• La eliminación de las trabas a la importación y el levantamiento del cepo cambiario fueron las señales que estaba esperando el mercado argentino de autos premium para mostrar señales de vida, después de varios años de incertidumbre. El mejor ejemplo de eso es Audi. La marca de los Anillos había cancelado casi todas las actividades en la Argentina. Hace un año, presentó en el Salón de Buenos Aires una batería de novedades, que todavía no terminó de lanzar a la venta.

  • La última conferencia de prensa de la marca había sido en diciembre de 2012. El último modelo de Audi que probamos en Autoblog fue el A3 Sportback, en julio de 2014. Y hace unos meses viajamos a Italia para probar el nuevo A4, pero fue gracias a una invitación del importador vecino Audi Uruguay.

  • Todo eso quedó atrás ayer, cuando Audi Argentina volvió a mostrar señales de actividad con el doble lanzamiento realizado en el Autódromo de Buenos Aires. Se presentaron al mismo tiempo los nuevos A4 (ver equipamiento y precios) y Q7 (ver equipamiento y precios).

  • Conrado Wittstatt, gerente general de Audi Argentina, resumió ante Autoblog cómo fueron estos años de impuestos internos, trabas a la importación y cepo cambiario: “Esas circunstancias nos provocaron daños muy importantes en toda nuestra estructura comercial. Por suerte, las medidas que tomamos hicieron que no tuviéramos pérdidas ni daños en nuestra red de concesionarios. Los 15 concesionarios pasaron esta etapa difícil, aunque sí tuvieron que hacer un ajuste en sus equipos comerciales. Fue algo violento y muy lamentable. Para comercializar estos productos hay que tener gente muy entrenada y capacitada. La teníamos y, al no existir un mercado, tuvieron que buscar nuevos horizontes. Por suerte hoy tenemos reglas distintas, volvemos a una cierta normalidad y muchas de estas personas que perdimos hoy están volviendo a la marca. Estamos preparados para enfrentar estas nuevas condiciones”.

  • En estas “nuevas condiciones”, Audi planea vender entre 500 y 600 unidades anuales del nuevo A4. El objetivo con la Q7 es de 100 a 120 unidades anuales.

  • Autoblog preguntó también por el motivo de la desaparición de los A4 TDi, con motores turbodiesel. “El turbodiesel perdió mucho espacio en el mix de ventas en la Argentina, producto de las reglamentaciones imperantes y de las cargas impositivas en contra de los productos diesel”, explicó Wittstatt. “Por eso no le dimos prioridad a esta motorización, pero al haberse normalizado la estructura impositiva, decidimos iniciar la homologación de motores diesel, con lo cual seguramente podremos ofrecerlos a partir del año que viene en el A4”.

  • En los próximos doce meses, Audi Argentina planea siete lanzamientos para nuestro mercado. Para lo que queda del 2016 habrá cinco novedades. En las próximas semanas se lanzará a la venta la nueva generación de los TT Coupé y Roadster. Después llegará el nuevo A4 Allroad y para fin de año se esperan los nuevos R8 Coupé y Spyder.

  • A propósito, Wittstatt hizo referencia al hecho de que el R8 Spyder haya sido firmado por el argentino Juan Manuel Díaz (leer entrevista): “Es un orgullo poder tener a un argentino, alguien tan cercano a nosotros, colaborando y creando diseños de tanto prestigio global en Audi. Es sentir un poquito que el R8 Spyder es también argentino. Tuve la oportunidad de conocer a Juan Manuel Díaz en persona y es un pibe muy llano, muy tranquilo. No se le subió a la cabeza esto de estar compartiendo la mesa de diseño con los grandes popes de la industria mundial. Sigue siendo el mismo tipo sencillo de siempre”.

  • Para el año que viene, hay dos modelos más confirmados: los nuevos Q2 y S4. No hay planes de traer los A3 Sedán y Q3 que ya se están produciendo en Brasil. Esos modelos se están ensamblando sin piezas locales y no cumplen con la integración de autopartes necesaria para poder ser considerados como producidos en el Mercosur.

  • Volviendo a los A4 y Q7, Gonzalo Cassina, gerente de Marketing de Audi Argentina, brindó detalles que todavía no se conocían sobre la configuración de estos modelos para nuestro mercado. Por ejemplo, los precios de los opcionales. Se sabe que es una tradición de la marca ofrecer un amplio abanico de personalización en nuestro país (a diferencia de, por ejemplo, Mercedes-Benz, que vende sus autos con paquetes cerrados). Así, la tercera fila de asientos para la Q7 cuesta alrededor de 2.000 dólares. El tablero Virtual Cockpit vale 1.500 dólares.Y las luces Matrix Led cuestan 3.500 dólares.

C.C.

***

Apuntes del lanzamiento de los Audi A4 y Q7
Conrado Wittstatt, gerente general de Audi Argentina, presentó los nuevos A4 y Q7 en el Gálvez.

Apuntes del lanzamiento de los Audi A4 y Q7
Se hicieron demostraciones de frenado.

Apuntes del lanzamiento de los Audi A4 y Q7
Con algún conito damnificado.

Apuntes del lanzamiento de los Audi A4 y Q7
También exhibiciones de slalom.

Las pruebas off-road fueron sólo sobre pasto.

Apuntes del lanzamiento de los Audi A4 y Q7
Tanto con las Q7.

Apuntes del lanzamiento de los Audi A4 y Q7
Como con el A4 2.0 TFSi Quattro.

Apuntes del lanzamiento de los Audi A4 y Q7
Un día inmejorable para probar los sistemas Quattro.

***

ADEMÁS En el Twitter de @Autoblogcomar

 

 

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com