La BMW X4 se convirtió ayer en el sexto modelo que BMW Group produce en Brasil. La SUV se sumó a los siguientes modelos que ya se ensamblan en la planta de Santa Catarina: Serie 1, Serie 3, X1, X3 y Mini Countryman.

La única versión que tendrá el pasaporte brasileño será la xDrive28i X-Line (2.0 turbo con 245 cv). La xDrive35i M-Sport seguirá llegando al país vecino procedente de Estados Unidos.

La nacionalización no implicó cambios en los precios. En ese mercado se mantendrá en 92 mil dólares. Pese a ello, BMW Brasil espera aumentar sus ventas un 50%: pasaría de 30 a 45 unidades mensuales.

Por el momento, estos seis modelos se ensamblan en Santa Catarina para abastecer de manera exclusiva al mercado brasileño. El objetivo de BMW es aumentar de manera escalonada la integración de piezas locales, para lograr en algún momento el porcentaje de componentes que le permita exportar dentro del Mercosur, sin aranceles aduaneros.

Por diferencias impositivas y por la “guerra de precios” que encaró el importador local, la X4 xDrive28i es más barata en la Argentina, pagando arancel y llegando desde Estados Unidos: 81.900 dólares.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com