Amazon Prime Video, la empresa que contrató a Jeremy Clarkson por 46 millones de dólares para protagonizar el programa The Grand Tour en su servicio de streaming, se despegó de los insultos que el presentador británico lanzó contra la Argentina en Navidad.

“Feliz Navidad para todos. Excepto para la gente de Tierra del Fuego en Argentina. Se pueden ir bien al diablo”, escribió Clarkson el sábado en Twitter (ver nota), dejando en claro que todavía guarda rencores por el escándalo de las patentes de su Porsche 928 GT en la Patagonia, ocurrido hace más de dos años (leer historia).

Aquél episodio, por el cual Clarkson y sus compañeros de equipo tienen una causa judicial abierta en Tierra del Fuego, se produjo cuando trabajaban para el programa Top Gear, de la BBC. Clarkson fue despedido de la BBC tras golpear a un productor y ahora tiene un contrato con Amazon Prime Video.

Los insultos de Clarkson se producen apenas días después de que Amazon Prime Video lanzara su servicio en la Argentina (ver nota). La empresa ofrece ver el programa de Clarkson y otros contenidos por un precio de seis dólares mensuales. “The Grand Tour” es el programa más costoso de su catálogo, con una inversión de 250 millones de dólares para la producción de tres temporadas.

Autoblog consultó la opinión de Amazon Prime Video sobre los dichos navideños de Clarkson y la respuesta de la compañía en la que trabaja el británico fue la siguiente: “Los puntos de vista y las opiniones expresadas en The Grand Tour pertenecen únicamente a los presentadores del show y no reflejan la visión de Amazon y sus afiliados. La intención de los conductores del programa es entretener a su audiencia. Sin embargo, podemos entender que su particular estilo de comedia no sea del agrado de todos”.

***

VIDEO: “The Grand Tour”

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com