mes cerrará muy bien y este enero puede estar entre los cinco mejores de la historia. El primer lugar lo tiene 2012 con 112.799 unidades y 2013 se lleva el segundo puesto con 110.052. Después, 2011 y 2014 fueron fuertes. Con 85.000 está 2008. Ahí puja 2017. Nada mal para un país en crisis.

  • Ahora, lo no tan bueno. Si bien el mercado interno, por el motivo que fuere, se muestra sólido, la contracara se encuentra fronteras afuera. Ya es sabido el problema de Brasil (y el problema de la Argentina por el problema de Brasil) pero el panorama no es muy alentador. El "efecto Trump" de alguna manera se va a sentir. En las automotrices locales intentan minimizar el tema cuando se pregunta por esta cuestión. Mercedes-Benz, por ejemplo, es la única terminal local que exporta a EE.UU. Lo hace desde el año pasado cuando comenzó el envío de los utilitarios Sprinter. Este diario consultó a la empresa para saber si temen algún cambio de planes. No hay que olvidar que el presidente norteamericano retó a los "gigantes de Detroit" que producen en México para vender en EE.UU. Desde la empresa alemana (país que está manteniendo una relación ríspida con Trump), con mucha diplomacia, respondieron que no tenían nada que decir más allá de aclarar que todo sigue según lo establecido. En las otras automotrices -que no tienen relación comercial directa- también son prudentes y poco hablan más de lo convencional. Sin embargo, siempre hay alguien que necesita hacer catarsis. Este directivo (al que siempre un periodista debe agradecer) pintó un cuadro sombrío. "Si todo lo que dijo Trump, lo lleva a la práctica, como vienen haciendo hasta ahora, vamos a pasarla mal. Por eso, más que criticar el muro que quiere construir en la frontera en el norte de México, en la región tendríamos que estar pensando en levantar un muro en la frontera del sur para frenar lo que puede pasar". Este ejecutivo piensa que si Trump traba las exportaciones de autos de México, el excedente se intentará colocar en Sudamérica. Si el cuadro se agrava y México tiene que buscar nuevos mercados (hasta ahora su estructura está montada casi exclusivamente para venderle a EE.UU.) será un competidor muy duro. Produce a costos más bajos que la Argentina o Brasil, está en el hemisferio norte con salida por el Atlántico y por el Pacífico y tendrá capacidad instalada ociosa. Muchos elementos para preocuparse. Y sumaba un dato más. Si la política con los "ilegales" se profundiza, tal como lo anunció Trump, y miles o millones de mexicanos deben volver a su país, la situación social mexicana será muy delicada. Analizada desde el punto de vista económico, significará mano de obra más barata. Algo con lo que la Argentina, envuelta en la inflación y en costos en dólares que siguen en aumento, no puede competir.

    ***

    Nota del diario BAE Por planes, se aceleró la venta de autos 0 km y enero cerrará con suba de 65% interanual

    Por Francisco Martirena Auber

Aunque enero del 2016 es una base comparativa muy baja, este mes cerrará con 93.000 a 97.000 vehículos cero kilómetro patentados, una notoria suba en torno de 65% interanual, basada en la apuesta masiva por los planes de ahorro.

Fuentes del sector automotor anticiparon a BAE Negocios que "estamos hablando de alrededor de 95.000 vehículos que se patentarán este mes, con una variación de dos mil hacia abajo y arriba". En enero del año pasado, el volumen de operaciones fue de 56.511 vehículos "por la crisis en la que estábamos sumergidos en el mercado, a la salida del gobierno anterior y con los primeros cambios (económicos) anunciados", señalaron.

El pasado 23 de enero, este diario informó que los cálculos preliminares daban alrededor de 85.000 patentamientos, un 40% por sobre enero de 2016. Pero la tendencia mejoró claramente en los últimos días, por la suscripción en los planes y los boletos vendidos. "La gente que tiene un ahorro lo está poniendo en el auto", graficaron en un salón de ventas.

Las proyecciones para 2017 también son auspiciosas. Las concesionarias ya estiman entre 800.000 y 820.000 patentamientos, por encima de 2016 que tuvo casi 710.000 operaciones, expresaron las fuentes sectoriales. Además de concretarse la proyección anual, será el mejor cuarto registro histórico, detrás del récord de 964.000 vehículos registrados en 2013, las 860.000 unidades de 2011 y los 845.000 de 2012.