A Carlos Menem le gustaban las Ferrari. Cristina Kirchner tenía debilidad por los sedanes de lujo de Volkswagen y Audi. Y el gusto automotor de Mauricio Macri para sus desplazamientos cotidianos es conocido desde hace años: le encantan las vans ejecutivas.

Son cómodas, bien equipadas y permiten poner en práctica el tan mentado “trabajo en equipo”, pero sobre ruedas. Hasta en esos detalles se diferenciaba Macri del solitario y renunciado Alfonso Prat-Gay, que prefería la independencia e individualismo de su moto Triumph.

Desde que era jefe de Gobierno porteño, Macri utilizó siempre diferentes modelos de Chrysler Town&Country, la minivan norteamericana con siete asientos y un motor V6 3.8 de 197 caballos. Tiene un precio en nuestro mercado de 91 mil dólares y se espera que el año que viene sea reemplazada en los concesionarios por una nueva generación, la flamante Chrysler Pacífica.

Pero la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, lo admitió en público: la Town&Country no cumple que las exigencias de protección que demanda la figura presidencial, sobre todo después de las amenazas de muerte que se publicaron en las redes sociales.

Por eso, desde agosto pasado, el Gobierno encargó la fabricación de una Mercedes-Benz Vito Tourer blindada. El modelo elegido no es casual: es la única minivan de pasajeros de producción nacional. Se fabrica en la planta de Virrey del Pino y Autoblog ya la probó (leer crítica).

La Vito Tourer tiene un motor 2.0 turbo de 184 caballos y un precio de venta de 53.500 dólares.

No se conocieron detalles sobre el blindaje que recibirá. Tampoco sobre el costo que tendrá el trabajo de transformación. Algunos rumores indican que tendrá el nivel de protección RB3, capaz de soportar disparos de .9mm y .44 Magnum.

En un comienzo se mencionó que la responsable del blindaje sería la empresa Blindados Dietrich, aunque no se habló más del tema cuando surgieron cuestionamientos acerca de la incompatibilidad de funciones con Guillermo, el ministro de Transporte.

Mientras se completa la entrega de la Vito, la Casa Rosada llegó a un acuerdo de comodato con Kia Argentina. Así surgieron las Carnival, que cada vez con más frecuencia se ven en la Casa de Gobierno. Son préstamos sin fecha de devolución.

La Carnival tiene once asientos, motor 2.2 turbodiesel de 197 caballos y un precio de venta de entre 52 mil y 57 mil dólares. Autoblog también la probó y la crítica completa se puede leer acá.

Las minivans de Kia son utilizadas tanto por Macri como por su círculo de confianza, encabezado por el triángulo de súper-ministros: Marcos Peña (foto), Gustavo Lopetegui y Mario Quintana.

Foto: La Nación