Toyota Argentina anunció hoy que sus modelos Etios y Corolla tendrán control de estabilidad (ESP) de serie “en el corto plazo”. Este dispositivo de seguridad, recomendado por las Naciones Unidas por su eficiencia comprobada para prevenir accidentes, hoy no está disponible en ninguno de esos modelos. Ni siquiera como opción.

La noticia se conoció esta mañana, durante una rueda de prensa de presentación del Etios 2016 (ver equipamiento y precios).

La novedad la dieron a conocer Daniel Afione, gerente general de Asuntos Corporativos y Planes de Ahorro de Toyota Argentina (foto de abajo), Diego Prado, director de Asuntos Corporativos (foto de arriba, izquierda), y Juan Alvarado, gerente de Producto (foto de arriba, derecha).

“Es una decisión que ya está tomada y, tal como hicimos el año pasado con la Hilux, la idea es que cuando Toyota incorpora un dispositivo de seguridad, esté disponible de serie en toda la gama, no sólo en las versiones más equipadas”, detalló Alvarado.

Autoblog tiene la política editorial no recomendar autos del Segmento C sin ESP y, por ese motivo, hasta ahora en el Corolla siempre mencionamos como principal defecto a ese faltante de seguridad (leer crítica). En el lanzamiento del Etios 2016 también mencionamos esa contra.

No se precisó cuándo será la fecha del cambio, pero Alvarado aseguró que será “dentro de los próximos dos años”.

El control de estabilidad será obligatorio en la Argentina para todos los nuevos modelos que se lancen a la venta a partir del 1° de enero de 2018 (ver cronograma de nuevas medidas de seguridad en Argentina). El resto de los autos que ya se venían comercializando podrán no ofrecerlo.

Sin embargo, en los últimos tiempos son varias las marcas que comenzaron a incorporarlo, aún cuando no sea obligatorio. Todas las automotrices reconocen el mismo motivo del cambio: son los mismos clientes quienes comenzaron a exigir el ESP.

Para quien no lo conoce, se trata de un dispositivo electrónico de ayuda a la conducción. Cuenta con sensores que detectan una pérdida de adherencia del vehículo o un derrape, y lo corrige de manera automática, aplicando los frenos de manera alternada en las diferentes ruedas.

El Etios 2016 incorpora otros elementos de seguridad, como apoyacabeza y cinturón de seguridad inercial de tres puntos en la plaza central trasera (antes no tenía). También se agregaron los anclajes Isofix para sillas infantiles. En la marca aseguran que, para agregar estos ganchos, se realizó un trabajo de modificación en la estructura del auto. También se homologaron los cambios. “Fue un proceso costoso, pero creemos que había que hacerlo”, aseguró Afione.

Los anclajes Isofix son obligatorios para todos los nuevos modelos lanzados a la venta a partir de enero pasado (ver nota). El Etios no es un nuevo modelo, pero al hacerlo mejoró la seguridad del vehículo. Y, de paso, dejó en evidencia a algunas marcas que encontraron vericuetos de homologación para evitarlos (ver casos de Peugeot 2008 y Renault Duster Oroch).

Para lo que resta del año, el lanzamiento más importante que le queda pendiente a Toyota Argentina es el Yaris. Llegará en el último trimestre. Este modelo del Segmento B (chico) vendrá importado de Tailandia y se posicionará en precio entre el Etios y el Corolla.

Tendrá el mismo motor del Etios 2016: 1.5 16v Dual VVT-i de 103 caballos. En Chile ya se ofrece con caja manual o automática.

El Yaris se ofrecerá sólo con carrocería Hatchback (cinco puertas). Su posicionamiento en precio será más elevado que el Etios debido a que pagará un arancel aduanero del 35%, por tratarse de un producto extra-Mercosur. En caso de que se detecte una mayor demanda, Toyota podría analizar la posibilidad de producirlo en Brasil.

La rueda de prensa de presentación del Etios 2016 culminó con cada medio llevándose una unidad para realizar pruebas de manejo. Sobre eso ampliaremos mañana en Autoblog.

C.C.

***

Los Toyota Etios y Corolla tendrán ESP “en el corto plazo”
Daniel Afione destacó los refuerzos estructurales que recibió el Etios 2016 para sumar los anclajes Isofix para sillas infantiles.