Desde Detroit (Estados Unidos) - Tesla, la revolucionaria automotriz eléctrica de Elon Musk, le dio la espalda al Salón de Detroit. La marca de autos de moda en Estados Unidos decidió que, de ahora en más, sus lanzamientos no serán en los clásicos autoshows: serán presentaciones independientes y con tribunas llenas de fans -al mejor estilo de Apple-, como ya ocurrió en abril pasado con el Model 3 (ver nota).

A raíz de eso, el lugar habitual de Tesla en Detroit fue ocupado por la marca que es su perfecto opuesto: VLF Automotive, una nueva compañía fundada por Bob Lutz (ex CEO de General Motors), Henrik Fisker (ex diseñador de BMW y Aston Martin) y Gilbert Villareal (un empresario industrial de Detroit).

En VLF no piensan en hacer elegantes autos eléctricos, como los de Tesla. Lo de ellos son los espectaculares deportivos, con carrocerías de diseños musculosos y brutales motores bajo el capot.

En Detroit se exhibieron tres modelos ya conocidos: el Force 1 (una coupé con el V10 de 8.4 litros del Dodge Viper, con 745 cv y 865 Nm), el Destino (un sedán de cuatro puertas basado en el Fisker Karma eléctrico, pero con un motor V8 6.2 litros), y el Mustang Rocket.

Este último es una anabolizada transformación del muscle-car de Ford. Tiene un motor V8 5.0 Supercharged con 725 caballos de potencia y alcanzó la fama mundial desde que protagonizó la presentación del programa de televisión The Grand Tour (leer más).

La novedad en Detroit de VLF fue una sorpresa. Tanto por sus dimensiones, como por su grotesco diseño.

Se llama X-Series: es un descomunal todo terreno con parrilla de Hummer y proporciones de tanque de guerra. Tiene un motor V6 3.6 de 308 caballos, mide cinco metros de largo, dos de ancho y dos de altura. Pesa 2.400 kilos y tiene un gran despeje del suelo: 30 centímetros.

Los precios de los VLF, como los de Tesla, son exclusivos: oscilan entre los 90 mil y los 200 mil dólares.

***

VLF en el Salón de Detroit: una nueva marca yanki es la cara opuesta de Tesla
El Force 1 es una llamativa coupé con motor de Viper.

VLF en el Salón de Detroit: una nueva marca yanki es la cara opuesta de Tesla
El Destino es el hermano V8 del Fisker Karma eléctrico.

VLF en el Salón de Detroit: una nueva marca yanki es la cara opuesta de Tesla
El Mustang Rocket es el tuning más espectacular sobre el muscle-car de Ford.

VLF en el Salón de Detroit: una nueva marca yanki es la cara opuesta de Tesla
Interior en cuero cosido a mano.

VLF en el Salón de Detroit: una nueva marca yanki es la cara opuesta de Tesla
Es el auto que protagonizó la presentación del programa The Grand Tour.

VLF en el Salón de Detroit: una nueva marca yanki es la cara opuesta de Tesla
La sorpresa de VLF en Detroit: el monstruoso X-Series.

VLF en el Salón de Detroit: una nueva marca yanki es la cara opuesta de Tesla
Un todo terreno con 30 centímetros de despeje del suelo.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com