Desde Santiago de Chile – Primero fue el off-road con las Cayenne (ver nota). Después, en pista con los “Porsche de cuatro puertas” (ver nota). Pero no miento si digo que estaba esperando desde temprano esta tercera etapa del Porsche World Roadshow, en el autódromo Las Vizcachas: circuito despejado y a fondo con los “Porsche de dos puertas”.

En este caso, se trataba de los nuevos 911 (generación 991, en su última evolución donde todos tienen turbo) y del también flamante 718 Spyder, en su variante S (también con turbo).

El 911 encarna desde siempre el corazón de la gama Porsche. Nació como el deportivo que se puede manejar todos los días, pero hoy tienen más potencia que nunca. Las versiones disponibles para girar en Las Vizcachas eran cuatro: Carrera S Coupé, Carrera 4S Cabriolet y Carrera 4S Targa (todos con 420 cv) y Turbo S (580 cv). Pero decidí arrancar por el benjamín de los “dos puertas”: el nuevo 718 Boxster S (350 cv).

En este punto tengo que introducir a Mailyn Castro Peñuela, joven y talentosa periodista de la Revista Turbo de Colombia. Un verdadero prodigio al volante, que acelera con los dos pies de bella cachaca que es.

Compartimos cuatro vueltas con cada uno de estos cinco autos, dos giros al volante y dos de acompañante.

Nuestro instructor, Paul Robinson, nos brindó antes algunos conceptos básicos de subviraje, sobreviraje y ápex de curvas. Nos alentó a arriesgar en las frenadas, parándonos sobre el pedal bien adentro de la curva. Pero, al mismo tiempo, nos recomendó esperar a acelerar bien a la salida de cada giro (el pavimento poceado de Las Vizcachas hace que el Gálvez parezca un billar). Claro que, con semejantes autos, tremenda potencia y en algunos casos el apoyo de la doble tracción, con Mailyn no siempre le hicimos caso.

* 718 Boxster S: Con esta nueva generación del roadster de Porsche (biplaza, descapotable, motor central), desapareció el motor seis cilindros bóxer atmosféricos y se impusieron los nuevos cuatro cilindros bóxer con turbo. Se redujo la cilindrada, aumentó la potencia, creció el torque y –lo más buscado por el Grupo VW- bajaron los consumos y las emisiones de gases contaminantes. El 718 Boxster S tiene hoy un Flat-4 2.5 litros con 350 cv y 420 Nm. Acelera de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos y alcanza los 277 km/h. ¿Cómo es en pista? Es un auto nervioso, pero tremendamente eficiente. Veloz y neutral hasta que se alcanza cierto límite. Y, como ocurre con todo auto de motor central, ese límite lo descubrís cuando ya lo superaste. Por suerte, le hicimos caso a Paul y mantuvimos siempre el PSM (“Please Save Me”) activado. El 718 Boxster S está a años luz del tranquilo Boxster de los primeros años. Hoy es un deportivo extremo, que también se puede disfrutar todos los días, con un sonido intoxicante en la espalda y el atractivo único del techo descapotable. Pero, por razones de seguridad, no nos permitieron abrirlo. El 718 Boxster S sería mi Porsche favorito del momento. Si no existiera el 911.

* 911 Carrera S: “991.2”, así llaman en Porsche a este restyling de la generación 991 del 911. Nació originalmente en 2011, pero desde el año pasado recibió mucho más que un rediseño. Todos sus motores ahora son biturbo, aunque sólo el “911 Turbo” lo sigue expresando en su nombre. Como el 718 Boxster, esto permitió reducir cilindradas y consumos, pero aumentando las prestaciones. Este Carrera S “turbo” bajó de 3.800 a 3.000 centímetros cúbicos, pero la potencia subió de 400 a 420 cv. Acelera de 0 a 100 en 3,9 segundos y alcanza los 306 km/h. Es menos nervioso que el 718 Boxster y más fácil de llevar fuerte en las curvas. Durante años se criticó al 911 por tener el motor colgado por detrás del eje trasero. Ahora, que está sobre el eje posterior (y hasta un poquito desplazado hacia el centro), es hora de decirlo: ahí deberían colocar sus motores todos los fabricantes de autos deportivos. Sólo con las inercias de la mecánica en ese lugar la dirección se siente tan precisa y certera. Sólo con esa distribución se aprecia la oleada de potencia llega desde debajo de la tierra. Y eso que este no es el 911 más potente.

* 911 Carrera Cabriolet 4S y Targa 4S: Nacieron para países con inviernos duros, para poder disfrutar de un 911 todo el año. Pero las versiones con doble tracción ganan cada vez más terreno en la gama de Porsche. Son autos mucho más neutral, pero que pierden algo de la esencia que sí tiene el más económico Carrera S de tracción trasera. A eso sumemos que volvieron a prohibirnos abrir los techos. Con Mailyn nos dedicamos, entonces, a charlar sobre temas tan trascendentales como tratados de paz, arepas y Pokemon Go. Eso sí, siempre a fondo.

* 911 Turbo S II: Este 991 ya tenía doble turbo, pero la denominación “II” indica que también evolucionó junto con los otros 911. La potencia subió de 560 a 580 caballos. Y el torque se mantuvo en unos brutales 700 Nm. Acelera de 0 a 100 en 2,9 segundos y llega a 330 km/h. A eso sumale tracción y dirección en las cuatro ruedas (las traseras giran opuestas a las delanteras hasta 60 km/h, después lo hacen en el mismo sentido). ¿Qué decir de este auto? El Turbo S es, desde siempre, el Porsche de producción en serie donde se vuelca toda la tecnología al servicio de congeniar altísima performance, confort para el uso diario y confiabilidad a prueba de balas. No es un auto de carreras homologado para la calle, como pueden ser los GT2 o GT3 RS. Es una coupé para viajar todos los días y con la mayor eficiencia hasta la Luna. Ida y vuelta. A velocidad de cohete. Y con la robustez de un tanque Panzer. Manejarlo es transportarse a una dimensión donde todo transcurre a una velocidad imposible de asimilar. Es difícil de explicarlo. Como un fenómeno meteorológico. Como una adicción. “Es una tormenta del carajo”, solía decir el coterráneo de Mailyn más famoso, un tal Gabo. Creo que nunca manejó un Turbo S, pero la frase se la robo igual.

Mañana voy a intentar explicarlo mejor, con videos.

C.C.

***

Porsche World Roadshow: 911 y 718 Boxster, deportivos perfectos
Los "Porsche de dos puertas", listos para partir.

Porsche World Roadshow: 911 y 718 Boxster, deportivos perfectos
Los nuevos 911 "ahora-todos-tienen-turbo" y el flamante 718 Boxster.

Porsche World Roadshow: 911 y 718 Boxster, deportivos perfectos
El 718 Boxster S dejó bien atrás la imagen del tranquilo roadster alemán de sus comienzos.

Porsche World Roadshow: 911 y 718 Boxster, deportivos perfectos
Hoy es un deportivo extremo, con techito plegable.

Porsche World Roadshow: 911 y 718 Boxster, deportivos perfectos
Los nuevos 911 y el 718 Boxster comparten interiores casi idénticos.

Porsche World Roadshow: 911 y 718 Boxster, deportivos perfectos
Calidad superlativa en toda la gama.

Porsche World Roadshow: 911 y 718 Boxster, deportivos perfectos
La idea es que sólo notes la diferencia por carrocería o motor.

Porsche World Roadshow: 911 y 718 Boxster, deportivos perfectos
El 911 Carrera S sigue siendo el más equilibrado y recomendable de los Porsche.

Porsche World Roadshow: 911 y 718 Boxster, deportivos perfectos
Es más divertido de manejar en pista. Aunque los Carrera 4S siempre te van a alcanzar por eficiencia a la hora de bajar potencia al asfalto.

Porsche World Roadshow: 911 y 718 Boxster, deportivos perfectos
Primero con el Carrera 4S Cabrio.

Porsche World Roadshow: 911 y 718 Boxster, deportivos perfectos
Y después sobre el Targa 4S.

Porsche World Roadshow: 911 y 718 Boxster, deportivos perfectos
Nos prohibieron abrir el techo. Entonces Mailyn aceleró más.

Porsche World Roadshow: 911 y 718 Boxster, deportivos perfectos
Hora de pasar al Turbo S II "Miami Blue", que viene empujando desde atrás.

Porsche World Roadshow: 911 y 718 Boxster, deportivos perfectos
Talento colombiano al volante. Resignación argentina en el asiento del acompañante.

Porsche World Roadshow: 911 y 718 Boxster, deportivos perfectos
Le encargaron a Porsche un trasbordador espacial. Así nació el Turbo S II.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com