Rolando Rivas era taxista. Pero, en Buenos Aires, también podría ser porschista. El propietario de este 911-997 decoró a su coupé alemana con los colores de un taxi. La matrícula de taxímetro que figura en sus puertas, por su puesto, no es real.

Las fotos que se publican acá fueron enviadas a info@autoblog.com.ar por tres paparazzi de Autoblog: Eduqlm, EduL y Gaitale. Y muestran la insólita intervención que se realizó sobre este Porsche 911.

La generación 997 se fabricó entre los años 2005 y 2012. Esta unidad es una versión Targa S. Tiene un motor de seis cilindros, con 355 caballos de potencia. Acelera de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y alcanza una velocidad máxima de 303 km/h.

En la Argentina, es muy común que los propietarios de autos exclusivos apliquen ploteados especiales a sus vehículos. Lo hacen por motivos variados: proteger la pintura original, no llamar tanto la atención o disuadir a posibles robacoches, debido a que son unidades muy fáciles de identificar.

No se sabe la razón por la cual este 911 fue pintado así. Pero su propietario, por lo que muestran las fotos, parece chocho.

***

Convirtió a su Porsche 911 en un taxi porteño
Alto tacho, sin dudas.

Convirtió a su Porsche 911 en un taxi porteño
Un taxi que no carga GNC. Por ahora.

Convirtió a su Porsche 911 en un taxi porteño
La cochera de Rolando Rivas, porschista.

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com