Por efecto de la reducción de los impuestos internos, por el dólar estable y la inflación que persiste en pesos, los autos premium importados hoy ya cuestan casi lo mismo que los nacionales tope de gama.

Así lo revela hoy el diario Ámbito Financiero, al comparar los valores en pesos de marcas premium y generalistas, entre 2014 y 2016.

***

Nota del diario Ámbito Financiero Ya cuestan igual los premium que autos de marcas masivas

Por Ariel Basile

Entre los ganadores del año en el sector automotor a raíz del nuevo contexto, las marcas premium se anotan entre las más optimistas. Tras dos períodos en los que vieron derrumbar sus ventas en alrededor de un 80% tras el incremento de los impuestos internos a los autos de lujo, 2016 parece catapultar al segmento hacia nuevos horizontes.

El resurgir del mercado premium puede explicarse con la baja de la alícuota del impuesto interno, que redujo el valor en dólares de los modelos, así como con la caída de trabas para las importaciones.

Pero, además, se produjo un fenómeno curioso: mientras que los premium alemanes compensaron el impacto de la devaluación con la baja del gravamen, los autos de las generalistas no amortiguaron el alza del dólar ni la espiral inflacionaria y en dos años casi duplicaron sus precios al público.

De esta manera, los valores en pesos de los autos medianos generalistas se acercaron a los de los modelos premium más demandados. Inclusive, en algunos casos cuesta más un mediano nacional que un premium. Aunque en algunos casos se trata de segmentos distintos, en la práctica terminan competiendo en la cabeza del consumidor. Por ejemplo, un Ford Focus tope de gama es más caro que un Audi A3 base. Vale aclarar: el Focus Titanium automático, made in Argentina, tiene equipamiento de avanzada, como el asistente de estacionamiento o el sistema de frenado automático, entre otros, que no están presentes en la versión más "económica" del A3. Aunque, históricamente, pesó más el valor de marca entre los autos de las alemanas premium y las generalistas.

En 2014 el A3 1.4 TFSI manual valía $374.460 (u$s47.400 a $7,9 por dólar), mientras que en 2016 cuesta $475.700 (u$s34.400 a $15,15 por dólar). El Focus mencionado pasó de $239.182 a $492.400 en el mismo período.

Lo mismo ocurre con otros modelos: mientras que, por ejemplo, en 2014 se necesitaban tres Renault Fluence Privilége para alcanzar el valor de un Mercedes-Benz Clase A, hoy esa relación bajó a 1,5 Fluence para acceder al Clase A Urban 200 AT. Parámetros similares se observan en la comparación entre los nacionales Peugeot 408 y Citroën C4 Lounge más equipados respecto del BMW 320i sedán. Mientras que los primeros pasaron de $239.000 en marzo de 2014 a $446.000 y $454.000 respectivamente en la última lista de precios, el 320i sedán saltó de $682.560 (u$s86.400) a $877.200 (u$s57.900) en el mismo plazo de algo más de dos años.

Una de las consecuencias de esto es que, finalmente, la baja del impuesto interno a los autos de alta gama le puso un límite al aumento de los precios de las generalistas. Así, se dibuja un techo para mantener las aguas separadas entre premium y masivos.

Si se toman las seis marcas premium más importantes, se observa que todas tuvieron en 2016 mayor volumen de operaciones que en los últimos dos años.

En algunos casos, el margen es ajustado. En otros, hay subas mayores a 200%: los que sacaron mayor ventaja respecto de los similares 2015 y 2014, como BMW o MINI, primerearon a sus competidores al reponer stock en sus concesionarios de forma más rápida.

La demora entre que las filiales argentinas hicieron los pedidos a las fábricas europeas a principios de año y el desembarco de los autos en el país en estos meses lleva a pensar que el verdadero despegue del segmento premium en su conjunto se verá con mayor claridad en 2017, cuando las marcas tengan disponibilidad de la gama completa todo el año.

Lo mismo cabe para el segmento de lujo, tal como lo explicó el presidente de Porsche en la Argentina, Hugo Pulenta, hace una semana: en 2016 esperan vender 50 autos, pero en 2017 la cifra ascendería a 120 unidades, ya con la renovación completa de la cartera en los concesionarios locales.

***

Los autos premium ya cuestan casi lo mismo que los nacionales

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com