El británico Bernie Ecclestone anunció ayer que fue destituido como director ejecutivo de la Fórmula 1 y que el estadounidense Chase Carey será el nuevo jefe de la categoría. Liberty Media, nuevo propietario de los derechos del Gran Circo, le ofreció permanecer con el cargo de Presidente de Honor.

"Me despidieron hoy, estoy fuera, es oficial. No sigo en la empresa, Chase Carey ocupará mi puesto. Mi nueva posición es uno de esos términos americanos, es algo así como un presidente honorario. Tengo este título ahora, aunque no sé lo que significa", declaró Ecclestone a la revista alemana Auto Motor und Sport, tras casi cuatro décadas al frente de la F1.

El empresario, de 86 años, no quiso hablar de lo que hará en el futuro. "Mis días en la oficina serán más silenciosos ahora. Tal vez asista a algún Gran Premio en algún momento en el futuro. Todavía tengo muchos amigos en la Fórmula 1, y todavía tengo suficiente dinero para poder asistir a una carrera", explicó.

Sin embargo, Ecclestone afirmó que no espera retener su asiento en el World Motor Sport Council. "Lo dudo. Antes de nada, tengo que hablar con Jean Todt -presidente de la FIA- sobre esto", concluyó.

La pasada semana, Liberty obtuvo la aprobación de sus accionistas y de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) para la adquisición de la Fórmula 1. Y el confirmó que completó la operación. "Estamos encantados de haber completado la adquisición de la Fórmula 1 y de que Chase lidere este negocio como CEO. Hay una enorme oportunidad para hacer crecer el deporte, y tenemos toda la confianza en que Chase, con sus habilidades y experiencia, es la persona adecuada para ello", explicó el presidente y director ejecutivo de Liberty Media Corporation, Greg Maffei.

Por su parte, Chase Carey, nuevo presidente y director ejecutivo, afirmó estar "emocionado" con su nuevo cometido. "La Fórmula 1 tiene un enorme potencial con múltiples oportunidades sin explotar. Me ha gustado escuchar a los seguidores, a los equipos, a la FIA, a los promotores y a los patrocinadores sobre sus ideas y esperanzas para el deporte", indicó.

Ecclestone, mientras, agradeció su apoyo a sus compañeros de viaje durante su etapa al frente del Gran Circo: "Estoy orgulloso del negocio que construí en los últimos 40 años y de todo lo que he logrado con la Fórmula 1, y quiero agradecérselo a todos los promotores, equipos, patrocinadores y compañías de televisión con los que he trabajado", afirmó.

Cuando falta poco para el comienzo de la temporada 2017, la Fórmula 1 se prepara para encarar su primer año sin Bernie, tras casi cuatro décadas de reinado.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com