Los lanzamientos de nuevos modelos de autos a la Argentina suelen llegar, con respecto a su presentación internacional, con una demora promedio de entre un año y 18 meses. En algunos casos, la espera puede ser aún más larga.

Hasta el año pasado, cuando se consultaba a las marcas por el motivo de esta tardanza, las razones que esgrimían eran varias: el proceso de homologación, el cepo a la importación, la dificultad para conseguir divisas y otras trabas aduaneras.

Desde que el nuevo Gobierno reabrió las importaciones y liberó el cepo al dólar, hay una sola traba que se mantiene vigente. Y acaba de batir un nuevo récord. Se trata de las homologaciones que realiza el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), organismo técnico dependiente del ministro de Producción, Francisco Cabrera.

Una homologación es el proceso mediante el cual el Estado analiza las características técnicas de un nuevo vehículo, para autorizar su comercialización en el país. Certifica las emisiones de gases ambientales, sonoras y sus medidas de seguridad. La Licencia de Configuración de Modelo (LCM) es el certificado que se obtiene al culminar el trámite. Sólo con la LCM un auto se puede vender, patentar y asegurar en la Argentina.

Las homologaciones en nuestro país suelen demorar un promedio de nueve meses. En Chile, el Estado tarda 15 días en otorgar el equivalente a nuestra LCM. En Uruguay, en cambio, el trámite se completa en el día.

No existe una explicación oficial acerca del motivo por el cual las LCM demoran tanto en la Argentina. Nuestro país no realiza ensayos más exigentes que otros mercados, simplemente porque el INTI no cuenta con laboratorios como para realizar, por ejemplo, una prueba de choque. Para una homologación, el INTI toma como válido el certificado de los crash tests ya realizados en otro mercado.

Cada automotriz tiene un responsable asignado al trámite de homologación de vehículos ante el INTI. Y las anécdotas que cuentan en off-the-record estos empleados suelen ser surrealistas: carpetas que van de una oficina a otra, siempre apilándose sobre escritorios, con algunos gestores más habilidosos que otros para lograr que un trámite pase del último al primer lugar en la pila de expedientes (hasta que horas después llegue otro habilidoso, y así).

Ayer se anunció que el INTI batió su propio récord de burocracia. Por medio de la agencia oficialista Télam, el organismo celebró ayer haber culminado la homologación de la Renault Kangoo Z.E. Es un utilitario eléctrico, que Renault Argentina planea lanzar a la venta antes de fin de año.

Sin embargo, el INTI y Télam no informaron que el proceso de homologación lo inició Renault Argentina en junio de 2014 (ver nota). Y ya en septiembre de 2015 la automotriz francesa se quejaba por la inusitada demora del trámite. No era para menos: la LCM de la Kangoo Z.E. logró la ansiada luz verde 26 meses después de iniciado el trámite.

De esta manera, se convirtió en el segundo auto 100% eléctrico en ser homologado en la Argentina, detrás del Nissan Leaf (ver nota). Si bien Nissan Argentina no tiene planes inmediatos de comercializar el Leaf en nuestro mercado, el trámite de la LCM se realizó por medio de un convenio con el INTI para, justamente, lograr una mayor gimnasia en los procesos de homologación de autos eléctricos.

Autoblog ya manejó la Kangoo Z.E. y la crítica se puede leer acá. Su precio aún no fue informado, debido a que Renault Argentina está tramitando un subsidio especial del Gobierno para incentivar la venta de este modelo eléctrico.

C.C.

***

Cable de la Agencia Télam El INTI homologó una nueva camioneta eléctrica

Buenos Aires, 03 de octubre (Télam) - Un nuevo modelo de vehículo eléctrico que pronto saldrá al mercado argentino fue homologado por la Secretaría de Industria, luego de un informe técnico elaborado por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

La Secretaría de Industria homologó y autorizó la Licencia de Configuración de Modelo (LCM) de un vehículo eléctrico, la camioneta Kangoo Z.E, lo que permite al importador o fabricante nacional poder comercializar el vehículo en el país, detalló un comunicado del INTI.

La camioneta tendrá una autonomía de 140 kilómetros y se podrá conectar a un tomacorriente de 220 watts del hogar, con un costo de mantenimiento mínimo dado que al tener una mecánica simple donde el motor va acoplado a las ruedas, no hay transmisión mecánica, por lo tanto las fallas se reducen en un 85% en relación con los vehículos de combustión.

Desde el 2010, el INTI está trabajando en la concientización del uso de vehículos eléctricos a través de seminarios y capacitaciones, dado que considera que el futuro del mercado automotor está avanzando rápidamente hacia el reemplazo de vehículos con tecnología a combustión por otra más ecológica.

Por este motivo el Instituto integra la "Mesa de Vehículos Eléctricos", conformada por funcionarios y representantes de distintos sectores, cuyo objetivo es la creación del marco regulatorio. En ese tema, el INTI puede colaborar y mucho”, explicó Osvaldo Zannoni, a cargo del Departamento de Regulaciones Automotrices del INTI.

“La principal y fundamental ventaja de un vehículo eléctrico con respecto a otro con motor de combustión es su alto rendimiento, el que va del 85 al 90% frente al magro 25-30% de los de combustión", indica el escrito.

Por otra parte, esta clase de vehículos presenta menor complejidad mecánica, y transitando en ciudad no emiten combustión (contaminación gaseosa) y, cuando se los enciende, no generan sonido alguno contaminación sonora), "a tal punto que a velocidades menores de 20 kilómetros por hora el auto debe transmitir un pequeño sonido para advertir al transeúnte su presencia”, comentó Omar Ramírez, especialista en esa tecnología del Departamento de Regulaciones Automotrices del INTI.

***

El INTI demoró 26 meses para homologar la Renault Kangoo Z.E.
Autoblog ya manejó la Renault Kangoo Z.E. Leer crítica.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com