Después de 18 años de producción, el Chevrolet Classic será discontinuado en la Argentina. La noticia que los directivos de la compañía se negaban a reconocer ante la prensa fue anunciada hoy en todos los diarios, por medio de una solicitada de la compañía financiera de GM Argentina.

La discontinuación del más longevo de los autos de la industria automotriz argentina actual ya era un secreto a voces admitido por proveedores y operarios de la compañía. Brasil, su último destino de exportación, dejó de recibirlo en mayo (ver nota). Sin embargo, cada vez que se consultaba a directivos de la compañía sólo admitían “la producción está confirmada hasta fin de año, después veremos, aún no hay ninguna decisión tomada”.

El Classic dejará su lugar en la línea de producción a los nuevos Cruze Sedán y Cruze Hatchback. El otro modelo que GM produce en Rosario, el Agile, también tendría los días contados, ya que hace tiempo dejó de exportarse y sus ventas locales son mínimas.

El Classic fue el auto más vendido en la Argentina durante cinco años. GM nunca festejó ese logro. Prefirió que Volkswagen se quedara con los honores, mediante el artilugio de sumar las ventas de los Gol Power y Gol Trend, dos autos completamente diferentes, más allá del nombre similar.

Los orígenes del Classic se remontan al Opel Corsa B, que se presentó en Europa en 1993. La versión con la marca de Chevrolet comenzó a producirse en la planta de Rosario en 1998.

En estas casi dos décadas, el Classic tuvo muchos derivados: Chevrolet Prisma, Chevrolet Celta, Suzuki Fun y Chevrolet Montana I. Todos ellos dejaron de fabricarse hace tiempo, pero el highlander Classic los sobrevivió.

Tanto en las ventas de planes de ahorro como en la entrada a gama, el lugar del Classic será ocupado por los Onix/Prisma Joy brasileños, que pronto se lanzarán a la venta en nuestro mercado (ver fotos).

C.C.
(Gracias a Fede Smith por el dato)

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com